Ecuador y Unión Europea cierran acuerdo comercial

28 Julio 2014

Negociadores de la Unión Europea y Ecuador acordaron el pasado 17 de julio los términos que permitirán a Quito unirse al acuerdo comercial que Bruselas tiene con Colombia y Perú, poniendo fin a un prolongado proceso de varios años.

 

El acuerdo comercial permitirá a Ecuador tener un mejor acceso al mercado de la Unión Europea (UE) para sus principales productos de exportación que incluyen pescado, bananos, flores cortadas, café, cacao, frutas y frutos secos, según un comunicado de prensa de la Comisión Europea. La UE, por su parte, tendrá un mayor acceso al mercado ecuatoriano, por ejemplo en el sector automotriz y de bebidas alcohólicas.

“Después de casi cuatro años de trabajo, finalmente hemos cerrado hoy un acuerdo equilibrado con la Unión Europea, que potencia al máximo las oportunidades, reduce a su mínima expresión los costos, respeta el modelo de desarrollo del país y permite proteger a nuestros sectores sensibles. He cumplido con mi conciencia y mis principios” anunció el Ministro de Comercio Exterior de Ecuador, Francisco Rivadeneira, una vez terminado el encuentro en Bruselas.

Los cuestiones sobre propiedad intelectual, sectores estratégicos y compras públicas fueron las más complicadas en la etapa final de las negociaciones. El acuerdo alcanzado, junto con sus disposiciones sobre el comercio de bienes, también cuenta con disposiciones sobre el acceso al mercado de servicios y la contratación pública.

La Unión Europea es el principal mercado para las exportaciones no petroleras de Ecuador y el tercer mayor mercado para las exportaciones de manufacturas. El comercio de la UE con Ecuador ascendió a € 4,9 mil millones en 2013, según datos de la Comisión Europea.

El acuerdo ahora debe ser revisado legalmente por ambas partes antes de ser presentado a sus respectivas legislaturas para su ratificación.

Años de negociaciones
Las negociaciones comerciales entre la UE y la Comunidad Andina, integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, se remontan a 2007 con el plan original de establecer un acuerdo entre ambos bloques comerciales.

Poco tiempo después, Bolivia se retiraría de las negociaciones argumentando que el acuerdo comercial propuesto vulneraría, entre otras razones, la normativa andina sobre propiedad intelectual. Un año más tarde, Ecuador haría lo mismo, aunque la UE dejaría abierta la posibilidad a los dos países de volver a unirse a las negociaciones (ver Puentes, enero 2014).

Las negociaciones de la UE con los miembros restantes de la Comunidad Andina pasarían a conversaciones bilaterales. Después de nueve rondas de negociaciones, la UE finalmente firmó un acuerdo de libre comercio con Colombia y Perú en abril de 2011 (ver Puentes, Abril 2011). Estos han estado provisionalmente en vigor desde mediados de 2013.

En 2010, Ecuador manifestó su interés por reanudar las conversaciones después de la resolución de una larga disputa por los altos aranceles de la UE a las exportaciones de bananos proveniente de América Latina (ver Puentes, octubre 2010).

Sin embargo, el proceso para reiniciar las conversaciones bilaterales no fue fácil debido a que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, insistió en que el acuerdo con su país debía ser diferente al que la UE había concluido con Perú y Colombia. Más que un acuerdo de libre comercio, el mandatario ecuatoriano señaló que las dos partes debían llegar a un acuerdo de “beneficio mutuo”. Las negociaciones finalmente se reanudaron a principios de este año para la primera ronda de las nuevas negociaciones.

El fin inminente del acceso preferencial
Ecuador, al igual que otros países de la Comunidad Andina, se había beneficiado de un acceso preferencial al mercado europeo bajo el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), en concreto, bajo un arreglo especial de incentivos dirigido a promover la buena gobernanza y el desarrollo sostenible conocido como SPG+.

Sin embargo, Ecuador perderá este trato preferencial a partir del 31 de diciembre de 2014, tras ser clasificado como un país de “ingreso medio alto” durante los últimos tres años por el Banco Mundial. De acuerdo a las normas de la UE esto implica que ya no sería elegible para dichos beneficios comerciales.

La posible pérdida de acceso preferencial para varios productos clave impulsaron probablemente las negociaciones debido a que muchos exportadores ecuatorianos se verían afectados por la pérdida del acceso preferencial.

Mientras tanto, la posibilidad de renovar potencialmente el SPG+ –por lo menos hasta que el nuevo acuerdo comercial entre en vigor– se encuentra en discusión. Las autoridades señalaron que el acuerdo entre las partes podría entrar en vigor recién en 2016, mientras que los beneficios del SGP+ concluirán a fin de año.

El acuerdo con la UE ha sido bien recibido en el país andino. En especial, Daniel Legarda, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores, consideró el acuerdo como “una excelente noticia para el país, para los exportadores y para la economía.”

La federación estima que el 85% de las exportaciones, sin incluir los bananos, se vieron beneficiadas por el acceso al mercado europeo otorgado por el SGP+ el año pasado y por lo tanto instó a los negociadores a actuar con rapidez para finalizar el acuerdo entre la UE y Ecuador.

Traducción y adaptación de Puentes. “EU, Ecuador Finalise Trade Pact”, Bridges Weekly, 18(27), 24 de julio de 2014.

23 Julio 2014
ICTSD, Mesa redonda sobre Acuerdos Megarregionales y la OMC, 29 de julio, Ginebra, Suiza Esta mesa redonda interactiva explorará la relación entre los acuerdos megarregionales (TTIP, TPP,...
Share: 
28 Julio 2014
La Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), miembro del Grupo del Banco Mundial, y el Banco Latinoamericano de Comercio Exterior (Bladex) ampliaron en US$ 350 millones el...
Share: