Editorial | Regímenes de inversión internacional: desafíos para el desarrollo sostenible

19 Mayo 2016

La inversión internacional está estrechamente relacionada con el comercio internacional, las cadenas globales de valor y particularmente con el comercio de servicios. Según la UNCTAD, el 63% del volumen mundial de la inversión extranjera directa (IED) estuvo compuesta por el comercio de servicios en 2012.

El valor de la inversión extranjera directa global, que ascendió a US$ 26 billones hasta antes de la crisis económica de 2007-2008, ha superado a aquel del comercio internacional y de la economía mundial, según Gestrin y Novik.  

Su importancia se acentúa en el actual entorno económico, así como la relevancia de los distintos actores involucrados: empresas multinacionales tradicionales y de economías emergentes, como las multilatinas, y empresas micro globales con modelos disruptivos de negocios como Uber u otras tecnológicas como Amazon o Ebay.

En dicho contexto, el cambio tecnológico y la economía digital están delineando nuevas realidades, a las cuales las normas de inversión internacional se están adaptando. Esto incluye las disposiciones de, entre otros, los acuerdos megarregionales como el Acuerdo de Asociación Transpacífico o la Alianza del Pacífico, especialmente referidos en esta edición, y los capítulos pertinentes de acuerdos bilaterales y de inversión.

Respecto a este último, los regímenes de inversión internacional están buscando responder de mejor manera al derecho soberano de regular y proteger los bienes públicos, como el medio ambiente y la salud pública, y mantener un equilibrio con respecto a los intereses y los derechos de los inversionistas.

Los avances en las nuevas normas son significativos, pero también numerosos los desafíos en aras de un régimen de inversión internacional acorde al desarrollo sostenible. Karl Sauvant, en el marco de la Iniciativa E15, propone reconocer un espacio de política indispensable, precisar las características de sostenibilidad de la IED, fomentar un programa de apoyo a la facilitación de la inversión sostenible, crear un tribunal de inversión mundial con posibilidad de apelación y negociar un marco multilateral o plurilateral para la materia.

Esperamos que estas propuestas resuenen con fuerza entre los negociadores y formuladores de políticas. El debate está abierto para avanzar hacia un régimen de inversión internacional más moderno, sostenible y constructivo.

 

El equipo de Puentes.

This article is published under
19 Mayo 2016
Las empresas multinacionales (EMN) son uno de los actores clave de la economía mundial. De hecho, 42 de las 100 principales economías a nivel mundial son EMN, no Estados nación, con ingresos que...
Share: 
20 Mayo 2016
Ante la inminente firma de un acuerdo marco de cooperación entre los dos bloques en septiembre próximo, los países miembros de la Alianza del Pacífico estarán más cerca de sus pretensiones de...
Share: