Puentes Daily Update #3 | Poco movimiento en el segundo día de conversaciones

23 Julio 2008

En el segundo día de la conferencia mini-ministerial, el Director General de la OMC, Pascal Lamy, realizó un cambio inesperado en el proceso de negociación al anular la ya planeada reunión ‘de salón verde’ de este miércoles, y dar preferencia a las reuniones en grupos pequeños. Esto con la esperanza de que ese formato facilite el acercamiento de posturas entre las partes para lograr un compromiso. Aún así, el final de la jornada dejó como saldo un magro sentimiento de avance.
 
Fuentes indicaron que el 22 de julio durante una reunión de salón verde que duró siete horas, Lamy les dijo a los participantes que al paso que iban las negociaciones podrían ser necesarios 15 días más para lograr una convergencia en la liberalización del comercio agrícola y de bienes industriales. Según Lamy, existen dos alternativas: o los presidentes de los dos grupos de negociación intentan resolver las discrepancias existentes entre los Miembros; o de lo contrario estos últimos deberán reunirse en grupos pequeños para tratar de zanjar más rápidamente las diferencias en los asuntos más espinosos.
 
La oferta de EE.UU. en materia de subvenciones no impresionó a los países en desarrollo

Temprano en la mañana del martes, EE.UU. había anunciado que reduciría su límite anual para los pagos agrícolas causantes de distorsión al comercio a US$ 15 mil millones, como señal para agilizar las negociaciones. "Es un paso muy importante que damos de buena fe, y en espera de que otros también den de forma recíproca un paso hacia delante con propuestas mejoradas en materia de acceso a los mercados”, dijo Susan Schwab, Representante Comercial de EE.UU.
 
Brasil, India y otros países en desarrollo dijeron que la oferta presentada por Washington le permitiría de todas maneras doblar los pagos agrícolas por sobre su nivel actual. Según estos países, la oferta de EE.UU. difícilmente merecería las reducciones que EE.UU. busca en bienes industriales.
 
El tope de US$ 15 mil millones para ayuda global causante de distorsión del comercio (OTDS, por sus siglas en inglés), se ubica muy por debajo de los US$ 22.5 mil millones que Washington presentó formalmente. Esta nueva propuesta también se encuentra por debajo de la cifra de US$ 17 mil millones previamente ofrecida por EE.UU. de manera informal. Más aún, dicho tope estaría dentro del rango de US$ 13 a 16.4 mil millones que figura en el proyecto de texto agrícola, el que sirve como base para las actuales negociaciones.
 
No obstante, la cifra es muy superior a los US$ 7 – 8 mil millones de ayuda causante de distorsión del comercio, que de acuerdo al propio gobierno estadounidense se destinaron a los agricultores y la agro-industria en 2007.
 
La brecha entre el tope consolidado propuesto y los gastos actuales –algo que los diplomáticos comerciales llaman “agua”- no logró impresionar a los funcionarios de los países en desarrollo. La primer respuesta del Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, fue que  EE.UU. mostró un “nivel bajo de ambición”.
 
“Gracias, esa es una buena oferta… podría haber sido mejor,” dijo el Ministro de Comercio de Indonesia, Mari Pangestu, luego de que Schwab presentara la propuesta a los ministros de alrededor 30 países durante la tarde de ayer en el ‘salón verde’. Saliendo de esa reunión, Amorim sugirió que una oferta de EE.UU. que se acerque a la cifra de US$ 13 mil millones de dólares estipulada en texto elaborado del presidente de agricultura, sería un paso significativo en la dirección correcta.
 
Durante la conferencia de prensa, Schwab defendió la importancia de los US$ 15 mil millones de tope, diciendo que sería necesario realizar “ajustes” en los programas agrícolas de EE.UU. Comentó que los actuales pagos a los agricultores eran bajos a causa de los altos precios de los productos básicos, y aclaró que cuando dichos precios bajen, EE.UU. tendrá dificultades para mantener sus gastos dentro de ese límite.
 
Según las normas complejas de la OMC que clasifican las subvenciones agrícolas, la OTDS está compuesta por tres componentes: los pagos de ‘compartimiento ámbar’ (los que causan mayor distorsión), los pagos de ‘compartimiento azul’ (los que causan menos distorsión), y ‘de minimis’ (podrían ser como los del compartimiento ámbar, pero están permitidos hasta un cierto porcentaje del valor de la producción agrícola del país).
 
La nueva oferta de EE.UU. no modifica el actual tope propuesto para el compartimiento ámbar, que asciende a US$ 7.6 mil millones. Esta cifra ha generado el respaldo suficiente de los Miembros, por lo que no fue necesario incluirla entre corchetes en el proyecto de texto agrícola. Por lo tanto, la reducción adicional de US$ 2 mil millones que EE.UU. tendría qué hacer, provendría de los gastos del compartimento azul y del ‘de minimis’.
 
No obstante, David Blandford, profesor de economía agrícola y medioambiental en la Universidad Estatal de Pensilvania, sugirió que la reducción de US$ 2 mil millones en los dos componentes mencionados anteriormente, no generaría un impacto verdadero en el sector agrícola de EE.UU. Esto se debe a que la gran parte de los pagos relacionados con precios volátiles se encuentran en el compartimento ámbar, explicó.
 
Se busca una oferta más amplia
 
Uno de los negociadores comentó que la oferta de EE.UU. al menos demostraba “disposición para negociar”. No obstante, delegados de países en desarrollo sugirieron que la oferta estadounidense era una táctica, pues todavía podría reducir más el tope para la OTDS.
 
Tanto Schwab como el subsecretario agrícola de ese país, Mark Keenum, resaltaron que el costo por lograr apoyo político para la nueva oferta en materia de subsidios sería lograr mayor acceso en los mercados extranjeros. Aunque el Congreso estadounidense dejó de lado el veto presidencial ejercido cuando se trató de la “Farm Bill”, los dos funcionarios insistieron que los legisladores aceptarían una reforma de los subsidios agrícolas que vaya acompañada de mayor acceso a mercados.
 
La Representante Comercial anunció que en Washington estaban dispuestos a disminuir todavía más los subsidios al algodón, como los Miembros ya lo han prometido a los productores de África Occidental. Pero Keenum advirtió que ese margen adicional dependería del acceso a mercado que el algodón proveniente de EE.UU. logre en China y otros países asiáticos.
 
¿Nueva ‘cláusula de paz’?
 
Además de las concesiones comerciales, Schwab dio a entender que quería instaurar una protección similar a la contenida en la cláusula de paz, que expiró en 2003. Schwab insistió que su país no estaba esperando que se restablezca la cláusula de paz, sino que para ella era imposible enfrentar al sector agrícola de su país con un acuerdo que limitara la OTDS, si luego ésta podría ser cuestionada por un grupo especial en la OMC.
 
Bajo la cláusula de paz, los países acordaron que, mientras no se excedieran los límites legales, no se iniciarían disputas en la OMC contra aquellos países que aplicaran subsidios agrícolas causantes de distorsión del comercio.
 
Cabe mencionar que EE.UU. ha estado impulsando una nueva variante de la cláusula de paz desde 2005, pero ha tenido poco apoyo por parte de otros países.
 
Jeremy Hobbs, jefe de Oxfam Internacional, comentó en una declaración que el que se esté solicitando esta especie de inmunidad es presagio de que hay intenciones de romper las reglas en un futuro.
 
“No hay mandato para la extensión de las indicaciones geográficas”, comentó Schwab
 
Schwab también rechazó que se vaya a extender la protección otorgada por los derechos de propiedad intelectual a los alimentos cuyos nombres tengan alguna relación con su origen.
 
Alegó que no hay mandato para tal ello: “No consideramos que sea una buena idea y actualmente no estamos involucrados en este tema, ni tenemos intenciones de ello”, comentó.
 
La iniciativa de extender el nivel de protección de indicaciones geográficas a otros productos diferentes de los vinos y las bebidas espirituosas, ha sido un tema de gran controversia en la OMC. Entre los Miembros que se oponen se encuentran Argentina, Australia, Canadá, Chile y Taiwán, además de EE.UU. Estos defienden que podrían dañar a sus productores si les impidieran usar nombres de productos que por largo tiempo han recurrido a ellos, como el ‘jamón de Parma’. Entre los defensores de esa extensión se ubican Suiza y la Unión Europea, quienes consideran que esa protección adicional ayudaría a que los agricultores ganen primas que les permitieran amortiguar la pérdida por el recorte en subsidios. 
 
Luzius Wasescha, Embajador de Suiza ante la OMC, se refirió a las declaraciones de Schwab como “una reacción inicial”. Agregó que no podría creer como la economía líder a nivel mundial quisiera ignorar la postura de más de 108 países. Se estaba refiriendo a la reciente propuesta conjunta de 100 países, desarrollados y en desarrollo, liderados por Suiza, la UE, Brasil e India,  que hace un llamado a los ministros para que acepten la extensión de las indicaciones geográfica como parte del acuerdo de modalidades (así como un compromiso para enmendar las reglas actuales de propiedad intelectual para obligar a quienes soliciten una patente para que den a conocer cualquier recurso biológico o conocimiento tradicional que sea usado en sus invenciones).
 
Lamy ha estado llevando a cabo consultas intensivas sobre este tema durante esta semana.
 
Un vocero de la Unión Europea se rehusó a comentar sobre lo que Schwab dijo a propósito de la extensión de indicaciones geográficas, refiriéndose únicamente a las consultas que se están desarrollando.
 
El cronograma para las negociaciones podría extenderse
 
Las diferencias respecto a la profundidad de las reducciones de los aranceles industriales, así como las flexibilidades para que los países en desarrollo protejan algunos productos de la liberalización, fueron temas de discusión durante la jornada del martes.
 
Mandisi Mpahlwa, Ministro de Comercio de Sudáfrica, adoptó una posición distinta a la de Schwab sugiriendo que la oferta norteamericana no era suficiente para que los países en desarrollo hicieran propuestas de concesiones mayores.
 
Dirigiéndose a los jefes de las delegaciones durante la sesión matinal del Comité de Negociaciones Comerciales (CNC), Mpahlwa dijo que las cifras que estaban actualmente en la mesa de negociación de AMNA representaban una reducción substancial en los aranceles aplicados por su país, por lo que se exponía fuertemente a la mayoría de productos a la  competencia extranjera. Con un índice de desempleo que ronda el 23 a 26 por ciento, dijo que cualquier cosa que no sea mayores flexibilidades o un aumento en el coeficiente será “política, económica y socialmente muy difícil de justificar”.
 
El cronograma para las discusiones de la mini-ministerial parece estar extendiéndose. La reunión de ‘salón verde’ de este miércoles fue cancelada y programada para el jueves. Por su parte, la conferencia de servicios originalmente prevista para el jueves en la tarde ha sido pospuesta para el día siguiente; esto a pesar de que el Ministro de la India, país con un muy fuerte interés en las negociaciones de servicios, ya habría partido para entonces. Según comentaron funcionarios, el objetivo permanece igual respecto a poder recibir las nuevas versiones de los textos de negociación este viernes.
 
Sin embargo, estas negociaciones en las que se busca lograr un acuerdo de ‘modalidades’ en agricultura y AMNA, podrían extender a lo largo del fin de semana. Keith Rockwell, vocero de la OMC, una vez concluida la reunión del ´salón verde´ del martes por la tarde, dijo no saber cuántos días más iban a necesitarse.
 
Se espera que durante la reunión del CNC del miércoles por la mañana Lamy dé más detalles acerca de los tiempos en el proceso de las negociaciones.

22 Julio 2008
El primer día de la conferencia mini-ministerial de la OMC se distinguió principalmente por el posicionamiento político de las delegaciones. La verdadera negociación está más bien por comenzar. El...
Share: 
24 Julio 2008
Siete de las potencias comerciales más grandes se pusieron al frente de las reñidas negociaciones en la OMC ayer miércoles, permaneciendo reunidas hasta tarde en la noche en un intento por encontrar...
Share: