Editorial | Comercio y gobernanza en la era de la economía digital

12 Abril 2016

La innovación y el comercio digital están cambiando el panorama internacional y muestran un impacto expansivo en la economía global, particularmente en las últimas décadas. De acuerdo al último informe de la UNCTAD sobre la economía de la información, el comercio electrónico mundial entre empresas superó en 2013 los US$ 15 mil millones, mientras que el comercio entre empresas y consumidores ascendió a US$ 1.2 mil millones; un monto comparativamente menor, aunque la velocidad de su crecimiento es superior a cualquier otro.

En cuanto a la innovación –entendida como la introducción de nuevos elementos en la esfera económica con impacto en la producción–, los países de nuestra región no se han caracterizado, precisamente, por sus inversiones en la materia. El porcentaje del PIB destinado a investigación y desarrollo apenas alcanza, en promedio, el 0,5%, por debajo de lo que están haciendo países desarrollados como Corea del Sur (4,1%) o Alemania (3%), por lo que la brecha y los retos en ese frente son enormes.

Respecto a Internet, su potencial y las oportunidades que brinda son remarcables. Según el Banco Mundial, un aumento del 10% en la penetración de la banda ancha se traduciría en un incremento del crecimiento económico de 1,38% en países en desarrollo y 1,21% en países desarrollados. No obstante, actualmente solo 46,7% de la población de la región tiene acceso a Internet frente al 79% de los usuarios de los países miembros de la OCDE; y la penetración de la banda ancha móvil en América Latina es solo del 30%, en contraste con el 84% que alcanzan los países desarrollados.

¿Cómo responde el actual marco de comercio e inversión internacional y cómo se pueden maximizar los beneficios que brinda esta era digital? Nuevos y creativos enfoques son indispensables. En materia de innovación, por ejemplo, estos comprenden redes de innovación, subvenciones para fortalecer actividades innovadoras, normas técnicas adecuadas y una medición estadística efectiva de los aspectos pertinentes, por ejemplo.

En comercio digital, por su parte, se considera revisar y adecuar las normas multilaterales comerciales, negociar un potencial acuerdo sobre comercio digital, profundizar la cooperación regulatoria y fortalecer la participación de todos los actores, desde gobiernos, organizaciones internacionales, sector privado y sociedad civil.

ICTSD junto con el Foro Económico Mundial en el contexto de la Iniciativa E15 produjeron una serie de opciones de política a propósito del fortalecimiento del sistema de comercio internacional y la inversión, incluida la innovación y el comercio digital. Puentes está publicando los resúmenes de dichos documentos en esta y subsiguientes ediciones para abonar a la difusión global de este trabajo y, en la medida de lo posible, plasmar perspectivas aplicables a los países de América Latina.

Agradecemos sus comentarios y retroalimentación a puentes@ictsd.ch

El equipo de Puentes.

This article is published under
12 Abril 2016
La relación entre el comercio y la innovación ha pasado al centro de la atención de los expertos en desarrollo, legisladores y ejecutivos de negocios, en tanto la globalización como las tecnologías...
Share: 
14 Abril 2016
Venezuela ha estado reforzando sus vínculos comerciales con Cuba e impulsando sus relaciones con países de África. En el primer caso, tras la visita del presidente venezolano Nicolás Maduro, el...
Share: