Negociaciones sobre el clima avanzan hacia Lima

10 Noviembre 2014

Después de una semana de discusiones sobre el clima, los negociadores de Naciones Unidas reunidos en Bonn, Alemania, a partir del 20 de octubre lograron actualizar dos borradores de acuerdo sobre las contribuciones nacionales para la acción climática y las ambiciones climáticas pre 2020, respectivamente, para que los delegados que se reúnan en la próxima COP20 en Lima, Perú.

 

Las conversaciones son parte de los actuales esfuerzos de cerca de 200 naciones bajo la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para sellar un nuevo acuerdo multilateral sobre cambio climático que reemplace al actual régimen, el Protocolo de Kioto, que expira a fines de esta década.

Durante la reunión de 2011 en Durban, Sudáfrica, los gobiernos se dieron a sí mismos hasta la Conferencia de las Partes (COP) de 2015 para completar la tarea. Desde entonces, las discusiones han sido llevadas a cabo de manera formal bajo el Grupo de Trabajo Ad Hoc sobre la Plataforma de Durban para la Acción Mejorada (ADP, por sus siglas en inglés).

“Los gobiernos han mantenido las negociaciones en movimiento hacia París 2015 y lo han hecho con un elevado nivel de compromiso, claridad y creatividad en relación a cómo el acuerdo lucirá”, señaló Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, después de la última reunión de Grupo de Trabajo.

¿En camino?

En la COP del año pasado en Varsovia, Polonia (ver Puentes, noviembre 2013), los negociadores fueron instruidos para negociar tres áreas claves a fin de llegar a la reunión en Lima. Estas incluyen una decisión sobre la información que debería ser incluida en las contribuciones nacionales; los progresos de los elementos para un acuerdo borrador 2015; y una decisión sobre acelerar la ambición climática pre 2020.

Mientras que algunas fuentes señalan un progreso satisfactorio en Bonn, como los avances sobre posibles áreas de convergencia y divergencia en relación a un posible acuerdo 2015, otros sugieren que los esfuerzos no han sido suficientes. De hecho, en lugar de finalizar los dos proyectos de decisión, los delegados en Lima tendrán que revisar las actualizaciones realizadas a los borradores.

Contribuciones nacionales
Se han reportado una serie de diferencias en relación al alcance de las aspiradas contribuciones nacionales determinadas (INDC, por sus siglas en inglés). Cabe recordar que durante previas negociaciones sobre el clima los países accedieron a revelar qué acciones pretenden tomar bajo un acuerdo global antes de la cita en París 2015.

De acuerdo a informes, las Partes se encuentran en desacuerdo respecto a si las contribuciones deberían enfocarse exclusivamente en mitigación –posición respaldada por un grupo de países desarrollados– o si deberían además detallar áreas como adaptación, financiamiento y tecnología –posición mayormente apoyada por los países en desarrollo.

El borrador revisado sobre INDC señala específicamente que todas las Partes deberían incluir un componente de mitigación, el cual representaría un cambio respecto al actual régimen, el cual requiere que solo los países desarrollados reduzcan sus emisiones.

Por lo pronto, el texto invita a los países a comunicar el tipo de contribución que harían, plazos y periodos, alcance y cobertura, resultados esperados, así como cualquier otra referencia y enfoque de rendición de cuentas que utilicen.

Ambición pre 2020
Además de asegurar la acción climática más allá del final de esta década, el acuerdo post 2015 también se prepara para mejorar la ambición para los años restantes del Protocolo de Kioto. Los copresidentes presentaron un borrador revisado el pasado 24 de octubre.

Entre otras cosas, el texto insta a las Partes a ratificar y aplicar la enmienda de Doha para el Protocolo de Kioto, el cual pone en marcha compromisos para la segunda parte del actual régimen climático y hace un llamado a proporcionar recursos al Fondo Verde para el Clima, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y el Mecanismo de Tecnología.

En la reunión sobre el clima de 2009, los países desarrollados acordaron proporcionar US$ 100 mil millones por año hasta 2020 para ayudar a los países pobres a hacer frente a los efectos del cambio climático.

El Fondo Verde para el Clima en la actualidad solo cuenta con US$3 mil millones, lejos de los US$ 10 mil millones que muchos países en desarrollo señalan como esencial para avanzar en las conversaciones en Lima.

Elementos del borrador
Se han llevado a cabo algunas discusiones sobre un documento no oficial sobre las opiniones y propuestas de las Partes sobre los elementos del borrador de acuerdo para 2015. Los copresidentes ofrecerán una nueva versión a tiempo para la Conferencia de las Partes en Lima.

Asimismo, la Secretaría de la CMNUCC publicó un documento en el que se abordan cuestiones sobre los aspectos jurídicos e institucionales del acuerdo de 2015. Los gobiernos han dicho que el nuevo acuerdo debería ser un “protocolo, otro instrumento jurídico o un resultado acordado vinculante en virtud de la Convención.”

Un grupo de países menos adelantados y de América Latina han solicitado un protocolo jurídicamente vinculante, mientras que China habría dicho que esto debería depender de la sustancia del acuerdo. Por su parte, todo parece indicar que Estados Unidos buscaría un acuerdo vinculante en algunas áreas, pero no en otras.

En relación al nivel de compromiso de la sociedad civil, Christiana Figueres señaló a fines de octubre que se está viendo “una corriente sobre acciones climáticas en todos los niveles de la sociedad, lo que podría alentar a los gobiernos a asumir compromisos más audaces como parte del acuerdo climático global de 2015.”

 

Traducción y adaptación Puentes. “Bonn climate talks aim to set stage for Lima meet”, Biores, 29 de octubre 2014.

6 Noviembre 2014
Los líderes de las economías de Asia-Pacífico se preparan para arribar a Beijing para la próxima reunión del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, siendo el comercio uno de los temas...
Share: 
13 Noviembre 2014
Global value chains in services: A case study on Costa Rica Cadenas globales de valor en servicios: caso de estudio en Costa Rica Las cadenas globales de valor en servicios pueden impulsar las...
Share: