Declaración Jurada Anticipada de Importaciones podría complicar intercambio comercial de Argentina

1 Febrero 2012

A partir del 1 de febrero entrará en vigencia la resolución 3252 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) de Argentina, a través de la cual los importadores de este país deberán cumplir con un nuevo requisito: la declaración jurada anticipada de importaciones (DJAI).

 

Desde inicios del mes de febrero, los importadores deberán informar con anticipación al gobierno sobre las mercaderías a importar. Formalmente, el gobierno sostiene que se trata de una herramienta más que permitirá agilizar los trámites comerciales, siendo la DJAI un paso adelante hacia la automatización de servicios de "Ventanilla Única".

Por el momento, tanto empresarios argentinos, importadores como los gobiernos de Brasil y Uruguay cuestionan la medida. Sin embargo, el gobierno y el sector PYMES visualizan positivamente este nuevo requerimiento en la medida que mejora el monitoreo de productos importados e impide así afectaciones severas en el comercio interior de Argentina.

La resolución 3252, con fecha de 5 de enero de 2012, permitirá al gobierno conocer con anticipación qué se va a importar, en qué cantidad, precios y lugar de salida. De acuerdo con la AFIP, el objetivo de la medida es generar una "herramienta informática adecuada para facilitar la transferencia ininterrumpida de información comercial relativa a las operaciones de importación entre todos los organismos gubernamentales que, en el marco de sus competencias, tengan injerencia en las operaciones de comercio exterior".

El considerando de la resolución señala que la declaración anticipada permitirá contar con información que le facilitará a la Secretaria de Comercio Interior hacer un "análisis tendientes a impedir que el mercado interno se vea afectado negativamente, [...] al mismo tiempo, el acceso a la información contribuirá a una mejor y mayor evaluación del grado de competitividad de la actividad económica, posibilitando la tipificación de las estructuras de costos de los bienes que conforman el mercado".

Midiendo posiciones
Con el anuncio del nuevo requerimiento, empezaron a perfilarse posiciones a favor y en contra. Por parte del Mercosur, Brasil y Uruguay manifestaron sus inquietudes.

Para el Gobierno de Brasil, la principal preocupación reside en el impacto que la DJAI tendrá sobre los exportadores brasileños de bienes de consumo. Por esta razón, el Ministerio de Desarrollo e Industria de Brasil procedió a realizar contactos iniciales con las autoridades argentinas para realmente determinar el alcance de la medida. Según manifestó a medios locales Manolo Canosa, miembro fundador de la Comisión de Defensa de la Industria Brasileña, la decisión argentina es "proteccionista", pero probable ante la entrada de productos asiáticos más baratos.

Por su parte, el presidente de Uruguay, José Mujica, admitió que internamente en su país le solicitan declararle la "guerra comercial" a Argentina por las trabas impuestas a sus productos, aunque esto todavía no ha hecho eco. Finalmente, en el caso de Paraguay, se proyecta que la la medida aletargará el comercio de un 17,6% de las mercaderías exportadas a Argentina.

Gran parte de los empresarios argentinos - industriales, importadores, directivos de las principales cadenas de hipermercados - cuestionan, más que la medida, la incertidumbre del proceso. Una de las principales preocupaciones que los empresarios han canalizado por medio de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), es el desconocimiento sobre los criterios que utilizará la AFIP para aceptar o rechazar una declaración jurada. Asimismo, también desconocen el tiempo exacto que tomará la aprobación de las declaraciones.

En contrapeso de estos argumentos, Diego Pérez Santiesteban, presidente de la CIRA, sostuvo que la resolución y la información resultante de la misma, permitirá "incorporar al sistema una base de datos que facilitará el entrecruzamiento de información, y para el importador, en la práctica, solo podrá representar llenar un papel más".

Otro sector que apoya totalmente el nuevo requerimiento es el de las Pymes. En declaraciones emitidas por la Confederación General Económica (CGE), entidad que agrupa a las Pymes argentinas, se enfatizó que "las normas para regular las importaciones (son) indispensables para proteger el trabajo argentino y fortalecer el superávit fiscal".

En el fondo hay un importante esfuerzo de protección al mercado interior, mantenimiento del superávit comercial y demás acciones para paliar los impactos que una economía mundial oscilante podría ocasionar en Argentina.

Reportaje de ICTSD y CINPE; fuentes consultadas:
Críticas y respaldos al freno a importaciones (2012, 13 de enero). La Capital.com. La Aduana analizará con comerciantes las nuevas restricciones para importar (2012, 15 de enero). Infobae. La AFIP rechazó nuevo pedido de la UIA para prorrogar los controles a las importaciones (2012, 26 de enero). CIRA.

1 Febrero 2012
Datos recientes del Banco Central de Costa Rica muestran que la inversión extranjera directa (IED) alcanzó los US$1.558 millones durante el tercer trimestre de 2011, monto que representa un 84% de la...
Share: 
1 Febrero 2012
Estados Unidos notificó el pasado 20 de enero su apelación en la disputa en contra de México sobre la etiqueta " dolphin-safe" (o "delfín-seguro") utilizada en el atún que se vende en territorio...
Share: