MILA, logros y desafíos de un mercado integrado regional

17 Junio 2015

El Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) es actualmente la mayor plataforma bursátil de la región. Desde su partida oficial en mayo de 2011, con una capitalización total que supera los US$ 940 mil millones, ha buscado promover el crecimiento de los mercados y depósitos de valores de sus integrantes: Chile, Colombia, Perú y, más recientemente, México.

Como mercado, MILA se concibió con el propósito de generar un círculo virtuoso que beneficiara a los mercados locales e internacionales, contribuyendo a aumentar su liquidez, lograr economías de escala, incorporar nuevos productos e incrementar el volumen de negocios regionales. MILA ofrece a los inversionistas la posibilidad de invertir no solo en el mercado local, sino que además en los otros mercados MILA sin necesidad de abrir oficinas comerciales en cada uno de los países que integran dicha plataforma. Esto generó, a su vez, otros efectos como la creación de conglomerados internacionales que comenzaron a ofrecer servicios de intermediación a los distintos inversionistas.

En términos de integración, uno de los grandes desafíos iniciales fue demostrar que, a partir de los marcos normativos vigentes de cada uno de sus integrantes, era posible lograr un proyecto que aportara un nuevo modelo financiero a los inversionistas de todo el mundo.

Dicho modelo consiste en ofrecer a los mercados de capitales inversión transfronteriza directa en los mercados de renta variable de los países participantes, sin fusión de las instituciones miembros y, por tanto, manteniendo las reglas de mercado de acuerdo a la realidad y características locales de cada uno de estos.

Además de lo anterior, se busca ofrecer la mejor infraestructura tecnológica y regulatoria que las economías demanden para incentivar el libre flujo de capitales entre las naciones. Esta profundización se logrará trabajando de la mano con todos los actores del mercado de capitales sin excepción a fin de alcanzar la integración.

A cuatro años de su creación, estos objetivos se han cumplido ampliamente. Como plataforma, MILA amplió los horizontes y las opciones para los distintos actores del mercado. Tanto es así que hoy una compañía que está en proceso de búsqueda de capital y financiamiento sabe que sus opciones no se remiten al mercado en el que opera y que, al contrario, dispone de múltiples alternativas dentro de la región. Del mismo modo, si un inversionista de Chile, de Colombia, de México o de Perú quiere comprar acciones más allá de su propia plaza bursátil tiene la certeza de que podrá elegir entre las más de 750 empresas listadas en la región.

En lo que se refiere a integración, a la fecha 38 intermediarias de los 4 países integrantes comparten nuestra visión de fomentar la inversión transfronteriza y han suscrito convenios en MILA para ofrecer a sus clientes la posibilidad de unir a inversionistas con emisores. Esto se ha traducido en que más de 11 mil operaciones han reconocido a MILA como una plataforma atractiva de operación.

Desarrollo y diversificación de productos
Por su gran potencial, desde sus inicios MILA generó un fuerte interés en la comunidad de inversionistas, lo que se reflejó, en su primer año, en la firma de 44 convenios entre intermediarios, la creación de ocho fondos de inversión y la realización de más de una decena de reuniones con empresas emisoras en busca de nuevos inversionistas.

Por su proyección a futuro, muy pronto la Bolsa Mexicana de Valores manifestó su intención de incorporarse a esta plataforma liderada por Chile, Colombia y Perú. Así, en diciembre de 2011 suscribió un acuerdo de intenciones para formar parte de MILA, lo que vino a concretarse en diciembre pasado.

Este relevante hito encendió las luces sobre el futuro de MILA, permitiendo ampliar la diversidad de instrumentos financieros para los cuatro actores, fomentando el flujo de inversión financiera entre estos, reforzando el desarrollo de los mercados de valores y contribuyendo al progreso de sus respectivos países. Este desarrollo y aporte al mercado financiero se ve reflejado en que 12 fondos de inversión siguen al mercado integrado con montos administrados por sobre los US$ 45 millones.

Se han creado, además, distintos índices bursátiles para realizar seguimiento al mercado como el índice especial S&P MILA Andean 40 y el más reciente índice que incorpora al mercado mexicano S&P MILA Pacific Alliance Select, por nombrar algunos hitos. Estos índices entregan un indicador para que los inversionistas puedan medir con ellos el rendimiento de los mercados con una visión regional. Además permiten la creación de instrumentos de inversión como son los fondos cotizados en bolsa.

MILA está en constante evolución y desarrollo y se encuentra en una búsqueda permanentemente de nuevos y mejores productos y servicios para los inversionistas, tanto locales como extranjeros. Como mercado, ofreció en un inicio acciones, ampliándose posteriormente a cuotas de renta variable y espera seguir avanzando en este proceso de incorporación de instrumentos, agregando a futuro los mercados de deuda.

A partir de dicha base, MILA se ha fijado nuevos y mayores desafíos, a través de una hoja de ruta para los años venideros que permita consolidar la visión de integración, ampliando las oportunidades de inversión que se ofrecen al mercado. En lo sucesivo, MILA no solo seguirá consolidando su infraestructura tecnológica, sino también su visión conjunta del camino que deben seguir los mercados de capitales para seguir apoyando el desarrollo de las economías que lo componen.

Hoy, MILA se plantea como el principal mercado de valores de la Alianza del Pacífico y es frente a este escenario y a las positivas repercusiones que ha traído a la región que es fundamental su promoción y difusión entre los inversionistas extranjeros para incrementar y consolidar su presencia en la región.

Este punto es primordial para comunicar la visión de un mercado unido y con una proyección común de largo plazo, entregando de manera mancomunada la opción de que los flujos de inversión puedan llegar al mercado en conjunto con reglas del juego claras y, por sobre todo, que entreguen estabilidad y confianza, fundamentales en las decisiones de inversión.

A través de este trabajo se espera incluir nuevos instrumentos y mejoras operativas. Actualmente no solo pueden transarse acciones, sino también cuotas de fondos de inversión, cuotas de fondos mutuos, cuotas de fondos bursátiles e instrumentos de inversión inmobiliaria. Asimismo, se han implementado mejoras en el modelo, como permitir la participación de custodios internacionales, además de reforzar los procesos de liquidación de las operaciones entre corredores que participan en este mercado.

De esta forma, MILA sigue dando pasos para consolidarse como una marca sólida, al amparo de cuatro países de economías estables y con modelos y sistemas financieros y de pensiones similares, los que aportan ventajas competitivas y una previsibilidad que transforman a esta plataforma en un atractivo polo de inversión para los inversionistas locales e internacionales.

El inicio de una segunda etapa
Mirando el camino recorrido, se observa que el proyecto logró ser concebido con las regulaciones y leyes vigentes en cada uno de los países y gracias al apoyo fundamental de las respectivas autoridades, lo cual ha sido clave en la búsqueda de facilitar los proyectos e iniciativas que se han ido forjando.

Sin embargo, y con la ambición de entregar las mejores y más simples oportunidades a los inversionistas y a las empresas listadas, ya ha comenzado una segunda etapa. En ella se espera trabajar a la par con las autoridades y profundizar cada vez más todas las instancias de cooperación a fin de lograr un marco normativo homogéneo y acorde a las mejores prácticas internacionales, no solo entre los países que componen esta alianza, sino también a nivel latinoamericano.

Estas mejores prácticas permitirán incentivar una amplia liquidez, perfeccionar la formación de precios de mercado y fomentar la competencia entre los participantes. A su vez, incentivarán la sostenibilidad entre los emisores, especialmente en lo referente a la mejora constante de los gobiernos corporativos y la entrega de información oportuna y trasparente que permitan tomar una decisión de inversión informada a cada participante.

MILA persigue el bienestar de todos sus actores e integrantes y por eso apoya fuertemente el desarrollo de las empresas, sin importar su tamaño, con el objetivo de financiar los buenos proyectos que darán prosperidad y bienestar a las economías de cada uno de los países que integran esta plataforma.

En ese contexto, en el mediano plazo se espera facilitar los tratamientos tributarios y cambiarios, así como homogenizar las normativas que procuren un desarrollo sostenible y que estén basadas en las mejores prácticas tanto para los inversionistas como para los emisores.

Por esa razón, MILA apoyará a las autoridades en los procesos de modernización regulatoria y también de autorregulación que cumplan los propósitos de desarrollo de mercado, pero siempre con una visión de sostenibilidad en el largo plazo, incentivando la formación de un mercado de capitales integrado con los más altos y exigentes niveles de transparencia y equidad tanto para los inversionistas como para los intermediarios.

This article is published under
17 Junio 2015
El Senado de Estados Unidos (EE.UU.) aprobó el pasado 22 de mayo la legislación para renovar la Autoridad de Promoción Comercial (TPA, por sus siglas en inglés) del presidente Barack Obama, después...
Share: 
17 Junio 2015
En la última década buena parte del debate internacional en torno a la propiedad intelectual ha tratado sobre el respeto a las normas existentes o, en la terminología habitual en este ámbito, sobre...
Share: