Puentes Daily Update #7 | Miembros tienen reacciones ambivalentes ante propuesta de Lamy; y toman pasos adelante en servicios

27 Julio 2008

Los Miembros de la OMC tienen reacciones ambivalentes respecto al paquete de compromiso para las reducciones arancelarias y de subsidios que fue presentado este viernes por el Director General, Pascal Lamy. La mayoría manifestó que podría ser el punto de partida para las discusiones que hagan posible llegar a acuerdos en agricultura y bienes industriales. A pesar de ello, hubo marcadas diferencias sobre las modificaciones que serian necesarias.

Durante este sexto día de discusiones y en lo que concierne a servicios, algunos países 'indicaron' hasta qué punto estarían dispuestos a abrir sus sectores a la competencia como parte de un acuerdo multilateral de comercio.

Mientras tanto, las delegaciones continuaron sus consultas sobre un número de asuntos que están fuera del compromiso de Lamy, pero que de todas formas tendrían que ser resueltos antes de que los acuerdos de 'modalidades' sean concretados.

Reacciones ambivalentes ante la propuesta de Lamy

Durante la reunión del Comité de Negociaciones Comerciales (CNC) del sábado por la mañana, más de 30 delegaciones compartieron sus reacciones respecto a la propuesta de Lamy. El vocero de la OMC, Keith Rockwell, informó que la mayoría de las delegaciones que habían tomado la palabra expresaron que el paquete era un documento de trabajo aceptable para continuar con las negociaciones, a pesar de que no estuvieran satisfechos con cada uno de los puntos.

El Comisario de Comercio de la Unión Europea (UE), Peter Mandelson, dijo a los reporteros que el paquete de compromiso tiene "el potencial de ofrecer algo cercano al equilibrio que consideramos debe estar al centro de esta Ronda". Mandelson, cuyas posiciones de negociación han sido fuertemente criticadas por Francia y otros países europeos, resaltó que tiene el apoyo de los miembros de la UE para buscar un acuerdo sobre la base de la propuesta de Lamy.

Algunas delegaciones fueron más críticas, como por ejemplo, Argentina. Néstor Stancanelli, negociador de alto rango de ese país, comentó que el paquete que está sobre la mesa tendrá que experimentar "cambios significativos" antes de que un acuerdo de modalidades sea posible.

Argentina se ha estado quejando de que los proyectos de texto en agricultura y acceso a mercados no agrícolas (AMNA), de los cuales surgió el compromiso de Lamy, requieren que los países en desarrollo reduzcan sus aranceles industriales en márgenes que son desproporcionados con las ofertas que los países ricos han lanzado en materia agrícola. El proyecto más reciente de AMNA contenía una excepción por la que se permitiría que Argentina, conjuntamente con Uruguay y Paraguay, exentaran una alta proporción de sus importaciones manufactureras respecto a las reducciones arancelarias generales aplicables a los países en desarrollo.

El coeficiente de 8 para los países industrializados haría posible la reducción de aranceles de EE.UU. y la UE en un 42 por ciento. Sin embargo, para Argentina, un coeficiente de 20, alternativa que encuentra dentro de las opciones de 'escala móvil', implicaría una reducción media de 60 por ciento de sus techos arancelarios. Stancanelli agregó que por lo tanto se trata de una "no reciprocidad plena pero inversamente aplicada".

En materia de agricultura sugirió algo similar. El tope propuesto de US$14.5 mil millones para los subsidios agrícolas estadounidenses que causan distorsión al comercio, permitiría que Washington efectuara pagos duplicados respecto a sus niveles actuales, enfatizó. Además, la reducción del 70 por ciento que los países en desarrollo tendrían que realizar a sus aranceles más elevados era más benévola que los coeficientes de AMNA que tendrían que aplicar estos países: tal reducción sobre un arancel agrícola de 85 por ciento tendrían un efecto equivalente a un coeficiente de 36, advirtió; y para un arancel de 150 por ciento, el coeficiente sería de 64.

Stancanelli señaló además que el 4 por ciento de los productos agrícolas que los países industrializados designarían como 'sensibles', cubrirían la mayoría de las exportaciones argentinas hacia esos países, y que el valor de los contingentes expandidos de importación para esos bienes básicos estaría comprometido al permitir que los importadores determinen protección en algunos productos específicos.

India expresó "serias preocupaciones" acerca de los números sugeridos por Lamy, aunque agregó que algunas de las partes "dan una base para la discusión". Sus objeciones más fuertes fueron respecto a los remedios bajo el mecanismo de salvaguardia especial (MSE). De acuerdo con la propuesta de Lamy, se permitiría aplicar remedios bajo el MSE que excedan los niveles arancelarios consolidados actuales - una de las demandas clave para India y otros integrantes del G-33 - pero sólo cuando los volúmenes de importación aumenten en un 40 por ciento o más. Los remedios serian topados a un 15 por ciento por encima del nivel consolidado. Además, en un año determinado, los aranceles MSE podrían sobrepasar los techos arancelarios por únicamente 2.5 por ciento de las líneas arancelarias.

El criterio del 40 por ciento "simplemente no es aceptable", dijo India, alegando que en el momento en que el aumento de las importaciones tome esa magnitud, ya habrían dañado a los medios de subsistencia de los agricultores más vulnerables. India está desconforme con el tope en los remedios y con la limitante del 2.5 por ciento, pues considera que "son muy bajos".

En AMNA, la propuesta de Lamy para compensar a los países en desarrollo que participen en iniciativas sectoriales de liberalización con un tratamiento arancelario más permisivo en otros sectores, era "muy prescriptiva". Esas fueron las palabras del Ministro Kamal Nath, resaltando que dichas iniciativas suponen ser voluntarias. India agregó que estaba dispuesta a negociar "números razonables" para la cláusula de anti-concentración, advirtiendo que era una "concesión mayor" en vista de las preocupaciones de la industria india.

Según informó el diario indio The Economic Time, el Ministro de Agricultura de Japón, Masatoshi Wakabayashi, dijo el sábado en la noche a periodistas de su país que estaba muy insatisfecho con la propuesta de Lamy, principalmente respecto al número de productos sensibles.

El Ministro de comercio de Sudáfrica, Mandisi Mpahlwa, comentó que "en este momento el paquete no refleja las necesidades de Sudáfrica", principalmente con relación a bienes industriales.

Muestra de algunas ‘señales' en la liberalización de los servicios

Funcionarios de distintos países expresaron satisfacción luego de la ‘conferencia indicativa' sobre la liberalización del comercio de servicios, la que se llevó a cabo este sábado. En la reunión que contó con la participaron de la mayoría de los países desarrollados y los países en desarrollo más grandes, los asistentes indicaron los sectores en los cuales estarían dispuestos a llevar a cabo compromisos de liberalización.

"Las indicaciones que enviaron fueron magnificas", dijo el Embajador de México, Fernando de Mateo, quien preside las negociaciones de servicios en la OMC. De Mateo manifestó que se enviaron indicaciones a todos aquellos sectores en los que los países habían hecho solicitudes de acceso a mercados.

Originalmente la reunión fue iniciativa de los países desarrollados como la UE y EE.UU., pero también de India, quien ha manifestado su conformidad con la liberalización de los servicios.

A pesar de que los detalles de los sectores abordados no fueron dados a conocer, los asistentes se mostraron optimistas. La Representante Comercial de EE.UU., Susan Schwab, dijo que la reunión fue un paso positivo hacia adelante.Peter Mandelson, expresó que la reunión fue muy buena, y que vieron algunas señales positivas de parte de India y China.

El Ministro Kamal Nath, les dijo a los periodistas que había habido una buena señal de EE.UU. y de la UE respecto al movimiento transfronterizo temporal de personas físicas (modo 4, en lenguaje de la OMC), así como del suministro transfronterizo de servicios (modo 1). Las dos modalidades de suministro son importantes para el sector de la tecnología de la información de India.

Se espera que las conversaciones sobre los servicios se retomen en otoño, dado que de Mateo programó el 15 octubre como fecha tentativa para que los Miembros presenten sus ofertas revisadas.

Los otros asuntos presentan escaso progreso

Los funcionarios de alto rango han estado trabajando para achicar sus diferencias sobre una gran variedad de temas que no fueron abordados por los parámetros establecidos en el acuerdo de Lamy. En las negociaciones agrícolas, estos temas incluyen al algodón, la erosión de preferencias, los productos tropicales y la simplificación arancelaria. En AMNA, las divisiones persisten respecto a la erosión de preferencias, las disposiciones para los Miembros de reciente adhesión a la OMC, y la solicitud de Venezuela para un trato arancelario más indulgente.

Lamy les recordó a los Miembros durante la reunión matinal del CNC, que esos temas deberán ser abordados antes de que se logre un acuerdo sobre las ‘modalidades' de negociación para agricultura y bienes industriales.

No obstante, funcionarios manifestaron al final de la jornada que los avances que se habían logrado en dichos temas habían sido muy escasos.

La reunión sobre las subvenciones al algodón que se llevó a cabo el sábado por la mañana, y en la que participaron EE.UU., la UE, Brasil y la coalición C-4 (conformada por Benín, Burkina Faso, Chad y Malí) no mostró nada nuevo.

El sábado por la tarde Lamy presidió una reunión con los representantes de varios países de Latinoamérica y con el grupo de África, Caribe y el Pacífico (ACP) con la intención de encontrar un compromiso que zanje el largo conflicto. Los latinoamericanos buscan una reducción arancelaria para los productos tropicales que sea más profunda y más rápida. Los países ACP quieren lo contrario para algunos de esos mismos productos básicos, como el banano y el azúcar, con el objeto de suavizar el efecto causado por la erosión de las preferencias comerciales. A pesar de que los participantes intentaron durante tres horas vislumbrar una solución para el ron, uno de los productos en donde las partes tienen intereses encontrados, no fueron capaces de lograr un acuerdo. Una de las posibilidades discutidas en dicha reunión fue la de aplicar reducciones arancelarias más suaves en un periodo más corto; o por el contrario, cortes más fuertes que sean implementados en un número mayor de años.

Una fuente dijo que las consultas sobre la erosión de preferencias en las negociaciones de AMNA no llegaron a ningún punto. Muy pocos avances se produjeron respecto a las preocupaciones de los países menos adelantados (PMA) de Asia, como Bangladesh, Camboya y Nepal, quienes no gozan de preferencias comerciales por parte de EE.UU.

También parecen estar estancadas las discusiones acerca de la extensión de la protección de las indicaciones geográficas, así como la enmienda a las normas de la OMC sobre propiedad intelectual respecto a las invenciones que contengan elementos de biodiversidad o de conocimiento tradicional. El Ministro noruego, Jonas Gahr Støre, informó al CNC que las posiciones sobre estos dos temas críticos eran diametralmente opuestas, por lo que manifestó que continuaría las consultas durante este domingo.

El proceso a seguir

El cronograma para el domingo ha quedado más bien en el aire, aunque Lamy ha anunciado que no convocaría a la reunión matinal usual del CNC. Fuentes dijeron que podría llamar a una reunión de ministros de los países del G-7, con los cuales se ha estado reuniendo intensivamente desde el miércoles pasado. De ser así, una reunión de 'salón verde' tendría lugar para informar a un grupo representativo de los 35 países sobre dichas consultas; y otra reunión más amplia durante el lunes en la mañana. Una fuente informó que si el avance continúa, se esperarían nuevas versiones revisadas de los proyectos de texto para "principios de la próxima semana", por lo que la conclusión de estas negociaciones podría ocurrir el siguiente martes o miércoles.

26 Julio 2008
Este viernes los sentimientos de decepción y descontento dejaron paso al optimismo, pues posibles proyectos de acuerdos en agricultura y bienes industriales surgieron durante el quinto día de...
Share: 
28 Julio 2008
Durante el domingo 27 de julio los funcionarios abordaron una serie de asuntos en el marco de las negociaciones de la Ronda de Doha, que van desde bananos y algodón hasta la erosión de preferencias y...
Share: