Estados Unidos devela norma sobre plantas de energía

27 Agosto 2015

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció recientemente la versión final del Plan de energía limpia, la primera política ambiental que establece límites obligatorios a las emisiones de dióxido de carbono desde plantas de gas y carbón.

 

Durante su discurso a principios de agosto, el presidente Obama etiquetó las normas finales sobre límites de emisión como “uno de los pasos más importantes que Estados Unidos (EE.UU.) ha tomado para combatir el cambio climático”, en tanto las plantas de energía son responsables aproximadamente del 31% de las emisiones de dióxido de carbono del país. De acuerdo a información estadounidense, hay cerca de 1.000 plantas de energía de combustibles fósiles en EE.UU.

El Plan de energía limpia (CPP, por sus siglas en inglés) ha sido elaborado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y se encuentra bajo la Ley de Aire Limpio de 1970. La ley fue esbozada por EPA en junio pasado y ha estado sujeta a procesos de consultas públicas.

El plan final está diseñado para reducir las emisiones de carbono de plantas de energía en un 32% hacia 2030 de acuerdo a la línea de base de 2005, 9% más ambicioso que la propuesta hecha en un comienzo.

En cuanto a las reacciones que el plan ha suscitado, diversos comentaristas han recibido positivamente el CPP, elogiando su flexibilidad y ambición, mientras que empresarios e inversionistas han apoyado la iniciativa, sugiriendo beneficios para la economía y la creación de empleos. Otros, sin embargo, han planteado que la norma implicará alzas en los precios de la energía, menos crecimiento económico y menos trabajos.

Detalles de la regulación
A fin de lograr los objetivos de reducción de emisiones hacia 2030, la EPA ha establecido metas particulares de reducción de emisiones provisorias y finales para 47 de los 50 Estados. Posteriormente, estos desarrollarán e implementarán planes para asegurar que sus plantas de energías alcancen dichas reducciones en promedio para el periodo 2022 a 2029 y luego a 2030.

Los Estados deben presentar sus planes iniciales a EPA hacia el 6 de septiembre de 2016 con detalles de cómo intentarán alcanzar las reducciones establecidas en el plan. Los planes finales deberán ser presentados a más tardar 2 años después.

De acuerdo a Washington, este acercamiento concederá suficiente flexibilidad a los Estados para manejar la transición energética en los próximos 15 años. Como parte del plan establecido, los Estados deberán también destacar cómo van a abordar la integridad de la red eléctrica.

Más aún, el plan en cuestión incentiva a los Estados a tomar acciones tempranas para reducir las emisiones antes de 2022. Se establece un Programa de incentivos de energía limpia de manera voluntaria diseñado para premiar a los Estados que inviertan en energías renovables, específicamente eólica y solar y lo mismo para proyectos de eficiencia energética en comunidades de bajos ingresos.

De acuerdo a EPA, las reducciones de emisiones harán una significativa contribución a bajar los niveles de contaminación y tendrán como resultado beneficios climáticos cercanos a los US$ 20 mil millones y beneficios ligados a la salud por montos que van de los US$ 14 a los US$ 34 mil millones.

Opciones para alcanzar los objetivos
Para reducir las emisiones los Estados podrán elegir entre: 1) operar las plantas de carbón de manera más eficiente, 2) utilizar más plantas bajas en emisiones de carbono que plantas de carbón y 3) cambiar la generación de energías a renovables de cero emisión.

Los Estados también pueden presentar dos tipos de planes para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones. En uno de ellos se aplica un estándar de rendimiento de emisiones a cada unidad, mientras que en el otro los Estados adoptan un plan regional para reducir las emisiones en todo el sector energético.

EPA plantea que el CPP final está diseñado para acomodar potenciales programas comerciales que incluyen fuentes internacionales, diseño de flexibilidades como disposiciones de compensación, fuentes y sectores distintos a plantas de energía, plantas no cubiertas por el CPP y otros esquemas.

En caso de los Estados no presenten planes de implementación hacia 2018, estos estarán sujetos a un plan federal estándar, el cual también se centra en el comercio de emisiones como una herramienta para que los Estados puedan alcanzar sus metas de reducción de emisiones.

Traducción y adaptación Puentes. “US unveils flagship climate change rule targeting power plants”, Biores, 14 de agosto de 2015.

27 Agosto 2015
Los problemas de las políticas nacionales de los miembros de Mercosur comienzan a afectar las perspectivas de evolución del bloque, reforzando los argumentos de flexibilización. En las pasadas...
Share: 
27 Agosto 2015
El Parlamento del Mercado Común del Sur (Parlasur) llevó a cabo a mediados de agosto su primera sesión del año. La reunión sirvió para que, tras la realización de procesos electorales en Uruguay y...
Share: