Surge acuerdo sobre cambio climático en Durban luego de prolongadas reuniones

13 Diciembre 2011

A pesar de encontrarse al borde del colapso en las primeras horas de la mañana del domingo pasado, los negociadores en la 17a. Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) lograron encontrar una base común suficiente para llegar a un acuerdo. La decisión pone el mundo en la ruta hacia la negociación de un acuerdo legal en materia de cambio climático que sumará a todos los emisores más importantes, incluyendo los EE.UU., India y China y que entrará en vigor en 2015.

La "Plataforma de Durban de Acción Mejorada" también obliga a las Partes a un segundo compromiso en el marco del Protocolo de Kioto y proporciona un plan para avanzar en la implementación del Acuerdo de Cancún sobre financiamiento a través del Fondo Climático Global (GCF), así como en tecnología, medidas de respuesta, y en la reducción de emisiones derivadas de la deforestación. No obstante, no cumple con las expectativas respecto a la inclusión de la agricultura en acciones de largo plazo, ni en la tasación de las emisiones de carbono del transporte marítimo y aéreo.

Es importante destacar que el acuerdo reafirma el objetivo de topar el calentamiento global a un máximo de 2° C. Sin embargo, hay "preocupación" respecto a que los compromisos actuales no alcanzarán esa meta, por lo que lanza un plan de trabajo que ayudará a mejorar la ambición sobre este tema.

En sus declaraciones a la prensa, prácticamente todos los delegados reconocieron que la nueva plataforma no es perfecta. Gran parte del lenguaje firme y menos ambiguo que muchos países deseaban, fue suavizado y varios puntos de contención fueron subsanados mediante el uso de referencias vagas.

"A nadie le gusta todo de él", dijo Todd Stern, el enviado especial de EE.UU. en cambio climático, con respecto al acuerdo. "Créanme, hay mucho con lo que Estados Unidos no está entusiasmado".

Pero la Presidenta de la COP, la sudafricana Maite Nkoana-Mashabane, recordó a las Partes que la perfección era el objetivo, pero que no un requisito.

"Creo que todos nos damos cuenta de que [los textos] no son perfectos", dijo. "Pero no debemos permitir que lo perfecto sea enemigo de lo bueno y lo posible".

Al llegar a Durban hace dos semanas, la Unión Europea (UE) había estado presionando para obtener un nuevo tratado jurídicamente vinculante para el año 2015 que abarcara a todos los principales emisores. Para ello, el bloque de los 27 países manifestó que endosaría un segundo periodo de reducción de emisiones bajo el Protocolo de Kioto.

El secretario en materia de cambio climático del Reino Unido, Chris Huhne, elogió el acuerdo calificándolo como un "paso significativo" que envía un fuerte mensaje a los empresarios e inversionistas sobre la necesidad de avanzar hacia una economía baja en carbono.

El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, también acogió con satisfacción el acuerdo, diciendo que el pacto alcanzado por los 194 miembros de la Convención fue un importante paso hacia adelante.

"La decisión de emitir un protocolo u otro instrumento jurídico aplicable a todas las Partes de la CMNUCC es esencial para estimular una mayor acción y para elevar el nivel de ambición y la movilización de recursos para responder a los desafíos del cambio climático", declaró Ban en un comunicado.

¿Protocolo de Kioto?

No hay duda de que el mayor desafío al inicio de las negociaciones de Durban era el futuro del Protocolo de Kioto. El primer período de aplicación - o "período de compromisos" en la jerga climática - del Protocolo inició en 2008 y terminará a finales del próximo año. Con la pronta llegada del año 2012, los países en desarrollo han estado presionando a todas las Partes para acordar un segundo período de compromisos del Protocolo con la intención de que los países desarrollados sigan vinculados legalmente.

Con Canadá, Japón y Rusia insistiendo en que no iban a firmar a otro período de compromisos, mientras que los EE.UU. ni siquiera han ratificado el acuerdo, los eventuales avances en el Protocolo quedaron exclusivamente en manos de la UE. Pero al final, Kioto resultó ser el elemento de negociación que puso en marcha la nueva ruta en esta materia.

Connie Hedegaard, comisaria europea sobre cambio climático, dijo que estaba dispuesta a ofrecer a los países en desarrollo lo que buscaban sólo si ellos estaban de acuerdo en estar "legalmente obligados" a un nuevo acuerdo hacia 2020. "Necesitamos claridad... necesitamos comprometernos", recalcó en las últimas horas de la reunión de Durban. "La UE ha demostrado paciencia durante muchos años. Estamos casi listos para continuar solos en un segundo período de compromisos. No pedimos demasiado del mundo, sino que después de este segundo periodo todos los países estén jurídicamente obligados".

Pero la resistencia permaneció hasta los últimos minutos.  Después de los intentos de mediación de la Presidenta de la COP, la UE y la India llegaron a un acuerdo sobre la naturaleza del producto final de la reunión, cambiando la frase "resultado legal" en el proyecto inicial de la Plataforma de Durban por "resultado acordado con fuerza jurídica en virtud de la Convención aplicable a todas las Partes". Este lenguaje más sutil calmó las inquietudes de la India, que no deseaba firmar un acuerdo que impida su desarrollo.

El acuerdo representa sin duda un gran avance, pero algunos grupos ambientalistas están cuestionando el valor de un segunda versión de Kioto - apodado por algunos KP2 - que no incluye a los EE.UU., Canadá, Japón y Rusia. El texto es también un tanto ambiguo sobre si el Protocolo se extenderá a 2017 o 2020, dejando la decisión final en manos de la COP 18, que tendrá lugar el próximo año en Doha, Qatar.

Fondo Climático Verde

Durban también presentó progresos en el Fondo Climático Verde. Como se esperaba, en el texto se aprueba el instrumento de gobierno, que establecerá una junta de 24 miembros, compuesta por un número idéntico de países desarrollados y países en desarrollo. El texto también exige que los miembros cuenten con la financiación necesaria y la experiencia y habilidades en cambio climático; asimismo señala que debe mantenerse un equilibrio de género.

Es importante destacar que el Banco Mundial (BM) será el administrador provisional del Fondo durante los tres primeros años una vez que sea operativo. Washington había estado presionando para que el BM jugara ese papel de manera permanente, sobre la base de que el Fondo debía ser dirigido por una organización internacional con experiencia global en el manejo de recursos.

Medidas de respuesta

La 17a. Conferencia de las Partes también tuvo avances en el tema de las medidas de respuesta. El texto del acuerdo establece un foro que adoptará un programa de trabajo sobre el impacto de la aplicación de las medidas de respuesta - las acciones adoptadas por los países para combatir el cambio climático - y la consolidación de todos los debates en torno a esta cuestión bajo el marco de la CMNUCC.

El impacto de las medidas de respuesta, principalmente asociado con las posibles consecuencias que una disminución en el uso de combustibles fósiles desencadenará en los países productores de petróleo, se ha convertido en un tema candente para muchos países en desarrollo, que argumentan que las repercusiones económicas y sociales se notarán en otros sectores o en toda la economía.

Si bien hubo una clara división entre países desarrollados y en desarrollo, la brecha más notable se evidenció entre los EE.UU. y el G77 y China. Algunos observadores especularon que las medidas de respuesta estaban siendo omitidas intencionalmente por algunas Partes, y que podrían ser utilizadas como moneda de cambio en otros debates. En un momento dado, el Presidente del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT) expresó su frustración ante una solicitud de los EE.UU. para negociar el tema con colegas que trabajan en Acción de Cooperación a Largo Plazo, recordando a los delegados que las medidas de respuesta no se estaban negociando bajo un grupo de trabajo ad hoc.

La decisión final sobre el tema adopta un programa de trabajo y llama a la creación de un foro sobre el impacto de las medidas de respuesta que será convocado por los presidentes de ambos órganos subsidiarios, el OSACT y el Órgano Subsidiario de Implementación. Estos organismos examinarán sus resultados en la 19a. Conferencia de las Partes, a celebrarse en  2013.

Mientras que otros temas comerciales - incluyendo agricultura y los combustibles búnker, combustibles utilizados en el transporte marítimo y la aviación - no pudieron lograr ningún avance significativo en Durban, en materia tecnológica sí hubo progresos considerables como se verá a continuación.

Transferencia tecnológica

Los negociadores de Durban también fueron capaces de avanzar en el proceso de hacer operativo el Mecanismo de Tecnología, que fue esbozado en las reuniones del año pasado en Cancún.

Las conversaciones en torno al mecanismo tecnológico abordaron una variedad de temas, incluyendo la no definida relación entre los dos principales órganos del Mecanismo - el Comité Ejecutivo de Tecnología (TEC) y el Centro y Red de Tecnología del Clima (CRTC).

Este conflicto se resolvió mediante el establecimiento de un sistema de informes conjuntos entre el TEC y el CRTC a la COP. Mientras que los países en desarrollo querían que el TEC proporcionara orientación y supervisión al CRTC, finalmente esto no se reflejó en el texto final sobre el mecanismo.

Durban también fue testigo de la aprobación de los términos de referencia del CRTC, donde se abordó la gobernabilidad a través de la definición de un órgano consultivo que informa a la Conferencia de las Partes.

Aunque las cuestiones sobre propiedad intelectual fueron planteadas varias veces en el contexto de los debates de tecnología, particularmente por los países en desarrollo, ya no figuraron en el texto definitivo.

¿Un acuerdo monumental?

Poco después del cierre de la reunión sobre el cambio climático en Sudáfrica, es difícil saber cómo será recordada esta Conferencia de las Partes. Aunque muchos de los asistentes señalaron que la logística del evento mejoró en comparación con Cancún, hubo algunos contratiempos.

El encuentro será sin duda recordado por el uso de las "indabas" - inspiradas en costumbres tribales de Sudáfrica - para generar discusión de alto nivel sobre temas importantes. Aunque este proceso fue útil para allanar problemas del "panorama general", un delegado comentó que también restó una importante cantidad de tiempo valioso de los ministros que podrían haber utilizado para avanzar en los textos individuales. Otro negociador dijo que este fue el motivo por el cual la reunión se extendió de manera extraordinaria por largas horas.

Hubo también un profundo sentido de la confusión que nubló la mayor parte de las dos semanas de negociaciones debido a la poca información sobre las conversaciones que se desarrollaban. Esta atmósfera se intensificó el jueves, viernes y sábado, pues los periodistas y otros observadores continuamente se preguntaban unos a otros si han oído algo.

El silencio ensordecedor de la Conferencia de las Partes se profundizó la noche del viernes, cuando muchos de los presentes abandonaron el lugar poco antes de medianoche sin saber qué esperar para el sábado.

A pesar de estos inconvenientes, el proceso fue guiado hasta el final con Sudáfrica a la cabeza. Después de tres noches en vela de arduo trabajo, la Convención ha demostrado que el proceso multilateral sigue vivo y es capaz de conseguir progresos colectivos. De hecho, lo que parecía imposible sólo tres semanas atrás - a saber, la extensión del Protocolo de Kioto y un plan para vincular legalmente a todos los emisores, tradicionales y emergentes - finalmente fue posible a gracias a arduos esfuerzos y hábil diplomacia.

Un largo y complicado camino se trazó en Durban. Pero sólo hasta que se produzca una reducción efectiva en el calentamiento global y se cumpla cabalmente con el proceso multilateral, estaremos en condiciones de declarar que la 17a. Conferencia de las Partes triunfó y no solamente evitó el fracaso y la reprobación internacional.

Todas las decisiones adoptadas en el marco de la COP 17 pueden consultarse aquí.

7 Diciembre 2011
Estimado (a) Lector (a), Una ocasión más, ministros, delegados y sociedad civil de todas las latitudes se encuentran para tratar de llegar a soluciones multilaterales para combatir el cambio...
Share: 
15 Diciembre 2011
Ministros de comercio de todo el mundo están arribando a Ginebra esta semana para la Octava Conferencia Ministerial de la OMC (CM8), durante la cual revisarán las actividades de la organización y le...
Share: