Miembros de la OMC alcanzan acuerdo para liberalizar comercio tecnológico

6 Agosto 2015
E15 Digital Economy

Los países miembros de la OMC que se encontraban negociando la expansión del Acuerdo sobre Tecnología de la Información acordaron finalmente el pasado viernes 24 de julio una lista de 201 productos que quedarían libres de aranceles.

 

El acuerdo sobre Tecnología de la Información (ATI) marca un hito positivo para la Organización Mundial del Comercio (OMC) dado que es el primer acuerdo de eliminación de aranceles aduaneros de esta magnitud que se alcanza dentro de la institución en 18 años.

De acuerdo a las estimaciones de la OMC, el total del comercio anual de los bienes a los que se les eliminarán los derechos de aduanas se estima en US$ 1.3 billones y representa aproximadamente el 7% de comercio mundial, superando incluso al comercio mundial de productos de la industria del automóvil o la de textiles, prendas de vestir, hierro y acero combinadas.

En total han sido 54 miembros de la OMC los que han participado en la negociación, representando el 90% del comercio de productos de tecnología de la información. Los bienes incluidos dentro del nuevo acuerdo incluyen semiconductores de nueva generación, aparatos de resonancia magnética, sistemas de navegación, consolas de videojuegos, cartuchos de tinta de impresión, satélites de comunicaciones y pantallas táctiles, entre otros.

Tanto el acuerdo ATI original, también conocido como ATI-I, y la recientemente acordada expansión, o ATI-II, son acuerdos plurilaterales abiertos. Esto implica que aunque el convenio esté siendo negociado solamente por algunos miembros de la OMC sus beneficios se aplicarán a todos bajo la cláusula de nación más favorecida de la OMC.

Según lo acordado, las eliminaciones de aranceles se realizarían en un plazo de tres años, empezando en 2016. Se espera que cada Estado participante presente en octubre un plan y cronograma de cumplimiento que será seguidamente revisado. Se espera que este proceso esté concluido a tiempo para la Décima Conferencia Ministerial de la OMC, a celebrarse en Nairobi del 15 al 18 de diciembre.

Cabe recordar que el acuerdo ATI fue firmado originalmente en diciembre de 1996 y contó con la participación de 29 países. En la actualidad, participan 81 economías que cubren el 97% del comercio global de productos de tecnología de la información, lo que alcanza un valor de $4 billones anuales. Sin embargo, dado el rápido avance tecnológico en las comunicaciones, muchos de estos nuevos avances no estaban siendo cubiertos por el acuerdo original, por lo que se hizo necesaria una nueva negociación.

Dicha negociación, iniciada en 2012, fue compleja y no estuvo libre de contratiempos. En diciembre último, por ejemplo, la negociación tuvo que suspenderse dada la reticencia de China y Corea del Sur a la inclusión de pantallas de cristal líquido (LCD, por sus siglas en inglés) en el acuerdo. Según fuentes cercanas a la negociación, estas pantallas no habrían sido incluidas en el acuerdo. Corea del Sur y China fueron dos de los principales actores en las últimas rondas de negociación junto con Estados Unidos y la Unión Europea. 

Grandes expectativas
Para el director general de la OMC, Roberto Azevedo, el acuerdo alcanzado marca un hito dado el volumen comercial de los bienes liberados de aranceles. Para Azevedo, la magnitud de ATI-II permitirá una reducción importante en los precios de los bienes incluidos en la negociación, así como también en otros sectores que los utilizan como insumos.

Para Azevedo, el convenio “ayudará a crear empleo y a impulsar el crecimiento del PIB en todo el mundo”. Finalmente, el hecho de que ATI-II se esté dando poco tiempo después del Paquete de Bali podría contribuir positivamente a las demás negociaciones en curso, remarcó el director general.

El sector industrial también ha respondido con entusiasmo. Para el director de Digital Europe –un grupo que incluye 59 miembros corporativos y 36 asociaciones nacionales de comercio de toda Europa– John Higgins, ATI-II significaría un enorme estímulo para el comercio global de estos productos, muchos de los cuales no existían cuando se firmó el ATI original.

Por su parte, el presidente y director ejecutivo de la Asociación de la Industria de Semiconductores de Estados Unidos, John Neuffer, afirmó que hay consenso dentro de su industria en torno a que ya es momento de concluir las discusiones dado que estas se han extendido más de la cuenta.

Neuffer también consideró que la implementación exitosa de ATI-II tendría un enorme impacto en el comercio mundial, el crecimiento económico y la innovación. El ejecutivo estadounidense resaltó además que el acuerdo tendría un significado para la credibilidad de la OMC y su capacidad para formar alianzas comerciales que permitan la apertura de mercados.

Entre los países latinoamericanos que suscribieron originalmente el acuerdo se encuentran Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú y República Dominicana, Costa Rica y Guatemala, estos dos últimos participaron, además, de la extensión del acuerdo.

Más información en:
Trade Negotiators Clinch Tentative Deal to Expand ITA Product List”, Bridges, 23 de julio 2015; “Los Miembros de la OMC alcanzan un acuerdo comercial decisivo sobre tecnología de la información que representa 1,3 billones de dólares EE.UU.”, OMC, 24 de julio 2015.

6 Agosto 2015
El Órgano de Apelación de la OMC confirmó el pasado 20 de julio que los impuestos adicionales aplicados por Perú a ciertas importaciones agrícolas de Guatemala violan las normas globales del comercio...
Share: 
10 Agosto 2015
Las diferencias entre Costa Rica y los Estados afectados por la decisión del país centroamericano de suspender importaciones de aguacate han llegado al Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias...
Share: