El acuerdo UE-MERCOSUR se demora, al tiempo que avanzan las negociaciones con el EFTA

1 Mayo 2018

El viernes 27 de abril concluyó en Bruselas una nueva ronda informal de negociaciones entre representantes del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y de la Unión Europea (UE). Aunque se lograron acuerdos en diferentes capítulos del Tratado de Libre Comercio, la negociación quedó trunca debido a diferencias sobre el modo de ingreso de vehículos europeos a Brasil. La dilación en las negociaciones contrasta con la celeridad en que se alcanzó el acuerdo entre la UE y México, y con las negociaciones que se llevarán a cabo esta semana entre el bloque sudamericano y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por su sigla en inglés).

 

El eje de mayor tensión en las discusiones técnicas de la semana pasada fueron las exportaciones europeas de vehículos. En las reuniones anteriores, se había establecido que las partes cederían, sea en la cuota de ingreso de carne vacuna, arroz y etanol a Europa, como en el ingreso de vehículos y autopartes a Sudamérica (véase Boletín de Noticias Puentes). Brasil no avala esta propuesta, ya que se trata de un sector particularmente sensible para su economía; a cambio, propone diseñar un esquema comercial que incentive la formación de la cadena de valor entre ambos bloques. En este sentido, tanto el portavoz europeo de Comercio, Daniel Rosario, como Eladio Loizaga -el canciller por Paraguay que detenta la presidencia pro tempore del MERCOSUR-, indicaron a la prensa que es necesario que ambas partes cedan en pos de llegar a un acuerdo. La estrategia de Brasil, cabe recordar, se encuentra políticamente condicionada por las elecciones presidenciales de octubre próximo.

 

Otros temas que suscitan reclamos por parte de las organizaciones sectoriales -pero que, hasta el momento, no parecen presentar mayor impedimento político-, son aquellos referidos a la prolongación de patentes científicas europeas y al comercio de productos manufacturados. Respecto a las primeras, existen reclamos sobre el impacto notorio que éstas podrían ejercer sobre el precio de los medicamentos en Sudamérica. Respecto a lo segundo, la Coordinación de Sindicatos del Cono Sur (CCSCS) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES), insisten en incluir una clausula de desarrollo industrial que proteja a aquellas industrias que se vean inmediatamente afectadas por el tratado.

 

Las autoridades de ambos bloques han dejado en claro en repetidas ocasiones la intención de firmar el acuerdo en los próximos meses. Sin embargo, las reuniones técnicas parecen sucederse sin mayores avances. Esta dilación contrasta con el acuerdo que la UE ya ha podido celebrar con México (véase Boletín de Noticias Puentes), y con las negociaciones que se encuentran en curso entre el MERCOSUR y el EFTA. Desde el 29 de abril pasado y hasta el 5 de mayo próximo, el Consejero Federal Johann Schneider-Ammann se encuentra de visita oficial en los cuatro países miembros del bloque a fin de dar impulso al acuerdo. La semana pasada, Schneider-Ammann reconoció en una entrevista la necesidad de proteger a sus propios fabricantes agrícolas y del sector automotriz frente a la posible concreción del acuerdo UE-MERCOSUR. Asimismo, señaló que el EFTA podría ser de interés para Sudamérica por su liderazgo en los sectores tecnológicos y de innovación.

 

Reportaje ICTSD

 

Otra fuente consultada:

 

Consejo Federal de Suiza. Le conseiller fédéral Johann N. Schneider-Ammann en mission dans les États du Mercosur. (27/04/2018).

30 Abril 2018
OMC Para más informaciones, haga clic aquí . 8 y 9 de mayo Reunión del Consejo General Local: Ginebra, Suiza 17 de mayo Comité de Participantes sobre la Expansión del Comercio de Productos de...
Share: 
4 Mayo 2018
Ecuador y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por su sigla en inglés) concluyeron el miércoles pasado en Ginebra las negociaciones para celebrar un Acuerdo Comprehensivo de Asociación...
Share: