TISA, TTIP y RCEP buscan concluir en 2016; atención puesta en servicios

15 Marzo 2016

La gobernanza del comercio de servicios podría ver cambios significativos este año debido a que varias iniciativas comerciales han confirmado, por separado, sus deseos por alcanzar este año un acuerdo final.

 

En recientes semanas, tres de las principales negociaciones a nivel global que actualmente se están llevando a cabo –Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP), Asociación Económica Integral Regional (RCEP) y el Acuerdo sobre Comercio de Servicios (TISA, todos por sus siglas en inglés)– han establecido un escenario para acelerar las conversaciones.

Por su parte, el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) ha entrado en la etapa de ratificación y cabe mencionar que un tercio de sus 30 capítulos refieren de manera directa o indirecta a aspectos ligados a servicios.

Los cuatro procesos mencionados cubren cerca de un tercio de los países del mundo y representan la mayor parte del comercio y la producción a nivel global. Junto con su peso comercial, dichos procesos han llamado la atención debido al lento progreso de las negociaciones a nivel multilateral. De hecho, la propia Ronda de Doha enfrenta un futuro incierto, en tanto en la última reunión ministerial los delegados acordaron precisamente estar en desacuerdo sobre los temas a seguir discutiendo (ver Puentes, diciembre 2015).

A diferencia de TISA, que se enfoca exclusivamente en servicios, el TTIP y el RCEP abordan servicios además de otras áreas de las negociaciones internacionales. Estos megaacuerdos, junto con el TPP, son amplios y ambiciosos y abordan los servicios de manera profunda a fin de facilitar las operaciones ligadas a las cadenas globales de valor.

Dichos acuerdos cubren no solo barreras al comercio, sino además inversiones para bienes y servicios. De igual manera incluyen la eliminación de aranceles, cooperación regulatoria y el mejoramiento de normas ligadas a la propiedad intelectual, inversiones, trabajo y medio ambiente.

Plan de trabajo acordado
En febrero pasado, los 23 participantes del acuerdo TISA acordaron un plan de trabajo que buscaría llegar a un acuerdo final este 2016. De acuerdo a un reporte de la Comisión Europea, el plan buscaría acordar aspectos claves para julio de este año y finalizar el resto del acuerdo hacia septiembre.

De acuerdo al reporte, los participantes están cada vez más cerca de un acuerdo en áreas sensibles como telecomunicaciones, comercio electrónico y localización, además del modo 4. También se dieron negociaciones sobre servicios financieros y transparencia, además de conversaciones de orden bilateral sobre acceso a mercado.

La pasada reunión de febrero marcó la decimosexta reunión formal del acuerdo TISA, iniciativa iniciada en marzo de 2013. El grupo en cuestión, 23 miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) –contando a la Unión Europea (UE) como uno–, representa el 70% del comercio mundial en el sector, está abierto a otros miembros de la OMC y busca liberalizar el comercio de servicios ante dos décadas de retraso por parte del sistema multilateral en relación a los servicios.

Mientras que los participantes de las negociaciones TISA han reconocido el vínculo con el Acuerdo General sobre Comercio de Servicios (AGCS) de la OMC, también han hecho notar que el comercio de servicios ha avanzado significativamente desde la entrada en vigor del acuerdo multilateral.

El acuerdo TISA busca abordar nuevas y mejores normas, tales como comercio transfronterizo de servicios, inversiones, servicios financieros, comercio electrónico, transporte marítimo y aéreo, transporte terrestre y servicios logísticos, servicios de entrega, servicios de energía, reconocimiento mutuo, regulaciones domésticas, transparencia, contratación pública, políticas de competencia y pequeñas y medianas empresas.

En cuanto a la modalidad de negociación, esta sigue un modelo híbrido, acordando compromisos de trato nacional bajo un acercamiento de lista negativa y acceso a mercado bajo una lista positiva.

La próxima reunión será presidida por Australia durante la segunda semana de abril, mientras que habrán dos revisiones vinculadas a las ofertas de acceso a mercado en mayo y en octubre.

Negociaciones RCEP
Las conversaciones del RCEP incluyen a 16 países en total: Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia, Vietnam –estos miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean)– Australia, China, Corea del Sur, Japón, India y Nueva Zelandia.

Dicho grupo comprende países en desarrollo, desarrollados y economías emergentes, como China e India, que por lo pronto no son parte de ninguna otra negociación megarregional.

La negociaciones de este conjunto, el cual constituye un tercio del producto interno bruto mundial, 20% del comercio mundial de servicios y la mitad de la población global, fueron lanzadas en noviembre de 2012 para lograr un acuerdo integral y de alta calidad que elimine las medidas restrictivas y discriminatorias del mundo del comercio de bienes y servicios.

Respecto a esta última área, los principios guía del RCEP señalan que las negociaciones en la materia buscan ser consistentes con el AGCS y que los compromisos serán negociados sobre la base del AGCS y los acuerdos de libre comercio de tipo Asean+1, sin excluir sectores o modos en las conversaciones.

Aun cuando no es del todo claro la modalidad que los miembros del RCEP están siguiendo en sus negociaciones, se ha señalado que India y seis países miembros de Asean estarían siguiendo un enfoque de lista positiva.

De acuerdo al gobierno de Australia, las negociaciones sobre el enfoque para la calendarización de los compromisos en servicios e inversiones se llevaron a cabo en la cuarta ronda de negociaciones en abril de 2014. Durante la décima ronda, en octubre de 2015 en Corea, las negociaciones sobre el comercio de bienes, servicios e inversiones se habrían intensificado.

Tras la pasada ronda en Brunei (ver Puentes, febrero 2015), la próxima ronda de negociaciones del RCEP será celebrada en abril, en Australia, seguida por otra en junio, en Nueva Zelanda, con la expectativa de seguir avanzando y lograr la firma del acuerdo este año, de acuerdo a las expectativas planteadas por los miembros. Se espera una ronda final en Laos, entre el 28 y 29 de septiembre, coincidiendo con la Cumbre Asean.

Preguntas sobre gobernanza
Los avances mencionados han llamado la atención de la escena internacional debido a la importancia que podrían implicar el fin de dichas negociaciones, tanto por su impacto en empleo, productividad y crecimiento mundial. Varios miembros además participan en más de una meganegociación. Los miembros del TTIP, por ejemplo, participan también del acuerdo TISA, mientras que Japón participa del TPP, del RCEP y del TISA.

Las preguntas se alzan respecto a cómo estas negociaciones impactarán el comercio mundial, no solo en relación al acceso a mercado, pero también respecto a la gobernanza global en servicios, comercio, normas y similares. Esto destaca en el caso del acuerdo TISA, en el que los participantes ya han discutido sobre la posibilidad de multilateralizar el acuerdo.

Traducción y adaptación Puentes. “Services trade in focus as TISA, TTIP, RCEP aim for 2016 conclusion”, Bridges, 3 de marzo 2016.

11 Marzo 2016
Negociadores del acuerdo bilateral entre Estados Unidos y la Unión Europea han reafirmado sus intenciones por concluir las negociaciones este año, siempre y cuando no disminuya la calidad de los...
Share: 
15 Marzo 2016
Los 17 miembros de la OMC, contando a la UE como uno, que actualmente negocian el ABA se reunieron a principios de marzo para discutir los avances y el camino a seguir a fin de liberalizar los...
Share: