El campo argentino y la vocación por la inserción internacional

5 Octubre 2017

Hace ya 151 años, la Sociedad Rural Argentina (SRA) nació con una gran vocación por la apertura y el diálogo internacional. Desde el comienzo, esta entidad incentivó el perfeccionamiento genético de la ganadería, a través de los registros genealógicos que llevamos hace más de 150 años. Y la excelencia que hoy distingue al rodeo argentino es fruto de una selección de décadas, que supieron consolidar criadores visionarios, que trajeron a nuestro país lo mejor de cada una de las razas, a quienes hemos acompañado por más de un siglo y medio.

 

También, en sus primeros años, la SRA tuvo un rol central para conseguir las inversiones necesarias y el marco legal propicio para que se instalara la tecnología y las empresas que pudieran llevar adelante el transporte de carne en buques frigoríficos desde la Argentina a los mercados europeos, que en ese momento eran el principal destino del país.

 

Esa vocación por la apertura internacional fue guiando nuestras acciones a lo largo de toda nuestra historia. Es por eso que la entidad trabajó y trabaja para profundizar la inserción de la Argentina en los mercados externos y lograr no sólo mejores condiciones de comercio sino también continuar contribuyendo a la seguridad alimentaria, la producción sostenible y la eficiencia y eficacia de las normas sanitarias.

 

La SRA es miembro desde sus inicios de los Líderes Agropecuarios del Grupo Cairns y, como tales, acompaña a los ministros en cada una de sus reuniones, elaborando documentos con recomendaciones para los temas de relevancia.

 

En el ámbito bilateral la agenda está centrada en la negociación entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE) y en el diálogo con Asia-Pacífico. El objetivo es lograr resultados en el corto plazo, y la SRA colabora con los negociadores en un diálogo permanente.

 

A nivel regional, la SRA participa en instituciones como la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur (FARM), la Federación Panamericana de la Leche (FEPALE) y el Foro Mercosur de la Carne (FMC).

 

Productores de todo el mundo con una agenda común

 

Otro espacio donde la entidad tiene mucha actividad es la Organización Mundial de Agricultores (OMA), que está integrada por más de 70 entidades rurales de todo el mundo y tiene como objetivo impulsar políticas y mejorar las condiciones de los productores, sus familias y sus comunidades. La OMA tiene sede en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés).

 

Esta semana he sido designado allí como vicepresidente, cargo que me honra muchísimo. Los productores de todo el mundo están unidos por los mismos desafíos, representados por el cambio climático, la seguridad alimentaria, el libre acceso a los mercados y la participación justa en la cadena de valor – y esa agenda conjunta es prioridad en la OMA.

 

A partir de su acción en el marco de la OMA, la SRA estuvo presente en las distintas reuniones de Naciones Unidas sobre cambio climático – particularmente en 2015, donde se aprobó el llamado Acuerdo de París. En esa oportunidad, la SRA tuvo la responsabilidad de representar la posición de los productores a nivel mundial.

 

Es sabido que el cambio climático se consolida como una amenaza a la seguridad alimentaria y, por eso, la estrategia para su mitigación y adecuación debe estar orientada a aumentar la producción y la productividad.

 

Para trabajar sobre este tema, hemos participado del Comité de Seguridad Alimentaria de la FAO y del debate de las Naciones Unidas sobre la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

 

Además, la SRA recibe regularmente visitas de delegaciones extranjeras, interesadas en intercambios comerciales con la Argentina en materia de genética bovina, vitivinicultura, lechería y tecnología aplicada al agro. También se destaca el potencial exportador argentino y la vuelta al mundo del país.

 

La agenda del campo para la OMC en Buenos Aires

 

En el ámbito multilateral, desde la SRA estamos trabajando de manera proactiva en la próxima reunión Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se realizará en diciembre, en Buenos Aires, para lograr resultados concretos. Es por eso que, junto al gobierno y representantes de cámaras empresarias nacionales y regionales, se busca generar consensos en distintos temas, principalmente en los relacionados a ayuda interna y, en particular, a los subsidios a la producción más distorsivos, que terminan consolidándose como barreras no arancelarias.

 

Dada la importancia de este tema, en la última Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional, que organiza la SRA anualmente, se realizó un seminario en el que se abordaron los posibles escenarios para la XI Conferencia Ministerial de la OMC (MC11, por su sigla en inglés). Estuvo representada la visión del gobierno; de los think tanks; y de los productores, donde compartieron miradas los líderes agrícolas del Grupo Cairns y de la FARM.

 

El común denominador fue la necesidad de disciplinar las ayudas internas para evitar distorsiones y avanzar en el acceso a mercados, en especial, en aquellas cuestiones que afectan el comercio de productos agroindustriales, como las barreras para-arancelarias, aranceles progresivos y salvaguardias.

 

Todos los espacios internacionales en los que la SRA viene actuando y los nuevos desafíos que la entidad asume tienen como meta mejorar en cantidad y en calidad la producción de alimentos.

 

La Argentina tiene una producción que puede abastecer a más de 400 millones de personas. El objetivo es aumentar la producción en un 50% en los próximos años y así llegar a producir alimentos para más de 600 millones de personas. El campo argentino es un sector joven, dinámico, abierto a la innovación y los avances tecnológicos.

 

La innovación viene de la mano de la competencia. Por lo tanto, tiene que haber acceso a los mercados, sin barreras, para incentivar la sana competencia. De esa manera gana no sólo el productor, sino también el consumidor, que termina accediendo a una oferta en cantidad y calidad.

 

* Luis Miguel Etchevehere es presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

This article is published under
5 Octubre 2017
Alianzas Actuales en el Derecho Internacional de la Propiedad Intelectual: surgimiento e Impacto de los Mega-Regionales ICTSD – agosto 2017 Editado por Pedro Roffe y Xavier Seuba, este estudio...
Share: 
5 Octubre 2017
Citando iniciativas de nuevas alianzas privadas del Mercosur como el GPS y MAIZAL, la autora alienta a las gremiales agropecuarias nacionales a continuar el esfuerzo de consolidar una agenda regional para atender los niveles de producción de cereales y proteína animal que el mundo va a consumir al 2050.
Share: