Grupo Especial de la OMC falla en contra de aranceles agrícolas de Perú

18 Diciembre 2014

Un panel de expertos de la Organización Mundial del Comercio ha concedido la victoria a Guatemala en la diferencia que mantiene con Perú debido a ciertos aranceles sobre determinadas importaciones agrícolas, en un caso que también ha puesto de relieve la relación de los acuerdos bilaterales con las obligaciones asumidas en la OMC.

 

Los aspectos más importantes del caso tenían relación con los aranceles adicionales cobrados en Perú a las importaciones de determinados productos agrícolas –leche, maíz, arroz y azúcar– a través de su Sistema de Franja de Precios (SFP).

El panel estructuró su análisis examinando primero el reclamo de Perú contra Guatemala, señalando que este último no había actuado de buena fe al iniciar la diferencia, para luego avanzar con las alegaciones sustantivas de Guatemala.

Tratado de libre comercio
En virtud del tratado de libre comercio (TLC) suscrito entre Perú y Guatemala en diciembre de 2011, este último habría acordado que Perú mantuviese su SFP, por lo que Lima argumentó que al iniciar un caso en la OMC en contra de dicho esquema Guatemala estaba violando su obligación de actuar de buena fe en los procedimientos de solución de diferencias.

Precisamente, una disposición del Entendimiento sobre Solución de Diferencias de la OMC requiere que los miembros de la organización ejerzan su propio juicio sobre si la presentación de una controversia sería fructífera o no antes de iniciar los procedimientos. No obstante, el informe del grupo especial establece que nada apoya la sugerencia de que Guatemala no ejerció debidamente su juicio.

Para el grupo especial, Perú no presentó ningún argumento o prueba de si Guatemala, antes de participar en la presente diferencia, había renunciado expresamente al derecho de presentar un caso ante la OMC respecto al SFP.

El grupo especial también rechazó el argumento de Perú que establecía que, de acuerdo con el artículo 18 de la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, Guatemala tenía la obligación de no frustrar el objeto y fin del TLC en cuestión y que mediante el inicio de esta diferencia dejaba a un lado las disposiciones presentadas en dicho acuerdo. El panel consideró que tomar una determinación sobre el objeto y fin de un TLC aún no ejecutado iría más allá de los términos del grupo especial.

En cuanto a la relación entre el TLC y los tratados de la OMC, Perú argumentó que mediante el acuerdo bilateral las partes habían modificado sus derechos y obligaciones recíprocas ante el organismo multilateral, por lo que el SFP debería prevalecer.

El panel encontró que, debido a que el TLC no ha entrado en vigor, sus disposiciones no son vinculantes para las partes al momento del informe del grupo especial, por lo que no era necesario que el panel expresara su opinión al respecto.

GATT y agricultura
El mecanismo del SFP determina los aranceles basados en un rango constituido por un precio mínimo y un precio máximo, lo que refleja los precios internacionales de los últimos 60 meses. El sistema también utiliza un precio de referencia publicado cada dos semanas que refleja el precio promedio del mercado internacional de cada producto.

Un arancel adicional es aplicado si el precio de referencia del producto afectado está por debajo del precio mínimo. Sin embargo, si el precio de referencia es superior al precio máximo, se reduce la tarifa aplicable. Estas reducciones son poco frecuentes en la práctica, resultando en un arancel del 0% aplicado por Perú para la mayoría de estos productos.

En su denuncia, Guatemala señaló que los aranceles resultantes del SFP constituyen impuestos variables a la importación y precios mínimos de importación, o medidas similares, y como resultado violan el artículo 4.2 del Acuerdo sobre la Agricultura.

Esta disposición prohíbe el uso de medidas no arancelarias aplicadas específicamente a la agricultura, a menos que estas sean compatibles con otras normas de la OMC para los intercambios de mercancías.

El panel encontró que las tareas relacionadas con el SFP son medidas similares a un impuesto variable a la importación, que carecen de transparencia y previsibilidad y que tienen el potencial de afectar los precios de importación. Así, mediante el mantenimiento de tales medidas, dijo el panel, Lima está violando las reglas sobre agricultura de la OMC.

Guatemala también afirmó que los aranceles resultantes del SFP califican como “otros cargos y aranceles” que no se incluyeron en la Lista Original de Concesiones de Perú en la OMC, por lo que sitúa a Lima en violación del artículo II: 1(b) del GATT. El panel en última instancia estuvo de acuerdo con la demanda de Guatemala.

Próximos pasos
Ambas partes tienen 60 días para apelar a las conclusiones del grupo especial a partir de la distribución del informe. Según las reglas de la OMC, el Órgano de Apelación puede revisar aspectos de ley, como la interpretación jurídica, pero en general no va a interferir con las constataciones fácticas del grupo especial inicial.

 

Traducción y adaptación Puentes. “WTO Panel Rules Against Peruvian Agriculture Duties”, Bridges Weekly, 4 de diciembre de 2014.

18 Diciembre 2014
Los países envueltos en las negociaciones para liberalizar el comercio de un selecto grupo de bienes ambientales han hecho avances en una posible “lista de preferencias” según las más recientes...
Share: 
18 Diciembre 2014
Los miembros de la OMC suscribieron a fines de noviembre una serie de decisiones relativas a las negociaciones de Bali en diciembre de 2013 y que habían estado estancadas por una serie de diferencias...
Share: