Puentes Boletín de Negociaciones Lima No. 2 | Mínimos avances en la primera semana de negociaciones sobre cambio climático

7 Diciembre 2014

Los encargados de la negociación de un acuerdo preliminar sobre cambio climático lograron escasos, aunque sustanciales avances durante la primera semana de la Vigésima Conferencia de las Partes (COP) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) celebrada en Lima, Perú. No obstante, Partes y observadores han expresado su preocupación por el lento arranque de las charlas, mismas que concluirán el 12 de diciembre.

Hasta ahora, las Partes han concluido la primera revisión de los dos documentos elaborados para la reunión: un documento no oficial sobre las posturas y propuestas de las Partes con respecto a los posibles elementos del nuevo acuerdo; y una resolución preliminar relacionada a las contribuciones nacionales y a la forma de aumentar el nivel de ambición de las metas pre 2020. 

Los copresidentes del Grupo de Trabajo Especial sobre la Plataforma de Durban para una Acción Reforzada (ADP, por sus siglas en inglés), organismo bajo el que se trabaja el acuerdo, confirmaron el sábado que tomarían en cuenta las sugerencias que las Partes hagan durante la semana y que publicarán las versiones mejoradas de ambos documentos durante la mañana del lunes a fin de continuar en el modo formal de negociación para el resto de la reunión.

Durante una sesión de balance el sábado por la noche, Manuel Pulgar-Vidal, presidente de la COP20 y ministro de Ambiente de Perú, instó a las Partes a que salgan de sus zonas de confort y avancen en las decisiones más delicadas. “Esta ha sido una semana de propuestas y aclaraciones, la siguiente debe ser de diálogo”, señaló. 

Los gobiernos fijaron la reunión de diciembre de 2015 en París, Francia, como fecha límite para definir la versión final del nuevo acuerdo, destinado a sustituir al Protocolo de Kioto una vez que este expire en 2020. 

La semana pasada también se llevaron a cabo negociaciones con resultados variados dentro del Órgano Subsidiario de Ejecución (OSE) y el Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT), encargados de guiar la gestión climática internacional. 

Las conversaciones en el OSACT para establecer un comité ejecutivo y un plan de trabajo a dos años para el Mecanismo Internacional de Varsovia para Pérdidas y Daños se acercaron mucho a establecer un compromiso. Las discusiones vinculadas a este instrumento de compensación climática seguirán esta semana con la esperanza de alcanzar una decisión final durante esta COP.

Medidas de respuesta
Los delegados debatieron sobre cómo avanzar en la creación de un foro que trate el impacto de la implementación de las medidas de respuesta, es decir, abordar las consecuencias sobre el desarrollo social y económico en países terceros de las medidas tomadas para lidiar con el cambio climático. Al no llegar a un acuerdo este viernes pasado –fecha previamente establecida–, tanto el OSE como el OSACT decidieron que los participantes podrían seguir trabajando esta semana sobre la base de un borrador entre corchetes. Esta versión, la tercera producida durante las charlas, incluye un prólogo adicional para recordar que las medidas climáticas no deberían ser una restricción encubierta al comercio internacional. 

El borrador de texto incluye varias opciones para los siguientes pasos. Una trataría la continuación del foro –cuyo mandato oficial expiró el año pasado– con un programa de trabajo actualizado. La segunda opción reservaría un espacio para las disposiciones relacionadas a coloquios o conferencias académicas, como ha sido sugerido por Estados Unidos. Otra posibilidad incluiría un párrafo en donde se establezca un mecanismo para la acción mejorada sobre medidas de respuesta bajo la COP, enfoque propuesto por el G77/China y otras economías en desarrollo. 

Según sus partidarios, el mecanismo existiría junto con el foro y facilitaría la implementación de acciones para lidiar con las consecuencias negativas, sociales y económicas de las medidas de respuesta. El foro por sí solo sería un espacio para compartir experiencias e información.

Los delegados deberán trabajar intensamente para suavizar las diferencias suscitadas la semana pasada, como aquellas relacionadas al formato para el trabajo futuro, la frecuencia de las reuniones del organismo, el término del programa de trabajo o el establecimiento del mecanismo mencionado. 

Se estanca el mercado de carbono
Los trabajos para la creación de un nuevo mecanismo de mercado se estancaron en el OSACT. Las Partes no pudieron avanzar en la elaboración del marco bajo el que, en teoría, la herramienta existiría luego de que los problemas del ADP “salpicaran” las discusiones complementarias. 

En la COP18 de 2012 en Doha, Qatar, se generó un programa de trabajo para un marco de trabajo planeado para varios enfoques (FVA, por sus siglas en inglés) el cual en principio estaría orientado al aseguramiento de ciertos estándares para los diferentes enfoques de mitigación dentro y fuera de mercado. 

Brasil, por su parte, asestó un duro golpe a las charlas el martes pasado al poner en duda la utilidad de seguir con la discusión sobre el marco de trabajo dadas las actuales discusiones sobre mitigación en el ADP. Brasilia sugirió que se establezca un nuevo mecanismo de mercado dentro del acuerdo de París sobre la base de los procedimientos y metodologías del Mecanismo de Desarrollo Limpio o MDL+. 

El actual MDL es una herramienta que opera bajo el Protocolo de Kioto y que permite que los países industrializados compensen sus emisiones financiando proyectos de crecimiento verde en países pobres. Sin embargo, los precios de sus reducciones certificadas de emisiones se desplomaron en años recientes, lo que ha menoscabado el instrumento. 

Otras Partes, sin embargo, expresaron su preocupación por el uso del MDL como base para un mecanismo de mercado dentro del acuerdo de París. Además, resaltaron la importancia de terminar con el trabajo técnico dentro del marco de trabajo independientemente de la discusión política sobre mitigación bajo el ADP. 

Las Partes celebraron reuniones bilaterales durante toda la semana pasada para acortar diferencias. Casi al finalizar el jueves, los cofacilitadores entregaron textos en donde se incluyeron tres posibles decisiones para el FVA, enfoques de mitigación fuera de mercado y el nuevo mecanismo de mercado. 

En términos generales, estas son las opciones: 1) acelerar la resolución de cada tema bajo el OSACT en la siguiente COP; 2) que cada uno se resuelva como tema secundario y siga bajo el ADP o; 3) que la Secretaría prepare una hoja técnica de procedimientos para asegurar la integridad ambiental, especificaciones técnicas para evitar la doble contabilidad y arreglos institucionales. 

Hasta este viernes pasado, las Partes seguían divididas entre las opciones de FVA, por lo que el OSACT tratará estos temas durante la siguiente sesión en el mes de junio.

Tampoco se terminó un proceso separado del OSE para revisar los posibles cambios a las modalidades y procedimientos del MDL, por lo que los delegados decidieron continuar las conversaciones también en junio.

Avanza el Mecanismo de Tecnología
Luego de algunas diferencias por el lenguaje utilizado, los delegados recibieron el informe anual del Comité Ejecutivo de Tecnología (CET) y del Centro de Tecnología del Clima y Redes (CTCR). Como complemento de políticas e implementación, estas se orientan a impulsar el desarrollo de tecnología climática y a convertirse en parte del Mecanismo de Tecnología de la CMNUCC.

Esta decisión reconoce que el trabajo en tecnología necesita evaluaciones e identifica los elementos básicos de la tecnología climática de los países en desarrollo. Dicha decisión podría mejorarse para que las necesidades presentadas se conviertan en proyectos concretos. Las Partes pidieron que el CET brinde dirección para ello. Asimismo, se le solicitó al CTCR, encargado de ofrecer asistencia técnica a los países en desarrollo con respecto a tecnología climática, que perfeccione sus procedimientos para tratar estas solicitudes. 

Negociación del acuerdo de 2015
En la sesión de apertura del ADP, un grupo de economías africanas interpeló a los copresidentes por no darle el mismo peso a la adaptación y al presupuesto en el documento no oficial que sí le dieron a la reducción de emisiones. Las charlas tomaron luego otro giro, relacionado a los elementos financieros, cuando Estados Unidos pidió que se retiraran las referencias al presupuesto adecuado y predecible, propuesta objetada por el grupo de países africanos que el jueves entregaron un documento sobre financiamiento en el nuevo acuerdo. 

Durante las charlas del sábado por la noche, Bolivia en representación del G77/China, respaldó el documento del Grupo Africano y criticó a los copresidentes por el manejo de los elementos presupuestarios en el documento no oficial. El Grupo dijo que le gustaría ver avances en la discusión concerniente a ambos documentos. Nueva Zelanda acogió positivamente el documento africano, pues reconoció la luz que arroja sobre su posición y llamó la atención a las Partes sobre la reciente propuesta de Wellington sobre los elementos presupuestarios. 

Artur Runge-Metzger, copresidente del ADP y quien dirigió las conversaciones presupuestarias la semana pasada, dijo que la versión de este lunes 8 de diciembre del documento no oficial tomaría en cuenta los comentarios y propuestas de las Partes. 

Observadores sobre el tema llevan tiempo esperando que el presupuesto sobre el clima sea el centro de las discusiones del nuevo acuerdo, sobre todo por la promesa que en 2009 hicieron los países desarrollados de aumentar el presupuesto a US$ 100 mil millones anuales para 2020 bajo el marco del Fondo Verde para el Clima.

Una evaluación publicada a media semana por el Comité Financiero de la CMNUCC demostró un flujo de entre US$ 40 y US$ 175 mil millones en financiamiento público y privado de países desarrollados a países en desarrollo en 2011-2012. Varios observadores destacaron el amplio margen de la cantidad estimada y dijeron que esto revela la dificultad existente para establecer un presupuesto climático. 

Los delegados también comenzaron la semana pasada con las negociaciones de texto sobre la sección del borrador de los copresidentes que trata sobre las contribuciones determinadas nacionalmente (INDC, por sus siglas en inglés) y las metas pre 2020. Sin embargo, a mitad de semana predominaban las preguntas relacionadas al proceso y hasta el jueves se tomó la decisión de desplegar las sugerencias de las Partes en una pantalla. Las Partes terminaron una primera lectura para la tarde del sábado.

Antes de la reunión, varios observadores expresaron su preocupación por el hecho de que el planteamiento de INDC no representen un esfuerzo global significativo. El pasado miércoles, la Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, Christiana Figueres, advirtió que el acuerdo no sería una solución milagrosa. 

Reportaje de ICTSD. “UN sets modest hopes for climate pledges at 2015 Paris summit,” Reuters, 3 de diciembre de 2014.

1 Diciembre 2014
Con el arribo de los delegados de casi 200 naciones a Lima, Perú, para participar en la Vigésima Conferencia de las Partes (COP20) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio...
Share: 
9 Diciembre 2014
Negociaciones internacionales sobre cambio climático: estado actual e implicaciones para América Latina y el Caribe La obra sistematiza la información que pudiera contribuir al posicionamiento de los...
Share: