OACI acuerda plan global para reducir emisiones de la aviación

14 Octubre 2013

Los miembros del órgano de aviación civil de Naciones Unidas acordaron desarrollar un plan global para reducir las emisiones de carbono de la aviación en una decisión que fue vista por muchos como emblemática. El resultado, no obstante, ha puesto en duda el futuro del componente de aviación del Esquema Europeo de Comercio de Derechos de Emisión (ETS, por sus siglas en inglés).

 

Según el acuerdo, que fue concluido el pasado 4 de octubre luego de dos semanas de negociaciones en la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en Montreal, los 191 miembros de Naciones Unidas se comprometieron a trabajar en una propuesta para diseñar el primer mecanismo global de mercado (MBM, por sus siglas en inglés) para las emisiones de la aviación hacia 2016.

El mecanismo final, que entraría en vigor hacia 2020, tiene el objetivo de reducir la contaminación del sector que es responsable del 3% de las emisiones globales.

Estos avances ocurren luego de días de intensas negociaciones y años de debates que hasta hace algunos meses tenían pocas probabilidades de prosperar. No obstante, la forma que tendrá dicho mecanismo todavía es algo que debe definirse, aunque ya algunas voces advierten que la decisión de la OACI no es tan contundente como grupos ambientalistas hubieran esperado.

Esto debido a que no existe garantía alguna de que el mecanismo será adoptado formalmente, o cuál será su nivel de rigor pues todavía debe negociarse algunos de los puntos más difíciles.

La decisión de la OACI incluye una sección que solicita a los países buscar un acuerdo con otros países antes de imponer sus propias medidas de mercado, una disposición que pone en jaque al componente de aviación del esquema regional europeo de comercio de emisiones.

Cabe mencionar que la UE agregó la aviación en el ETS en enero de 2012 con la intención de acelerar las negociaciones en la OACI. La enmienda, no obstante, fue rechazada inmediatamente por una veintena de países, entre ellos Estados Unidos, China y Rusia.

El grupo opositor por lo tanto acordó una serie de posibles contramedidas que podrían tomar para combatir las disposiciones europeas, como el boicot mismo de la enmienda o el cuestionamiento de su compatibilidad en la OMC. Algunos estudios sobre la materia, como el trabajo del profesor Lorand Bartels para ICTSD, sugieren que es muy probable que el componente de aviación del esquema europeo sea compatible con el derecho de la OMC.

Luego de meses de tensión y especulación por una posible "guerra comercial", Bruselas anunció en noviembre pasado que suspendería sus planes de incluir las emisiones de la aviación de países extra europeos por un año, es decir hasta abril de 2014, con la idea de que la OACI tuviera suficiente tiempo para avanzar en un acuerdo global. La UE incluso ofreció incluir en el ETS solamente partes de los vuelos que tuvieran lugar en el espacio aéreo europeo en lugar de su totalidad, contrario a lo que originalmente había planeado.

A pesar de que grupos ambientalistas dieron la bienvenida a la posibilidad de un límite global a las emisiones de las aerolíneas, advirtieron que impedir que los países o en este caso regiones tasen las emisiones en sus propias fronteras podría ser visto como un paso hacia atrás en la lucha contra el cambio climático. Lo anterior debido al derecho soberano de los países de regular la contaminación en sus propias fronteras.

 

Traducción y adaptación de "UN Body to Develop Global Aviation Emissions Plan", Bridges, 10 de octubre de 2013.

7 Octubre 2013
En últimas fechas, el tema central en foros de debate, artículos y exposiciones en el mundo del comercio internacional fue el de cadenas globales de valor. Moda o no, pasajera o no, en Puentes...
Share: 
14 Octubre 2013
A fin de desarrollar las fuentes de energías renovables y promover la diversificación de nuevas fuentes energéticas, Chile implementará dos pilotos de energía mareomotriz en la costa sur del país. El...
Share: