Hacia una “Facilitación 2.0”

31 Julio 2018

La moderna agenda de facilitación del comercio se desarrolla en un contexto de cambios dinámicos en el mapa político y económico actual. Un rápido tamiz sobre estos diversos aspectos permite identificar condicionantes de tipo tanto coyuntural como estructural. En primer lugar, resulta necesario reconocer que la agenda de facilitación del comercio se inscribe en una etapa de desarrollo económico signado por el crecimiento de las cadenas globales de valor y la digitalización de la economía de la mano de la Cuarta Revolución Industrial. Esta creciente conectividad e interrelación económica entre países indica que, por ejemplo, las políticas de facilitación del comercio debieran analizarse mano a mano con las de facilitación de inversiones, tema al que dimos lugar en el tercer número de Puentes del corriente año.

 

Por otra parte, las presentes tensiones comerciales globales y el resurgimiento de los debates sobre apertura, proteccionismo e integración indican la coyuntura actual en la que se inscribe esta agenda: la experiencia de aquellos que poseen oficio en el negocio exportador indica que las demoras y trabas burocráticas históricamente presentes en el comercio exterior – y que se acentúan en este contexto político – poseen efectos iguales o aún más perniciosos que los de un arancel. Sin la reducción de estas trabas, el libre fluir del comercio no deja de ser una entelequia.

 

El trabajo en los ámbitos multilaterales y diplomáticos abre una ventana de oportunidad para avanzar en este tumultuoso contexto mundial. En este sentido, la Organización Mundial del Comercio (OMC) logró ratificar en 2017 su Acuerdo de Facilitación del Comercio (TFA, por su sigla en inglés), dando renovado impulso a que también se incorporen estos aspectos regulatorios en los acuerdos regionales de comercio.

 

¿Debe América Latina focalizarse en alguna consigna en particular de la “Facilitación 2.0”? ¿Existen cuellos de botella estructurales que determinen desafíos específicos para la región? En las páginas que siguen, le ofrecemos a usted, estimado(a) lector(a), un conjunto de reflexiones sobre este debate para la región. Lejos de pretender brindar un análisis exhaustivo, el presente número de Puentes busca estimular reflexiones sobre los aspectos arriba mencionados. Como podrán apreciar, el déficit en obras de infraestructura y la modernización de los puertos son temas de recurrente mención en las contribuciones, algo que no resulta de extrañar si se repara en el efecto radial o multiplicador que la facilitación comercial en estos sectores imprime en el resto de la economía.

 

Queremos conocer su opinión sobre este asunto. Lo invitamos a que nos escriban un e-mail o dejen sus comentarios en el sitio de Puentes. De la misma manera, abrimos este espacio para que propongan temas de discusión o propuestas de artículos a nuestro equipo editorial.

 

Esperamos que disfruten la lectura,

 

Equipo Puentes

This article is published under
31 Julio 2018
Los tiempos de Cuarta Revolución Industrial y expansión de cadenas globales de valor imponen nuevos desafíos a la agenda de facilitación del comercio. En este artículo, el autor argumenta que la diseminación de esta agenda encuentra una ventana de oportunidad con el TFA de la OMC y los acuerdos regionales de comercio.
Share: 
1 Agosto 2018
El 27 y 28 de julio se realizó en Buenos Aires la reunión de ministros de Agricultura del grupo G20. En esta ocasión, las novedades no sólo se concentraron en el pronunciamiento oficial de los...
Share: