Iniciativas buscan reducir la brecha de género en el comercio internacional

8 Marzo 2018

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, este 8 de marzo encuentra a los países de América Latina con numerosas movilizaciones por la violencia de género. En la región, las diversas aristas de esta problemática -sea en temas de salud sexual y reproductiva, empoderamiento o acceso al mercado laboral- se manifiestan en forma acentuada. Los datos son elocuentes. El Índice de Desigualdad de Género pondera estas variables y asigna el valor de 0.390 a la región en 2015, cuando los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico​ (OCDE) alcanzan un promedio de 0.194 para el mismo año (1 representa el máximo de desigualdad). En materia de comercio internacional, según datos del Centro de Comercio Internacional (ITC, por su sigla en inglés), la participación de mujeres es muy limitada; sólo una de cada cinco empresas exportadoras pertenece a una mujer.

 

La igualdad de género ya forma parte de la agenda de los principales organismos y redes internacionales. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) incluye como objetivo 5 de su Agenda 2030 la igualdad entre géneros y empoderamiento de la mujer. Por su parte, el G20 lo hace por medio de su iniciativa Women20. Inclusive el sector empresarial y financiero internacional se ha sumado a los reclamos con la iniciativa Ring the Bell -a pesar de que, en la práctica, la participación de las mujeres en el sector financiero aún se concentra en el campo de las micro finanzas, según demuestran las experiencias del Banco W en Colombia, Compartamos Banco en México o Capital Semilla en Panamá. La Organización Mundial del Comercio (OMC) también ha emitido una declaración conjunta en la última Reunión Ministerial en Buenos Aires en la que declara su compromiso para la implementación de las mejores prácticas para un comercio inclusivo (véase Boletín Puentes de Buenos Aires).

 

Las iniciativas concretas para reducir la brecha de género en el campo del comercio internacional también comienzan a emerger. La comisaria de Comercio de la Comisión Europea, Cecilia Malmström, destacó recientemente la inclusión de un capítulo de Género y Comercio en el Tratado de Libre Comercio firmado entre Chile y Uruguay en 2016 (véase Boletín de Noticias Puentes). Este capítulo enumera actividades concretas de cooperación que favorecen la participación de la mujer en las actividades económicas y crea un comité de seguimiento para controlar el cumplimiento del tratado.

 

Otra iniciativa destacable es el programa Mujeres Exportadoras, creado por la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI) y que se dirige a pequeñas y medianas empresas. Su objetivo: aumentar la participación femenina en el comercio internacional por medio de diferentes herramientas -plataformas de comercio electrónico, servicios de consultoría, capacitaciones, informes de inteligencia comercial, armado de grupos exportadores, entre otros. Cabe destacar también el programa She Trades, que se presentó en el Business Forum de la undécima Conferencia Ministerial de la OMC en Buenos Aires. El programa tiene como objetivo producir datos de calidad desagregados por género y crear oportunidades para mujeres emprendedoras, reduciendo las barreras invisibles al comercio que existen en la actualidad.

 

Reportaje ICTSD

 

Otra fuente consultada:

 

Puentes. Miembros de la OMC: las cuestiones de género son un tema crítico de inclusión. (07/12/2017).

7 Marzo 2018
El 4 de marzo pasado finalizó en Costa Rica la novena reunión del Comité de Negociación del Acuerdo Regional sobre el Principio 10 . El ciclo de negociación, iniciado en la Conferencia sobre...
Share: 
12 Marzo 2018
El pasado 5 de marzo concluyó en Ciudad de México la séptima ronda de negociaciones por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por su sigla en inglés). Cambios de último minuto...
Share: