Puentes Daily Update #4 | Día tres de la reunión mini-ministerial: y entonces fueron siete

24 Julio 2008

Siete de las potencias comerciales más grandes se pusieron al frente de las reñidas negociaciones en la OMC ayer miércoles, permaneciendo reunidas hasta tarde en la noche en un intento por encontrar la salida que permita lograr un acuerdo para el comercio de bienes agrícolas e industriales.

"Hicimos progresos, pero no lo suficiente", dijo el Ministro de Comercio de la India, Kamal Nath, luego de la reunión que finalizó a las 3 a.m. Nath agregó que si bien no se avanzó lo suficiente para lograr un acuerdo, tampoco se puede hablar de un fracaso.

El Comisario de Comercio de la Unión Europea (UE), Peter Mandelson, declaró a los periodistas que después de un trabajo muy arduo, algunos asuntos están más cerca de solucionarse, aunque se negó a dar los detalles de tales asuntos.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, lució un poco menos optimista al decir que los temas aún estaban abiertos y que "todavía no había equilibrio".

Australia, Brasil, China, EE.UU., India, Japón y la UE estuvieron discutiendo sobre acceso a los mercados no agrícolas (AMNA) y agrícolas, así como sobre subvenciones causantes de distorsión del comercio (OTDS, por sus siglas en inglés). El Director General de la OMC, Pascal Lamy, quien está presidiendo las consultas, les dijo a los Miembros que necesitaban discutir las cifras para los futuros subsidios, así como los niveles arancelarios propuestos en los proyectos de texto revisados.  

Más allá de la notable adhesión de China, el G-7 está conformado por los seis países que en 2006 tomaron la iniciativa de intentar cerrar un acuerdo sobre las ‘modalidades' de Doha, intento que se desvaneció en Ginebra hace dos años principalmente por las diferencias en materia de subvenciones agrícolas. Brasil, EE.UU., India y la UE intentaron nuevamente destrabar esos asuntos en junio del año pasado en la ciudad de Potsdam, Alemania.

Pero "Ginebra tiene una atmósfera diferente esta vez," dijo Kamal Nath en las primeras horas del 24 de julio, mientras regresaba a la reunión del G-7 luego de una pausa.

Las distintas posiciones fueron delineadas esta semana a través de las reacciones a la nueva oferta presentada este martes por EE.UU., que proponía limitar sus gastos para subvenciones agrícolas causantes de distorsión al comercio en US$ 15 mil millones. Brasil e India dijeron que la oferta era insuficiente, ya que la misma le permitiría a Washington duplicar el gasto para subsidios respecto de los niveles actuales. Según estos dos ministros, dicha oferta no merece el tipo de  reducciones arancelarias que EE.UU. está buscando en los países en desarrollo.

Una fuente sugirió que si EE.UU. bajara aún más el tope para la OTDS la UE podría verse presionada para ofrecer más acceso a sus mercados agrícolas -algo que los Miembros del bloque europeo difícilmente aceptarán-.

Nath: la oferta de Schwab es una señal de "movimiento"

A comienzos del día Nath expresó su aprecio por la oferta de Schwab. El Ministro de la India dijo que se sintió  bastante optimista cuando escuchó la oferta estadounidense. A pesar de que dijo que era una "buena señal", comentó que esperaba muchas más ‘buenas señales', haciendo con ello referencia a la diferencia existente entre los gastos actuales de EE.UU. (alrededor de US$7 mil millones) y el tope propuesto.

Nath definió lo que para él significaba una Ronda de Doha con "contenido desarrollista": la promoción de "economías saludables" en las naciones más pobres, y reformas en "las estructuras de los flujos en el comercio mundial". Esto último en alusión a los programas de subsidios agrícolas de las naciones más pudientes.

El Ministro de la India dijo para que las naciones en desarrollo lograran adquirir importaciones, tuvieron que contar con economías saludables. Resaltó que las exportaciones de EE.UU. hacia la India en 2007 fueron un 74 por ciento superiores a las del año precedente, mientras que las exportaciones de la UE crecieron un 32 por ciento. Esto sucedió por dos razones: porque "la India está abierta" y porque tiene una economía saludable.

Los subsidios agrícolas son necesarios para "estimular la inversión agrícola en los países en desarrollo", insistió Nath, alegando que las distorsiones en los precios causadas por los subsidios han justamente desincentivado esto. Lanzó por ello un llamado a disciplinas más estrictas para todas las clases de subsidios, así como un "resultado fuerte" en simplificación arancelaria y techos arancelarios.

En materia de servicios, resaltó que era un área en la que la India estaba dispuesta a hacer concesiones a cambio de lo que está persiguiendo. El Ministro de la India dijo que se presentaría a la conferencia indicativa con una buena oferta; pero destacó que  tenía que asegurarse que en dicha conferencia se den señales que no sean reversibles, y no lo contrario. En particular, llamó la atención al hecho de que, al igual que la UE y EE.UU., sus flexibilidades dependerán en buena medida de un "buen paquete en servicios".

Grupos industriales toman posiciones contradictorias

De acuerdo a las estimaciones de Lamy, las conversaciones que se habían llevado hasta este miércoles en AMNA, ni siquiera mostraron el "modesto" avance presente en las consultas en agricultura. Las perspectivas de los grupos industriales de los países con posiciones divergentes evidencian la polarización.

Grupos de países desarrollados, incluyendo Business Europe, la Asociación Nacional de Manufactureros y el Grupo Industrial Australiano, habían declarado en junio que para ganar su apoyo pedían un acuerdo de Doha, que además de ganancias "significativas" en acceso a mercado, incluyera una fuerte participación de los países desarrollados y economías emergentes en iniciativas sectoriales de liberalización. Aunado a ello, comentaron que tenía que incluir una cláusula de ‘anti-concentración' que impidiera a los países en desarrollo concentrar sus ‘flexibilidades' en un número limitado de sectores, como por ejemplo el automotriz. La Ronda de Doha, según ellos, debe procurar ganancias comerciales significativas para todos los Miembros a través de una reducción considerable de aranceles.

Bajo el proyecto de texto de AMNA más reciente, se requeriría que los países en desarrollo aplicaran reducciones arancelarias completas a una porción de las líneas arancelarias, o a una parte de los valores de importación (cuestiones que serían negociadas) dentro de cada capítulo del Sistema Armonizado. Entre más altos los porcentajes, menores las flexibilidades para los países en desarrollo, o la posibilidad de proteger ciertos productos de las reducciones arancelarias.

La Federación de Cámaras de Comercio e Industria de la India dio a conocer esta semana sus solicitudes más indispensables en la Ronda de Doha: una cláusula ‘anti-concentración' mínima, y de ninguna manera iniciativas sectoriales obligatorias. Asimismo, cree que un acuerdo de Doha no debería pedir a los países en desarrollo hacer reducciones mayores que los países industrializados dado el mandato de ""no reciprocidad plena" en la reducción de compromisos para los países en desarrollo.

Un nuevo giro en el debate de AMNA fue la globalización en la forma de flujos de inversión extranjera. Aunque la UE está invocando las necesidades de los manufactureros europeos para intentar presionar a la India para que acepte mayores restricciones a sus flexibilidades, las compañías automotrices europeas con inversiones en ese país, como Audi, BMW, Fiat y Volkswagen, le han solicitado a Kamal Nath que haga lo contrario.

Fuentes indican que las compañías europeas temen que sus inversiones en la India sean dañadas por la exposición prematura a la competencia china, así como a aquella de los países industrializados.

Funcionarios hacen revisión de temas específicos

La reunión del G-7 opacó otras reuniones informales que se estuvieron llevando a cabo durante el día, como las consultas del presidente de la negociación agrícola sobre ‘productos especiales' y el ‘mecanismo de salvaguardia especial' (MSE), que se cuentan dentro de las flexibilidades para los países en desarrollo. Fuentes dijeron que EE.UU. sugirió algunas ideas a propósito de la activación y remedios bajo MSE. Según este país, si los aranceles adicionales impuestos bajo el MSE pueden exceder los niveles pre-Doha, habría que restringir el uso de dicho mecanismo a través de condiciones de activación más estrictas.

Un delegado africano declaró que el presidente de agricultura llamaría este jueves a una reunión entre Brasil, EE.UU., la UE y el llamado grupo C-4, conformado por los países productores africanos de algodón, para hablar sobre las reducciones a los subsidios en algodón. Los delegados esperan que los países acudan listos a discutir sobre los modelos. No obstante, EE.UU. dijo que todavía está esperando los resultados en otras áreas de las discusiones, en particular en acceso a mercados agrícolas, antes de tomar compromisos en algodón.

Lamy anunció este miércoles que le había solicitado al Ministro de Relaciones Exteriores de Noruega, Jonas Gahr Støre, que tomara su posición como coordinador de las consultas informales sobre la extensión de las indicaciones geográficas a otros productos como el té Darjeeling o el queso Roquefort, así como sobre la revelación de los recursos biológicos o tradicionales contenidos en una invención.

Servicios

El comité de las negociaciones de servicios se reunió el miércoles para finalizar el trabajo sobre el texto que se espera sirva como guía sobre cómo proceder con las discusiones de servicios. Bolivia, Cuba, Venezuela y Nicaragua mantuvieron su oposición al proyecto de texto más reciente de servicios, bajo el argumento de que no es necesario que el presidente del comité delinee un ‘mapa' para las discusiones debido a que la Declaración Ministerial de Hong Kong ya ha dio la pauta suficiente en 2005.

Fuentes dijeron que el presidente, el Embajador mexicano Fernando de Mateo, acordó mencionar en su próximo informe al CNC las reservas de estos cuatros países. También dijo que su mapa incluiría una nota al pie que reconociera esas preocupaciones, a pesar de que no estuviera claro si con esa concesión los demandantes se verían o no satisfechos.

Bolivia hizo un llamado a que el texto incluya una cláusula de derechos humanos respecto a servicios esenciales como la electricidad y el agua. No obstante, de Mateo sugirió que este asunto podría ser discutido más adelante, aunque hizo notar que estos servicios públicos raramente son abarcados por las normas de la OMC en servicios.

Debido a que la negociación en servicios se conduce a través de un proceso de solicitudes y ofertas, un texto de servicios solamente determinaría las directrices para seguir con las discusiones en materia de acceso a mercado, y no sobre la liberalización futura en sí. El actual proyecto de texto de servicios ha definido el 15 de octubre como la fecha límite para entregar las ofertas revisadas, además de que ha invitado a los gobiernos a que consoliden formalmente sus niveles actuales de acceso a mercado "hasta el máximo nivel posible".

El camino a seguir

Tal parece que las conversaciones del G-7 van a continuar. Los nuevos proyectos revisados para agricultura y AMNA, originalmente previsto para el viernes, no serían conocidos sino hasta el fin de semana. Pero, según advirtió a los reporteros el vocero de la OMC, Keith Rockwell, no hay por qué contener el aliento hasta ese entonces; esto refiriéndose a que si las conversaciones avanzan hacia a un acuerdo, sería en la sesión final del CNC, que no ocurriría el 26 de julio, sino hasta el 28 o 29, donde los Miembros adoptasen el paquete de ‘modalidades'.

23 Julio 2008
En el segundo día de la conferencia mini-ministerial, el Director General de la OMC, Pascal Lamy, realizó un cambio inesperado en el proceso de negociación al anular la ya planeada reunión ‘de salón...
Share: 
25 Julio 2008
Las próximas 24 horas serán decisivas para saber si los gobiernos lograrán rescatar las negociaciones de la OMC del borde del colapso, manifestaron los funcionarios en la tarde del jueves. Un día...
Share: