UE, OCDE y CEPAL otorgan financiamiento según indicadores de desigualdad

25 Mayo 2018

La Unión Europea (UE), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) firmaron un acuerdo de cooperación financiera para países de renta media. El acuerdo se celebró durante la Asamblea Anual de la CEPAL, realizada entre el 7 y 11 de mayo en La Habana (Cuba). La secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, declaró que el acuerdo constituye un “salto copernicano” en la cooperación para el desarrollo, ya que esta ha dejado tradicionalmente de lado a los países “en transición”.

 

El concepto articulador del 37mo período de sesiones de la CEPAL fue el de la ineficiencia de la desigualdad: los participantes urgieron a tomar conciencia que la desigualdad no solo es injusta, sino también ineficiente e insostenible económicamente. En este sentido, se entiende que el foco de los problemas de desarrollo de la región no se sitúa solamente en los niveles de ingreso de sus países, sino también en la desigualdad económica existente. América Latina se caracteriza por tener países con una renta per cápita media-alta -entre 4.126 y 12.745 dólares- y, simultáneamente, niveles de desigualdad promedio similares a los de África Subsahariana y sensiblemente superiores a los de los países de la OCDE (coeficientes de Gini de 0,5, 0,45 y 0,3 respectivamente, donde cero es la mayor igualdad y uno la mayor desigualdad).

 

En tanto que el nivel de ingreso per cápita constituye el principal criterio utilizado para asignar los recursos financieros de cooperación para el desarrollo, la ayuda oficial al desarrollo dirigida a América Latina se ha reducido, en términos relativos, desde 1987 hasta la fecha. El resultado: un reducido grupo de países de la región puede recibir la ayuda de fondos de cooperación. Por ejemplo, basándose en el tradicional indicador de ingresos, la UE retiró en 2009 a casi todos los países de América Latina de sus programas bilaterales de cooperación.

 

La CEPAL viene señalando esta limitación de los sistemas de ayuda oficial hace diversos años. En esta ocasión, Alicia Bárcena pudo firmar, junto a Stefano Manservisi (director general de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea) y Mario Pezzini (director del Centro de Desarrollo de la OCDE) la creación de un instrumento regional denominado “Facilidad para el Desarrollo en Transición”. Con el aporte de 16 millones de euros -9,5 por parte de la UE y 6,5 entre OCDE y CEPAL- se financiarán diversas políticas públicas en países de renta media que permitan cumplir con los 17 Objetivos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

 

Teniendo en cuenta los alentadores pronósticos de crecimiento regional para 2018 (véase  Boletín de Noticias Puentes), restará observar si el concepto de “desarrollo en transición” implementado en la iniciativa anteriormente mencionada se comienza a propagar en los restantes esquemas de ayuda oficial al desarrollo.

 

Reportaje ICTSD

 

Otras fuentes consultadas:

 

CEPAL. Unión Europea, OCDE y CEPAL suscriben acuerdo para la facilitación del desarrollo de los países en transición. (07/05/2018).

 

Inter Press Service. América Latina repiensa su desarrollo para afrontar la desigualdad. (09/05/2018).

 

23 Mayo 2018
Sectores de la salud y la industria farmacéutica de América Latina y de Europa han reiterado los riesgos que supone la firma de un tratado de libre comercio entre el Mercado Común del Sur (MERCOSUR)...
Share: 
31 Mayo 2018
En un estudio sobre el estado de la integración regional en América Latina y el Caribe, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) propuso dejar atrás el actual entramado de acuerdos comerciales...
Share: