OMC: México solicita consultas a EE.UU. por la disputa del atún

4 Noviembre 2008

México presentó una solicitud de consultas a EE.UU. ante la OMC por la negativa de este último de aceptar el etiquetado "dolphin-safe" (delfín a salvo) en el atún importado del país azteca.  En su solicitud del 24 de octubre, México sostiene que las restricciones comerciales son ilegales y discriminatorias, y que le causaron una pérdida de más de una tercera parte de su flota atunera debido a su imposibilidad de vender el atún mexicano en EE.UU.

Las normas de EE.UU. no permiten que se utilice tal certificación en el atún capturado con redes de cerco, las cuales con frecuencia también atrapan a los delfines. México, no obstante, sostiene que su práctica es completamente sostenible y conforme a los principios establecidos por la Comisión Interamericana del Atún Tropical, de la cual EE.UU. es miembro. Es más, México argumenta que estas medidas violan varias normas de la OMC, incluyendo los principios de Trato Nacional y de Nación Más Favorecida, y crean obstáculos innecesarios al comercio internacional.

La solicitud reaviva una disputa que data de 1991, cuando México objetó el embargo que EE.UU. le impuso a sus productos derivados del atún. Esta medida se basó en la Ley estadounidense de protección de los mamíferos marinos (MMPA, por sus siglas en inglés). La norma prohibía la importación de atún capturado con redes cerqueras en el Pacífico tropical oriental, salvo que las autoridades estadounidenses establecieran: a) que el gobierno del país pesquero había adoptado un programa de regulación de captura incidental de mamíferos marinos comparable al de los EE.UU.; y b) que la tasa media de capturas incidentales de las embarcaciones del país pesquero era comparable a la tasa media de las embarcaciones de los EE.UU. El embargo fue aplicado también a los países intermediarios que compraban el atún a  aquellas naciones sometidas a dicha prohibición.

Cuando México solicitó la constitución de un grupo especial bajo el GATT en febrero de 1991, aquel dictaminó que a pesar de que  EE.UU. no podía embargar el atún mexicano, podía rehusarse a aceptar el logo "dolphin safe". El informe de la disputa decía que EE.UU. sólo podía reglamentar sobre la calidad de los productos importados, pero no sobre el proceso utilizado para producirlos. Además, el grupo especial consideró que las exigencias de EE.UU. en materia de etiquetado no infringían las normas del GATT ya que el objetivo era prevenir publicidades engañosas.

Pero contrariamente a lo que sucede en la OMC, en el GATT las decisiones de los grupos especiales no eran aprobadas automáticamente una vez transcurridos 60 días, y bastaba una sola objeción para bloquear su adopción. Luego de consultas bilaterales con EE.UU., México decidió no proseguir con el caso, y el informe nunca fue adoptado ni considerado como vinculante. Las negociaciones continuaron, pero EE.UU. no levantó el embargo sino hasta 1997.

México intentó en varias oportunidades resolver el tema, pero no logró alcanzar una solución satisfactoria. Si la cuestión no se resuelve dentro de los 30 días, México podría solicitar el establecimiento de un grupo especial.

Traducción y adaptación de ICTSD y CINPE de: "Mexico Requests WTO Consultations with US in Ongoing Tuna Dispute", Bridges Weekly Trade News Digest, 30 de octubre de 2008.

4 Noviembre 2008
Los cupos de exportación que EE.UU. y la Unión Europea (UE) mantienen para limitar la entrada de textiles y de ropa china vencerán el próximo 31 de diciembre. China, por lo tanto, está buscando...
Share: 
4 Noviembre 2008
Una nueva oportunidad para intercambiar ideas y experiencias, y para buscar la mejor manera de maximizar los beneficios de la migración fue el propósito del Segundo Foro Mundial sobre Migración y...
Share: