Grupo Especial OMC da la razón a Argentina en diferencia sobre productos cárnicos

6 Agosto 2015

Un Grupo Especial de la OMC consideró que la prohibición estadounidense a productos animales y cárnicos provenientes de Argentina constituye una violación a las reglas del comercio mundial, citando inconsistencias con las normativas sanitarias globales y de salud animal.

 

La censura por parte de las autoridades de Estados Unidos (EE.UU.), impuesta en 2001 como respuesta a un brote de fiebre aftosa en el norte de Argentina, viola varias normas dispuestas en el Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (MSF) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), según el informe del Grupo Especial dado a conocer este 24 de julio pasado sobre la diferencia (DS447) que las partes mantienen desde 2012.

La fiebre aftosa es una enfermedad altamente contagiosa que afecta principalmente al ganado de pezuña hendida siendo fatal para animales jóvenes sin vacunar. La enfermedad también puede reducir la producción de leche, generar daño permanente a la pezuña y mastitis crónica. La vacunación es la principal forma de controlar la enfermedad.

Normativa y situación de Argentina
La OMC utiliza los estándares de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en lo referente a salud animal y enfermedades que estos puedan transmitir a los humanos, incluyendo el Código Sanitario para los Animales Terrestres de la referida institución.

Las normas de la organización en comento recomiendan medidas particulares para mitigar los riesgos de la enfermedad en países exportadores e importadores los cuales deben ser adoptados según la ubicación geográfica y la situación en cada país.

La OIE reconoció a Argentina como territorio libre de fiebre aftosa en el año 2000 sin necesidad de vacunación. Esta condición le fue retirada en mayo de 2001 tras la aparición de casos de la enfermedad.

Entre 2003 y 2007, la OIE reconoció al norte de Argentina como libre de la enfermedad donde se llevaban procesos de vacunación. Sin embargo, este reconocimiento fue suspendido tres veces tras brotes de la enfermedad en zonas específicas. Posteriormente, desde 2007 este estatus se sometió a una revisión anual.

Finalmente, en 2011 la OIE reconoció una zona de protección establecida a lo largo de la frontera entre Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil como libre de fiebre aftosa donde se aplique la vacunación.

En 2002 la OIE reconoció la región patagónica al sur del paralelo 42 como zona libre de fiebre aftosa sin necesidad de vacunación, extendiendo el reconocimiento a la zona entre el paralelo 42 y el Río Negro en 2007.

Prohibición de importación
Estados Unidos ha estado libre de fiebre aftosa por los últimos 80 años y en el país no se vacuna al ganado ni a ninguna otra especie susceptible a la enfermedad, por lo que cuenta con el reconocimiento de la OIE.

En 2001, tras varios casos de fiebre aftosa en Argentina, Washington procedió a prohibir la importación de carne proveniente de este país. Sin embargo, el país norteamericano continuó importando carne de Uruguay a pesar de que este no contaba con la certificación de la oficina de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas (APHIS, por sus siglas en inglés) de EE.UU. que lo declarara como libre de la enfermedad.

Tras presentar una solicitud de consulta, Argentina pidió formalmente el establecimiento de un Grupo Especial para que revisara la prohibición de importación, citando dudas sobre la justificación científica y la concordancia con los estándares internacionales. Además, se informó de retrasos indebidos en la aprobación de importación de carne fresca y en el reconocimiento de la Patagonia como región libre de la enfermedad.

Armonización de estándares internacionales y proceso de revisión
El Acuerdo MSF busca armonizar las medidas de los gobiernos sobre la base de estándares internacionales, guías y recomendaciones desarrolladas en organizaciones internacionales como la OIE.

El Grupo Especial encontró que las disposiciones del Código Sanitario de la OIE establece que las importaciones provenientes de países o zonas donde se ha vacunado al ganado pueden ser comercializadas con seguridad y deberían permitirse en tanto se mantengan los protocolos de mitigación necesarios.

Bajo ciertas condiciones, se puede permitir el comercio de carne proveniente de una zona con presencia de fiebre aftosa siempre y cuando se cumplan los protocolos de vacunación de la OIE. Dado que esto se cumple en el norte de Argentina, el Grupo Especial concluyó que la prohibición de EE.UU. no se encuentra basada en estándares internacionales válidos.

La regulación estadounidense en cuestión prohibía las importaciones de los referidos productos de toda Argentina, incluyendo zonas libres de la enfermedad como la Patagonia. Por ello, el Grupo Especial consideró que las medidas que no reconocen las diferencias del estado de las enfermedades entre zonas de un mismo país va en contra del código de la OIE y de las reglas de la OMC.

El Grupo Especial también encontró que EE.UU., faltando al requerimiento del Acuerdo MSF, no realizó el procedimiento para analizar la solicitud argentina para permitir el ingreso de carne del norte del país así como el reconocimiento de la Patagonia como zona libre de fiebre aftosa. Consecuentemente, el Grupo Especial afirmó que Washington cometió una falta al no proveer a Argentina una explicación por la demora.

Evaluación de riesgo
La normativa de la OMC requiere que los Estados aseguren que sus medidas aplicadas en el marco del MSF estén basadas en una evaluación de riesgo y tomen en consideración los procedimientos recomendados por organizaciones internacionales relevantes sobre el tema. 

El Grupo Especial consideró que la prohibición estadounidense de 2001 se basó en el análisis científico regular de esa época, la situación local en Argentina y una revisión del impacto económico de potenciales medidas, por lo que cumplió con una evaluación de riesgo según el Acuerdo MSF.

No obstante, el Grupo Especial señaló que EE.UU. recibió información científica nueva y relevante sobre la situación de Argentina en 2002. Dado esto, la evaluación de riesgo realizada el año anterior ya no brindaba base suficiente para mantener la prohibición.

Ante el hallazgo de los referidos retrasos indebidos en la realización de nuevas evaluaciones de riesgo por parte de EE.UU., el Grupo Especial consideró que la prohibición constituye una violación a las normas de la OMC.

Próximas instancias
En agosto de 2014, tras la formación del Grupo Especial, la oficina de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas de EE.UU. anunció la adición de Patagonia a la lista de regiones consideradas libres de fiebre aftosa y peste bovina, permitiendo las importaciones de carne provenientes de estas. En junio del presente año, EE.UU. afirmó que permitiría la importación de carne del norte de Argentina, lo que se hará efectivo el 28 de septiembre.

Ambas partes tienen 60 días desde la circulación de reporte para apelar. Bajo la normativa de la OMC, el Órgano de Apelación puede revisar aspectos de interpretación legal, sin interferir con los hallazgos fácticos del Grupo Especial.

Traducción y adaptación Puentes. “WTO panel grants victory to Argentina in beef dispute with US”, Bridges, 30 de julio 2015.

6 Agosto 2015
Los representantes de Panamá e Israel completaron, entre el 21 y 23 de julio en Jerusalén, la tercera ronda de negociaciones con miras a suscribir un tratado de libre comercio (TLC) que otorgue...
Share: 
6 Agosto 2015
El Órgano de Apelación de la OMC confirmó el pasado 20 de julio que los impuestos adicionales aplicados por Perú a ciertas importaciones agrícolas de Guatemala violan las normas globales del comercio...
Share: