Nuevas medidas de Estados Unidos sobre etiquetado (COOL) violan normas OMC

5 Noviembre 2014

Un panel de la OMC confirmó este 21 de octubre que las modificaciones realizadas por Estados Unidos sobre los requisitos de etiquetado indicativo de país de origen (EPO) para las importaciones de carne y ganado todavía violan los requerimientos de no discriminación.

 

El panel que revisó la diferencia establecida por Canadá (DS384) y México (DS386; ver Puentes, mayo 2009) señaló además que las medidas promulgadas por Estados Unidos (EE.UU) en 2013, en respuesta al fallo en contrario, han incrementado “considerablemente el grado de restricción comercial” que originalmente presentaba el caso.

Sin embargo, el panel señaló que las medidas alternativas propuestas por Canadá y México no cumplían las condiciones de ser menos restrictivas que la medida modificada por EE.UU.

Revisión 2013
En 2012, el Órgano de Apelación determinó que la política original de Estados Unidos sobre EPO (o COOL, por sus siglas en inglés) era inconsistente con las normas internacionales del comercio, confirmando así el fallo previo del panel pertinente.

Bajo la política original –en realidad una serie de instrumentos promulgados bajo la Ley Agrícola estadounidense de 2002 y revisada en 2009– los productores estaban obligados a informar a los consumidores el país de origen de la carne vía un etiquetado en el paquete de venta. Dicha etiqueta podía considerarse en cinco diferentes categorías, cada una de ellas dividida en tres subcategorías.

A fin de cumplir con la medida, la cual requería que la carne de origen mixto fuese etiquetada, los productores tenían que monitorear regularmente y segregar los diferentes ganados bovinos y porcinos. El procesamiento de la carne nacional, criada y faenados, no requería dicho monitoreo, por lo que el ganado foráneo se encontraba claramente en una posición menos ventajosa, señalaron los jueces.

Siguiendo la decisión de 2012 del Órgano de Apelación, Estados Unidos modificó en 2013 el estatuto relativo al etiquetado, imponiendo nuevos requisitos de etiquetado en los puntos de producción.

Para animales faenados en Estados Unidos habría tres categorías de etiquetado: 1) origen estadounidense, 2) orígenes mixtos de EE.UU. y otros países e 3) importado para faenado inmediato. Estas etiquetas indicarían dónde sucedió cada etapa de la producción, nacimiento, crianza y faenado.

Reclamaciones sobre no discriminación
Canadá y México afirmaron que la modificación de la medida sobre EPO relacionada a su ganado importado resultaba en un trato menos favorable que el recibido por el ganado estadounidense.

El panel constató que, de manera similar a la medida original, la modificación implicaba la segregación de la carne y el ganado de acuerdo a su origen. Es más, la remoción de dos flexibilidades previstas en la medida original ha producido un incremento en el número de etiquetas para ciertos tipos de cortes de origen mixto y aquellos importados para faenado inmediato, implicando por lo tanto una mayor discriminación.

De acuerdo al panel, todo lo anterior crea un incentivo a favor del ganado doméstico, por lo que dificultara la competencia del ganado importado en el mercado estadounidense.

Más restricciones al comercio de las necesarias
Canadá y México también señalaron en su reclamación que la modificación a la medida estadounidense crea un obstáculo innecesario al comercio internacional, en tanto es más restrictiva de lo necesario para cumplir un objetivo legítimo.

El panel examinó, por una parte, la contribución de las modificaciones de EE.UU., las restricciones al comercio implicadas y los riesgos que podrían estar involucrados al no cumplir con el objetivo de la medida. Por otra parte, también revisó las medidas alternativas propuestas por los reclamantes.

Al respecto, el panel estimó que las reformas hicieron una contribución parcial, pero considerable al objetivo de proveer a los consumidores información de origen. No obstante, estas han incrementado de manera considerable el grado de las restricciones al comercio halladas en la diferencia inicial.

En cuanto a las medidas propuestas por los reclamantes, se consideró que estas no implicaban una contribución equivalente al objetivo buscado por la medida de Estados Unidos.

Próximos pasos
Aunque no se menciona específicamente en el artículo 21.5 del Entendimiento sobre Solución de Diferencias de la OMC, la práctica ha mostrado que es posible e incluso frecuente llevar a cabo apelaciones de los informes del panel sobre cumplimiento.

Por lo pronto, ninguna de las partes ha aclarado si una apelación como está podría ocurrir. Sin embargo, Canadá y México señalaron en una reciente conferencia de prensa que siguen “comprometidos a usar el proceso de la OMC para llegar a una solución satisfactoria a nuestras preocupaciones, incluyendo y si es necesario una autorización para aplicar medidas de retorsión sobre productos agrícolas y no agrícolas de Estados”.

Traducción y adaptación Puentes. “WTO Panel Finds New US COOL Labelling Measure in Violation of Trade Rules”, Bridges Weekly, 23 de octubre de 2014.

5 Noviembre 2014
Los ministros de los países que actualmente se encuentran negociando el TPP concluyeron a fines de octubre una reunión de tres días en Sídney, Australia, logrando “progresos significativos” en sus...
Share: 
6 Noviembre 2014
Oficiales de Estados Unidos y México anunciaron este 27 de octubre pasado que han alcanzado un proyecto de acuerdo que podría resolver la diferencia que mantienen sobre el comercio del azúcar. El...
Share: