Puentes Diario de Varsovia #2 | Control de pérdidas y daños en Varsovia

25 Noviembre 2013

Para ver el texto en PDF de Puentes Diario de Varsovia 2, haga clic aquí.

Como se esperaba de cara a la Conferencia de las Partes (COP) 19 de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), la cuestión sobre el financiamiento fue a lo que más se le prestó atención en Varsovia, Polonia. Las grandes diferencias respecto a cómo financiar la transición hacia una economía baja en emisiones de carbono y los efectos catastróficos del cambio climático, primordialmente entre países desarrollados y países en desarrollo, fueron tan grandes que estos últimos abandonaron las negociaciones en son de protesta el 20 de noviembre.

 

Al final, los países lograron llegar a un acuerdo en la noche del 23 de noviembre luego de más de 38 horas de negociación. Muchos de los involucrados en el proceso se mostraron críticos con el acuerdo final, ya que se necesitó un lenguaje un tanto comprometedor y ambiguo para que los participantes clave en las negociaciones lo aprobaran.

Los 195 países que forman parte de la CMNUCC se reunieron del 11 al 22 de noviembre en Polonia para tratar de lograr progresos en las negociaciones a fin de concluir un acuerdo internacional para la lucha contra el cambio climático en 2015, el cual entraría en vigor en 2020.

Un día después del éxodo de los países en desarrollo, varios de los grupos ecologistas más importantes siguieron el ejemplo, incluidos Greenpeace, WWF, Oxfam, 350.org y Friends of the Earth. Simbólicamente, al devolverle sus insignias a Naciones Unidas a su salida del estadio de Varsovia, los grupos de la sociedad civil expresaron que debido a la lentitud y a la falta de ambición en las negociaciones no se llegará a un acuerdo a tiempo para la COP 21, que se celebrará en París en 2015.

La atmósfera, notablemente tranquila y sombría tras la salida de la mayoría de los grupos de la sociedad civil, se interrumpió la noche del viernes, cuando un pequeño grupo restante de ecologistas comenzó a cantar en protesta al lento ritmo de las negociaciones. El ruido, que hacía difícil escuchar los debates en la sesión plenaria, coincidió con el fracaso de las conversaciones, donde muchos expresaron que ya estaban en un punto en donde todo apuntaba a que se iba a llegar a una conclusión final aun cuando esta fuera débil.

La jefa de la delegación de Venezuela, Claudia Salerno, censuró a la comisionada de Acción por el Clima de la Unión Europea (UE), Connie Hedegaard, por los comentarios que hizo a los medios de comunicación. Hedegaard había señalado que los pequeños Estados insulares, muchos países de África e incluso los Estados Unidos (EE.UU.) estaban participando de forma constructiva, pero se mostró crítica con el Grupo de Miembros Afines (LMG, por sus siglas en inglés) de países en desarrollo, que incluye a China, India y Venezuela, manifestando que a ellos les gustaría volver a establecer una "muralla" que ya se había desmantelado.

"Al ir a los medios de comunicación y atacar a las otras partes negociadoras, la comisionada de la UE está dañando seriamente la confianza y credibilidad del entorno", dijo Salerno. "Nos vemos obligados a responder a los medios de comunicación sobre sus acusaciones debido a la gravedad de las mismas. Si este proceso resulta perjudicado en este último día a causa de esta increíble imprudencia de Connie Hedegaard, tendrá que asumir la responsabilidad de los daños que sufra esta conferencia".

Al final se tranquilizó el ambiente, posiblemente debido a la fatiga de la maratónica última sesión de negociaciones y se aprobó un acuerdo que obliga a todos los países a preparar y presentar sus metas nacionales para el primer trimestre de 2015. La cuestión de las metas nacionales fue un requisito fundamental establecido por los EE.UU. y otros países desarrollados, los cuales quieren estar seguros de que todos los países se preparan para participar en la reducción de emisiones nacionales en cualquier acuerdo global. China, India, Venezuela y otros se opusieron firmemente a establecer metas para los países en desarrollo en los últimos momentos de los debates.

Mecanismo sobre pérdidas y daños
Uno de los obstáculos más importantes en Varsovia fue el tema de "pérdidas y daños", que se incluyó en el lenguaje del paquete de Doha al final de la COP 18. El texto aboga por el establecimiento de "arreglos institucionales", que no se especifican, para ayudar a los países en desarrollo a enfrentar los resultados de los extremos eventos climáticos, como el tifón Haiyan. El desastre en Filipinas se refirió constantemente en las negociaciones de Varsovia como un ejemplo del aumento de la frecuencia y gravedad de los desastres relacionados con el clima.

Los países en desarrollo insistieron en que el problema de las pérdidas y daños era una cuestión altamente preocupante para ellos y que la adición de un mecanismo de compensación era fundamental para seguir adelante. Los países desarrollados, sobre todo los EE.UU., manifestaron que no aprobarán mecanismo alguno que vuelva a los países ricos responsables de los efectos de los desastres naturales.

Un lenguaje más suavizado dio suficiente libertad para asumir compromisos, aunque muchos negociadores reconocieron que este acuerdo no es lo ideal. Los países que son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático expresaron su profunda preocupación por la falta de un consenso sobre este desafío.

El nuevo "mecanismo internacional de Varsovia" tendrá como objetivo aumentar la acción y el apoyo en lo que respecta a pérdidas y daños, mejorar el conocimiento y fortalecer la coordinación, aunque aún no está claro cómo va a funcionar.

Buenas noticias para los bosques
Las noticias positivas de Varsovia llegaron en forma de un paquete de medidas que proporcionarán pagos basados en los resultados de los países en desarrollo en relación a la conservación de los bosques. El acuerdo representa un gran avance después de años de trabajo sobre el tema, en que los donantes han estado tratando de encontrar las normas apropiadas que les permitan verificar la reducción de emisiones a través de dicho esquema.

Alemania, Noruega, el Reino Unido y los EE.UU. acordaron un paquete de financiamiento por US$ 280 millones destinados al uso sustentable del suelo. El plan, conocido como la Iniciativa del Fondo Biocarbono para Paisajes Sustentables de Bosques, tiene como objetivo fomentar el uso sustentable de la tierra y asegurarse de que menos bosques se pierdan a causa de la agricultura. El Fondo persigue impulsar los esfuerzos dirigidos a la Reducción de Emisiones derivadas de la Deforestación y Degradación Forestal en los Países en Desarrollo y medidas forestales adicionales (REDD+), lo que se ha estado negociando desde hace más de seis años, pero nunca se ha implementado.

En las horas finales de la conferencia, los países también lograron alcanzar un acuerdo que ayudará a establecer un marco para que REDD+ pueda avanzar. El Marco de Varsovia para REDD+, como se le ha llamado, esencialmente completa las reglas necesarias para poner en práctica el esquema.

Extensión del foro de medidas de respuesta
Un "taller" dentro del Foro sobre Medidas de Respuesta, facilitado por el presidente del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (SBSTA, por sus siglas en inglés), Richard Muyungi, y por el presidente del Órgano Subsidiario de Ejecución (OSE), Thomasz Chruszczow, tuvo lugar el martes 12 de noviembre.

El mandato de dos años del Foro, que se estableció en la COP 17, en Durban, para debatir los efectos no deseados de las medidas que los países toman para mitigar el cambio climático, fue uno de los temas centrales de discusión en Varsovia. Si bien las Partes difieren respecto a la forma más apropiada del Foro, todos coincidieron en que cumplió una función útil y que debe continuar.

Sin embargo, el texto final presentado al Presidente de la COP en Varsovia fue rechazado en última instancia por el G77 y China, que querían que se hiciera mención a un "mecanismo". Dicho mecanismo, en teoría, funcionaría como una herramienta para compensar a los países afectados negativamente por las acciones de mitigación, como aquellos que enfrentan mayores costos de exportación por la inclusión de la aviación en el régimen de comercio de emisiones de Europa.

No obstante, los países desarrollados ven solamente al Foro como un lugar para el debate de estas cuestiones. La falta de consenso sobre el futuro del mismo implica que el asunto se abordará en la próxima reunión de los órganos subsidiarios de la CMNUCC, muy probablemente en las sesiones de medio término de la CMNUCC en junio de 2014 en Bonn, Alemania.

Temas agrícolas en la mira
Un taller sobre los aspectos técnicos y científicos en que el cambio climático podría afectar la adaptación en el sector agrícola se realizó durante la primera semana de las reuniones. Algunos expertos han pedido a la CMNUCC que trate aspectos de agricultura en las negociaciones, tales como las amenazas potenciales a la producción de alimentos, pero hasta ahora no se les ha prestado mayor atención.

La participación en temas de agricultura y seguridad alimentaria en el taller del 12 de noviembre fue positiva, aunque las aristas comerciales estuvieron notoriamente ausentes de los debates. Se escucharon presentaciones por parte del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación y varios delegados de los gobiernos.

La discusión puso de manifiesto la sofisticación técnica y analítica que acompaña estos asuntos, donde los países parecieron estar yendo un poco más allá de sus posiciones tan polarizadas.

Próximos pasos
El año que viene revelará mucho más sobre las reales posibilidades de un acuerdo en París, en 2015. Las Partes ahora tendrán que regresar a sus capitales y preparar sus metas nacionales, lo que probablemente conllevará un proceso largo y complejo.

Las Partes retomarán las negociaciones formales en su reunión ordinaria a mediados de año en Bonn. La ONU celebrará en septiembre una Cumbre del Clima extraordinaria con los líderes mundiales a petición del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Consciente de la lentitud del progreso con respecto a la fecha límite, Ban pretende dar el impulso impostergable para proseguir hacia la COP 20, en la capital de Perú, y concretar un acuerdo en París.

El ministro de Medio Ambiente peruano, Manuel Pulgar-Vidal Otalora, dijo que la COP 20 será diferente en espíritu a la COP 19. Pulgar-Vidal señaló que su país no tiene intenciones de celebrar una cumbre paralela de combustibles fósiles, una crítica dirigida a Polonia, dependiente del carbón, que programó la Cumbre Internacional de la Asociación Mundial del Carbón de forma que coincidiera con la COP de este año en Varsovia.

18 Noviembre 2013
A solo un par de semanas de la próxima Conferencia Ministerial en Bali, Roberto Azevedo ha extendido el plazo de negociación a fin de asegurar un resultado exitoso ante las diferencias planteadas por...
Share: 
27 Noviembre 2013
Perspectivas agrícolas OCDE-FAO 2013-2022 Este trabajo de la FAO y de la OCDE presenta proyecciones sobre los principales productos agrícolas y los biocombustibles y ofrece una atención especial a...
Share: