La OMC en la encrucijada

11 Diciembre 2017

Por primera vez desde su creación, la Organización Mundial del Comercio (OMC) organiza una Conferencia Ministerial en América del Sur. Sin embargo, el debate en Buenos Aires traspasará las fronteras regionales. En la agenda, está el modelo de sistema internacional que regulará las relaciones interestatales en las próximas décadas. Los líderes de la Organización deberán convencer a los escépticos sobre la capacidad del sistema multilateral de comercio para administrar la interdependencia en tiempos de rápidas transformaciones económicas y sociales. Además, la OMC deberá evitar que miembros que en el pasado se encontraban dispuestos a la construcción de un complejo marco institucional canalicen su descontento en acuerdos puntuales.  

 

La tarea es extraordinaria. Al final, los cuestionamientos enfrentados por la OMC son una extensión natural de la desconfianza de millones de habitantes de los Estados que la componen. Más allá de los cuestionamientos, el desafío exige una reflexión sobre el propio papel del sistema multilateral de comercio en la gestión de la rutina económica mundial. Ya en su primer párrafo, el Acuerdo de Marrakech expone los objetivos que justificarían el arduo trabajo para el establecimiento de la Organización. Entre sus principios, el texto enumera la búsqueda por la “mejora de los niveles de vida”, por el “pleno empleo”, por el aumento “considerable y constante de los ingresos reales” y por la “utilización óptima de los recursos mundiales”. ¿En qué medida los recientes progresos – o incluso la falta de avances – ayudan a explicar el desempeño de los miembros de la OMC en cada una de estas dimensiones? Se trata de una reflexión fundamental.

 

De hecho, las Conferencias Ministeriales ofrecen la oportunidad no sólo para que sus participantes asienten las bases para el diálogo futuro. Tan importante como el impulso transformador, la cuidadosa evaluación de los resultados consolidados nos permite entender mejor lo que la OMC viene realizando por aquellos que la financian: los ciudadanos de cada uno de sus miembros. En este sentido, aunque el esfuerzo de ministros y negociadores sea una condición necesaria para el éxito de la Ministerial de Buenos Aires, la vitalidad del encuentro también depende de la movilización de la sociedad civil y su capacidad de ilustrar las consecuencias concretas de la existencia del sistema multilateral de comercio.

 

Esta edición especial de Puentes se suma a un amplio esfuerzo de cobertura de la Undécima Conferencia Ministerial de la OMC por el equipo del International Centre for Trade and Sustainable Development (ICTSD). Junto con la Guía de Negociaciones publicada en nuestro sitio web, el presente número de Puentes busca ofrecer a usted, estimado/a lector/a, una amplia fotografía del significado de la Conferencia para el futuro de la Organización. Además, estaremos presentes en Buenos Aires con una intensa programación, con destaque para el Simposio sobre Comercio y Desarrollo Sostenible (TSDS, por su sigla en inglés). Nuestro principal objetivo: acercar a los distintos grupos afectados por las decisiones tomadas dentro de la OMC, permitiendo el establecimiento de un ambiente propicio para el debate.

 

Equipo Puentes

This article is published under
11 Diciembre 2017
Usted ha cumplido un rol clave en la promoción y negociación de la Agenda 2030. ¿Cómo evalúa el rol de la Organización Mundial del Comercio (OMC) – y de la Conferencia Ministerial en particular – en...
Share: 
11 Diciembre 2017
El domingo 10 de diciembre comenzó formalmente la Undécima Conferencia Ministerial (MC11, por su sigla en inglés) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), con líderes de varios países emitiendo...
Share: