Los EE.UU. preparan versión alternativa que dejaría por fuera a República Dominicana

29 Noviembre 2004

En una carta enviada el pasado 16 de noviembre por el Representante Comercial de los EE. UU., Robert Zoellick, al presidente del Comité de Finanzas del congreso estadounidense Charles Grassley, se le comunica que su departamento está preparando una versión alternativa del tratado de libre comercio firmado conjuntamente con cinco naciones de Centroamérica y Estados Unidos (DR-CAFTA, por sus siglas en inglés) que elimina las provisiones aplicables a República Dominicana dada la negativa de este país de eliminar el impuesto de 25% a las bebidas de ese mercado elaboradas con sirope de maíz con alto contenido de fructuosa.

Los funcionarios de los EE.UU. critican el recargo fiscal como una medida proteccionista de los productores dominicanos de azúcar, lo cual, argumentan, viola las obligaciones de ese país bajo el acuerdo de libre comercio. Por otro lado, los azucareros del país caribeño argumentan que la medida solo protege a su mercado interno y la permanencia de empleos en la industria.

Adicionalmente, Zoellick solicitó a la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos un nuevo estudio que examine el impacto de un acuerdo de libre comercio con el resto de los países del DR-CAFTA sin incluir a RD.

Se atribuye a Grassley el haber dicho que apoyaba fuertemente la inclusión de de la Republica Dominicana al CAFTA, pero entiende ahora que la imposición del impuesto al sirope de maíz "cuestiona el compromiso del país ante las obligaciones de comercio internacional asumidas".

En reacción a estos acontecimientos, los congresistas dominicanos han convocado al Senado a una sesión de urgencia para discutir el tema del controversial impuesto de 25% al sirope de maíz.

Los gobiernos centroamericanos estiman que la salida de Dominicana del acuerdo podría restarle votos en el Congreso estadounidense, que conocería el acuerdo en febrero o marzo de 2005.

El impuesto de 25% a las bebidas elaboradas con sirope de maíz con alto contenido de fructuosa establecido por ley en República Dominicana, ha transcendido las fronteras de la confrontación de intereses productivos dominicanos hasta la propia esfera de Washington, debido a que mientras Zoellick se pronuncia de esa forma y el embajador Roger Noriega, secretario general del Departamento de Estado, lo considera un "asunto complicado"; el senador Charles Rangel afirma que la presión de la administración no es más que un abuso.

Según estudios de la firma consultora internacional Nathan Associates, la salida de la República Dominicana del TLC con Estados Unidos ocasionaría una pérdida de un gran número de empleos. Con el fin de las cuotas textiles, a partir del 1 de enero del 2005, Dominicana perdería más de 36,000 empleos directos en el sector de confecciones textiles en las zonas francas, por lo que si logra permanecer en el DR-CAFTA el impacto sería reducido grandemente por la permanencia de la ley de Asociación Comercial de la Cuenca del Caribe (CBPTA).

Datos de la Asociación Dominicana de Zonas Francas (Adozona) indican que el valor exportado por RD en prendas de vestir alcanzó US$2.100 millones en el 2003, generando cerca de 120.000 empleos directos. El 99% de las exportaciones de ropas dominicanas van hacia Estados UnidosReportaje CINPE y ICTSD, Secretaría de Estado Industria y Comercio de República Dominicana, Prensa Libre y Capital Financiero. Palmer, El Nuevo Herald.com (Miami). 19 noviembre 2004. "EE.UU. prepara un CAFTA sin Dominicana".

29 Noviembre 2004
Con la negociación de acuerdos de libre comercio bilaterales con sus socios de la cuenca del Pacífico, Chile se propone transformarse en la puerta de entrada de las economías asiáticas a...
Share: 
29 Noviembre 2004
El acceso a los recursos genéticos en la región andina, que alberga la cuarta parte de la biodiversidad del planeta, es un punto de discordia en el tratado de libre comercio que Estados Unidos...
Share: