Declaración del G20 consolida consensos, pero cumbre termina sin avances en cambio climático, comercio y migración

13 Julio 2017

Reunidos en Hamburgo (Alemania) el 7 y 8 de julio de 2017, los líderes del G20 acordaron unánimemente una declaración para avanzar en cuestiones internacionales claves, como cooperación tributaria, digitalización,  generación de empleo, género, regulación financiera, salud y seguridad.  Sin embargo, no se avanzó en consensos de enfoques y acciones para combatir la amenaza del cambio climático, fortalecer el comercio y resolver los problemas de migración.

 

Con el liderazgo de la canciller alemana, Angela Merkel, la cumbre de Hamburgo consolidó al G20 en un centro de gobernanza mundial sobre seguridad, abordando el terrorismo y el control de la proliferación de armas nucleares. El grupo también emerge como un centro de gobernanza sobre políticas sociales basadas en la igualdad de género, con la creación de un fondo financiero de mil millones de dólares para facilitar emprendimientos de mujeres en países en desarrollo, que será ejecutado por el  Banco Mundial.

 

En cambio, el G20 no logró revertir el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París. El grupo tampoco pudo obtener el apoyo estadounidense a un sistema multilateral de comercio liderado por la Organización Mundial del Comercio (OMC). El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, argumenta que la OMC no ha ayudado a corregir los desequilibrios comerciales bilaterales de su país con las mayores potencias del mundo. Además, la Casa Blanca critica la incapacidad de la organización de apalear la sobrecapacidad de producción mundial de acero. Con una política interna de apoyo a esta industria, China es el mayor productor internacional de acero.

 

Si bien los líderes del G20 critican las medidas proteccionistas de Estados Unidos, un informe del Global Trade Alert de junio de 2017advierte que 2.420 medidas proteccionistas aún impiden las exportaciones estadounidenses a otros miembros del grupo. El mantenimiento de barreras comerciales podría retroalimentar los argumentos para que Washington fortalezca su protección al mercado interno. Asimismo, el informe alerta que, al otorgar subsidios a productores y industriales para alcanzar mayor acceso en mercados extranjeros, las medidas de ayuda interna son más distorsivas al comercio que las propias restricciones a las importaciones. De hecho, se esperan más enfrentamientos entre los miembros del G20 sobre subsidios que disputas sobre restricciones de importación.

 

Los tres países de América Latina miembros del G20 – Argentina, Brasil y México – aprovecharon el encuentro en Alemania para diversificar sus relaciones comerciales y abrir nuevos mercados. En particular, el presidente argentino, Mauricio Macri, se reunió con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para analizar las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y el Mercado Común del Sur (MERCOSUR). Tras dejar el encuentro, los líderes coincidieron que  el principal impedimento al acuerdo es la oposición del sector agrícola francés de aceptar un mayor acceso de productos agropecuarios de los países miembros del Cono Sur (ver Boletín de Noticias Pontes).

 

Reportaje Equipo Puentes

 

Otras fuentes consultadas:

 

Clarín. Desafíos y propuestas de los países latinoamericanos en el G-20. (6/7/2017).

 

Deutsche Welle. Argentina y Francia analizan posible TLC entre Mercosur y la UE. (9/7/2017).

 

Project Syndicate. The G20’s misguided globalism. (6/7/2017).

19 Junio 2015
Los presidentes de Perú y Honduras, Ollanta Humala y Juan Orlando Hernández, estrecharon sus relaciones comerciales con de la firma de un tratado de libre comercio (TLC) que permitirá un mayor...
Share: 
19 Junio 2015
Las economías más importantes de América Latina, México y Brasil, han decidido duplicar su intercambio comercial en los próximos 10 años y estrechar sus lazos bilaterales. En el marco de la primera...
Share: