Estrategias para países en desarrollo en las negociaciones sobre agricultura de la OMC en el centro de la agenda de la Ronda de Doha

22 Marzo 2005

Los países en desarrollo quieren mayor acceso a mercados y precios más altos para sus exportaciones agrícolas. Al mismo tiempo asegurando que su propia agricultura no esté expuesta a riesgos excesivos, y quela supervivencia de los agricultores no sea comprometida. Este artículo intenta formularla posición que más convendría adoptar a estos países en las negociaciones.

Desde un principio se debe reconocer que existe una amplia variación en la situación agrícola y alimentaria de los países en desarrollo tomados individualmente, y por tanto, pueden existir diferencias en sus metas en las negociaciones. Dadas las limitaciones de espacio, únicamente abordaremos los temas desde la perspectiva delos países del Grupo de los veinte (G-20), los cuales son países productores de bienes agrícolas a bajo costo y que perciben montos sustanciales de divisas de sus exportaciones.

Los miembros del G-20 tienen grandes poblaciones que dependen de la agricultura para su supervivencia, pero al mismo tiempo tienen muchos sectores de consumidores con bajos ingresos. Asimismo, utilizan ayudas internas y subsidios a la ex por tación en una escala significativamente menor a los países industrializados. Por estos factores, las perspectivas de estos países concuerdan en gran medida con las de otros países en desarrollo. Sin embargo, ciertos grupos tales como el de países en desarrollo importadores netos de alimentos(PEDINA), los países menos adelantados, y los países de la región de África, el Caribe y Pacífico(ACP), necesitarán abordar las especificidades de su situación complementando los objetivos de negociación que están establecidos aquí para el G-20, con propuestas adicionales.

Dada la situación agrícola del G-20, estará dentro del interés de sus miembros esforzarse por alcanzar una profunda reforma de la agricultura mundial, dado que una continuada flexibilidad en el uso de subsidios domésticos y a la exportación los afectaría más que beneficiarlos. A pesar de que algunos miembros del G-20 han consolidado sus aranceles agrícolas a un nivel alto, difícilmente podrán establecer sus aranceles aplicados a niveles altos si piensan velar por el interés de los consumidores de bajo ingreso. Mientras que el "Paquete de julio" (PJ) se inclina hacia cambios menos que fundamentales (a excepción de competencia de las exportaciones),todavía existe espacio para buscar tales cambios. Si en realidad una profunda reforma fuese llevada a cabo, el G-20 necesitará una cobertura modesta del trato especial y diferenciado (TED).

Este documento propone la "mejor posición" que estos países pueden adoptar. Esto no significa que el G-20 deba permitir que "lo mejor" entre en conflicto con "lo bueno" y así pueda dificultar un posible acuerdo que busque reconciliarlas divergencias en un punto medio de las negociaciones agrícolas, dentro de un paquete general de la Ronda de Doha que sea aceptable como un todo.

Apoyo doméstico

El Paquete de julio establece una reducción general del apoyo doméstico que distorsiona el comercio, a través de la aplicación de una aproximación escalonada, y habla de reducciones con un efecto de armonización. La idea detrás de una aproximación escalonada y un efecto armonizan te es la reducción de la disparidad en los niveles de apoyo doméstico entre los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC). La mejor medida de un subsidio no es su valor absoluto, sin ola proporción que el subsidio tiene con respecto al valor de la producción agrícola en un país.

Para elaborar sus propuestas, el G-20 debe mantener en mente que en el pasado ha existido la posibilidad para los Miembros de cambiar de un Compartimiento a otro. Manteniendo estos aspectos a la vista, sería apropiado que el G-20 proponga que la reducción a través de una fórmula escalonada, deba ser suficiente para alcanzar el objetivo de que la suma de todo el apoyo que distorsiona el comercio de cada Miembro converja, hacia el cinco por ciento del valor total de su producción agrícola. Así si la suma de toda la ayuda distorsionante del comercio de un Miembro al final del periodo de implementación comprometido en la Ronda Uruguay es 20% del total del valor dela producción agrícola, se requerirá reducir ésta en un 75%.

Por otra parte, un Miembro del cual la sumad el apoyo que distorsiona el comercio es10%, requerirá efectuar reducciones de solo un 50%. Bajo este esquema, será mucho menos importante obtener compromisos separados para la reducción del total consolidado final de la Medida global de ayuda (MGA), el Compartimiento azul y los límites de minimis. Los Miembros podrían obtener la flexibilidad de efectuar reducciones en cada componente en la medida necesaria para alcanzar la reducción global comprometida. Sin embargo, compromisos separados deben obtenerse para asegurar que el apoyo a productos específicos no exceda más del15% (tres veces el límite global) del valor de la producción del producto básico afectado.

Actualmente es ampliamente reconocido que muchas de las medidas listadas en el Compartimiento verde tienen efectos distorsionantes sobre el comercio, y la producción mucho más que mínimos. En conformidad al mandato sobre la revisión de los criterios del Compartimiento verde del PJ, el G-20 debería proponer que el apoyo al ingreso desvinculado de la producción debería calificar como mínimamente distorsionante solo si su elegibilidad es limitada a agricultores descasarse cursos.

El éxito en obtener un compromiso en la eliminación de subsidios a la exportación, fue sin duda un logro de los Miembros pro-reforma dela OMC. A pesar de esto, se debe tener en mente que el apoyo doméstico, y los pagos directos en particular, pueden sustituir los subsidios a la exportación.

Con el afán de consolidar las ganancias del PJ, es imperativo que el G-20 busque reducciones profundas en el apoyo doméstico. Sin reducciones en ambos, apoyo doméstico y subsidios a la exportación, será difícil para estos países aceptar reducciones sustanciales en sus tarifas agrícolas como se propone posteriormente.

Provisiones de TED para apoyo doméstico

En lo que concierne a los países en desarrollo, debemos tomar en cuenta que solo 15 Miembros realizaron compromisos de reducción en apoyo doméstico, y en la mayoría de los casos su MGA es menos del cinco por ciento del valor total de la producción. En vista de esto, la provisión del trato especial y diferenciado (TED)que permite a los países en desarrollo reducciones en un porcentaje menor y durante un periodo más largo, no es de gran impacto.

Doce países se han beneficiado de la provisión de minimis, pero el promedio de la suma de todo el apoyo notificado durante el periodo 1995-98 como porcentaje del valor de la producción agrícola total, fue menos de un cinco porciento para todos.

(Cont...)

This article is published under
14 Marzo 2005
El Órgano de Apelación de la OMC ha revelado los principales hallazgos de un panel previo de la OMC que disponían que los subsidios estadounidenses al algodón violaban las reglas de la OMC sobre...
Share: 
4 Abril 2005
BREVES INFORMATIVOS REGIONALES El Doctor Didier Opertti asumió, el pasado 18 de marzo el cargo de Secretario General de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), por un término de tres...
Share: