México anuncia su compromiso rumbo a la COP21

16 Abril 2015

México dio a conocer su nuevo compromiso de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para el periodo 2020-2030. Con este anuncio histórico, el país latinoamericano se convirtió en la primera economía emergente en anunciar su contribución hacia las negociaciones de las Naciones Unidas en París a finales de año.

 

Durante la 20ª Conferencia de las Partes (COP20) celebrada el pasado mes de diciembre en Lima, Perú, las naciones participantes acordaron firmar un nuevo acuerdo climático el próximo mes de diciembre en París. Para ello, los países miembros convinieron anunciar sus contribuciones al nuevo acuerdo en el primer trimestre del presente año, teniendo sin embargo como fecha límite el próximo mes de octubre (ver Puentes, diciembre 2014).

En este sentido, el pasado 27 de marzo México anunció su compromiso oficial hacia un nuevo acuerdo global, conocido como “Contribuciones determinadas nacionalmente” (INDC, por sus siglas en inglés).

México así se compromete a reducir de forma no condicionada el 25% de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y de contaminantes climáticos de vida corta para el año 2030. Esto conlleva una reducción del 22% de GEI y del 51% del carbono negro.

Adicionalmente, el nuevo plan mexicano plantea para el 2030 la reducción de sus emisiones globales hasta un 40% si se alcanza un acuerdo global que aborde cuestiones claves como la fijación de precios del carbono, el financiamiento adicional y la transferencia de tecnología.

Tomando en cuenta la vulnerabilidad del país a los impactos del cambio climático, las INDC de México contempla un componente de adaptación, el cual plantea fortalecer la capacidad de adaptación de al menos 50% de los municipios más vulnerables a través de sistemas de alerta temprana y buscará reducir la tasa de deforestación a 0% en 2030.

Pionero entre las economías emergentes
A pesar de generar solo el 1,4% de las emisiones mundiales, el 65% de las emisiones mexicanas provienen del sector energético, basado principalmente en combustibles fósiles, por lo que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha desarrollado una serie de políticas públicas para reducir el impacto ambiental, así como impulsar las energías renovables.

En este sentido, en 2012, México se convirtió en el primer país en vías de desarrollo en aprobar una Ley General del Cambio Climático, demostrando su disposición por hacer frente a dicho fenómeno. La Ley establecía un objetivo de generar para 2024 un 35% de energía con fuentes renovables y una meta de reducción de las emisiones de GEI de un 30% para el 2030 y un 50% para el 2050, aunque dichos objetivos estaban condicionados a la asistencia internacional. Ahora, mediante las INDC, las metas son distintas y más claras.

Cabe mencionar, además, que otra de las políticas públicas desarrolladas por el gobierno mexicano fue la aprobación de un impuesto sobre el carbono de aproximadamente US$ 3.50/tCO2 que se aplica a los combustibles fósiles en función de su contenido de carbono.

Según el último inventario nacional de emisiones del país de 2013, el 92% de las emisiones mexicanas provienen del sector industrial y el 8% restante del cambio de uso de suelo. Esta información precisamente sirvió de base para que México estableciera sus nuevas metas en sus INDC que, además, de acuerdo a su marco legal sobre la materia era prioritario poner atención al carbono negro dado su potencial para el calentamiento global.

El anuncio hecho por el gobierno mexicano se adelantó a la fecha límite del 31 de marzo para que las economías anunciaran sus INDC ante la Llamada de Lima a la Acción Climática realizada en la COP20. Después de Suiza, Unión Europea y Noruega, México es el cuarto país en presentar un compromiso rumbo al nuevo acuerdo de París, posicionándose al frente del grupo de países en desarrollo.

Cooperación entre México y Estados Unidos
Paralelamente, México y Estados Unidos anunciaron que estarán trabajando conjuntamente en un grupo de trabajo de alto nivel en energías limpias y políticas climáticas que incluyen, entre otras cosas, electricidad limpia, eficiencia energética y de combustible.

El grupo de trabajo está presidido por los secretarios de Medio Ambiente de México, Juan José Guerra Abud, y de Energía de Estados Unidos, Ernest Moniz.

Está programado que avances sus trabajos en el marco de la Reunión Ministerial de Energía Limpia, a tener lugar el 27 y 28 de mayo y que será organizada por México.

Más información en:
México: el primer país en desarrollo comprometido con la reducción de emisión de gases de efecto invernadero”, iAgua, 30 de marzo de 2015; “México y su ambiciosa meta de reducción de emisiones post 2020”, El Debate, 27 de marzo de 2015. 

16 Abril 2015
Los cofacilitadores de un proceso orientado a comprometer el financiamiento para el desarrollo han liberado un “borrador cero” del documento final para una conferencia de alto nivel calendarizada...
Share: 
20 Abril 2015
Nueva York fue sede de la tercera reunión del proceso intergubernamental de negociaciones de la Agenda de Desarrollo post 2015, en donde los delegados encargados de diseñar los Objetivos de...
Share: