FAO: brote de ébola pone al comercio y la seguridad alimentaria de África Occidental en jaque

11 Septiembre 2014

Interrupciones en el comercio transfronterizo y en la comercialización de los tres países de África Occidental más afectados por el brote de ébola, Liberia, Sierra Leona y Guinea, han dejado los precios de los alimentos por los cielos, amenazando la seguridad alimentaria de la región.

 

El virus del ébola es una enfermedad grave, a menudo fatal, con una tasa de muerte que supera el 90%. El reciente brote ha tenido una tasa de letalidad del 51%, de acuerdo a un reporte de fines de agosto de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un total de 2052 casos se han registrado en la región de África Occidental, causando por lo pronto 1546 muertes y sin la presencia de una cura conocida para la enfermedad.

Cosecha de cereal en riesgo debido a la escasez de mano de obra
En un esfuerzo por combatir el mortal virus, los gobiernos de los países mencionados han establecido zonas de cuarentena e impuesto restricciones al movimiento de personas. Y aunque lo anterior es necesario para detener el avance de la enfermedad, estas restricciones han tenido un efecto secundario al exacerbar las preocupaciones relativas a la seguridad alimentaria, de acuerdo a una alerta especial emitida por FAO a principios de este mes. 

La principal temporada de cosecha para cultivos clave como el maíz, la yuca y el arroz está prevista para algunas semanas más. No obstante, las propias restricciones al movimiento de personas han reducido la mano de obra en las granjas, por lo que podría evidenciarse un serio impacto a la producción de cereales.

En gran parte de África Occidental se había pronosticado una cosecha por sobre los niveles promedio, fundamentalmente debido a una buena temporada de lluvias. Por el contrario, ahora se espera una drástica caída en la producción de alimentos, especialmente en las áreas de Sierra Leona y Liberia, conocidas por ser las más productivas.

Asimismo, se espera que cultivos comerciales como el aceite, el cacao y el caucho también sufran con la situación, lo que podría impactar en los ingresos familiares, reduciendo el poder adquisitivo y por ende el acceso a los alimentos.

Aumento de los precios
De acuerdo a la FAO, el cierre y aislamiento de algunos pasos y áreas fronterizos entre estos países ha resultado en        una escasez de suministros y en el alza de los precios de los alimentos. De hecho, la yuca de Liberia incrementó su valor en un 150% solo en las dos primeras semanas de agosto.

Por otra parte, los tres países mencionados son importadores netos, por lo que la reciente depreciación de sus monedas podría desarrollar una presión inflacionaria en los precios domésticos de los alimentos, particularmente en Sierra Leona y Liberia donde las tasas de cambio son más volátiles y el consumo de alimentos depende fuertemente de la importación de cereales.

Caída del producto interno bruto
Como si fuera poco, la suspensión de operaciones de varias multinacionales y aerolíneas en la región han causado interrupciones en el comercio y el transporte, lo que podría obstaculizar el crecimiento económico de la región.

Bloomberg ha señalado que Sime Darby, líder mundial en la producción de aceite de palma, ha recortado su producción en Liberia, mientras que el gigante en la producción de acero, Arcelor Mittal, ha ralentizado sus esfuerzos por expandir su planta en el mismo país.

El transporte aéreo también se ha visto impactado. British Airways ha detenido sus vuelos a Liberia y Sierra Leona debido a las preocupaciones sobre la salud pública. Esto está siendo considerado además por otras aerolíneas hasta que la crisis dé señales de disminuir.

Algunos expertos señalan que aún es prematuro evaluar el impacto del virus ébola en el crecimiento económico de la región de África Subsahariana. No obstante, el Fondo Monetario Internacional ya lo estima en el rango del 5,5% para el presente año.

Por lo pronto, y si bien se desconoce el origen del virus, algunos expertos han indicado cierta relación entre la transmisión de la enfermedad y el consumo de carne de origen de animales silvestres.

De acuerdo a la OMS, se considera que los murciélagos frugívoros son el huésped más probable del virus, por lo que, y como parte de las medidas preventivas, se ha prohibido la carne de este tipo de animales, lo que podrían privar a los hogares de una importante fuente de nutrición e ingresos.

  

Traducción y adaptación de Puentes. “FAO: Ebola Outbreak Putting West African Trade, Food Security in Jeopardy”, Bridges Weekly, 18(29), 10 de septiembre de 2014.

11 Septiembre 2014
Los jefes negociadores de los 12 países que negocian el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) concluyeron una reunión de 10 días en Hanoi, Vietnam, este miércoles pasado...
Share: 
11 Septiembre 2014
Luego del impasse respecto a la adopción del Protocolo de Enmienda del Acuerdo de Facilitación del Comercio (AFC), cuyo plazo vencía el 31 de julio pasado, los miembros de la OMC han vuelto a Ginebra...
Share: