De la OMC al ALCA. La sutil influencia de la agenda ambiental de Doha en las Américas

1 Abril 2003

Uno de los mandatos de la Declaración Ministerial de Doha (Noviembre, 2001) es iniciar negociaciones en materia ambiental al interior de la Organización Mundial del Comercio(OMC). Esta decisión marcó un hito para el debate sobre comercio y ambiente en el sistema multilateral de comercio. La meta de este artículo es evaluar cuáles han sido, o podrían ser, los efectos delas negociaciones ambientales dedo ha en el proceso del Área de Libre Comercio de las Américas(ALCA). A primera vista, se podría decir que el impacto ha sido nulo: las negociaciones hemisféricas aún carecen de una dimensión ambiental equivalente a la agenda de Doha.

Sin embargo, la interacción entre la OMC y el ALCA es más su tilde lo que capturan los documentos oficiales o las páginas de Internet. La influencia de la OMC sobre el ALCA genera impactos visibles (por ejemplo, la réplica de una disposición o mandato) e impactos más sutiles (por ejemplo, el impacto en la "psicología" del proceso, tal y como se comentará más adelante). A pesar de que hasta ahora la influencia del debate sobre comercio y ambiente en la OMC no ha tenido repercusión alguna en el ALCA, el mandato ambiental de Doha parece haber tenido un efecto sutil, pero efecto alfin y al cabo.

Ausencia de un impacto sustantivo

Antes de analizar los impactos sutiles, es necesario tomar en cuenta aspectos básicos de la relación formal entre el ALCA y la OMC para así analizar brevemente por qué se ha dificultado la influencia sustantiva del mandato ambiental de Doha en las Américas.

La creación del ALCA ha estado claramente guiada por un principio de congruencia con la OMC y de ir más allá de la misma donde sea posible. La declaración ministerial de San José que lanza y estructura las negociaciones del ALCA reafirma explícitamente en el Anexo I el principio de la congruencia con la OMC.

En materia de comercio y ambiente, el espíritu de las declaraciones ministeriales del ALCA ha sido procurar que las políticas ambientales y de liberalización comercial se apoyen mutuamente, tomando en cuenta los esfuerzos emprendidos por la OMC y otras organizaciones internacionales.

Sin embargo, el lenguaje anterior refleja una intención más que una obligación. Incluso si-hipotéticamente-los negociadores del ALCA quisieran "tomar en cuenta "los desarrollos de Doha en materia ambiental, aún no es claro cuál sería la vía para llevar esta intención a la práctica y qué partes de la declaración adoptarían y cuales no. Dado quelas negociaciones en la OMC y en el ALCA se realizan de manera simultánea con fechas límite en Comán (enero del2005), el espacio para la retroalimentación Doha-ALCA en materia de comercio y ambiente es bastante limitado.

(Cont...)

This article is published under
14 Noviembre 2001
Después del maratón final de negociaciones y casi 20 horas sobre el límite de tiempo, el 14 de noviembre los 142 Miembros de la OMC adoptaron una Declaración Ministerial que lanza una nueva ronda de...
Share: 
1 Julio 2003
Debido a la importancia de la Ministerial de Cancún y los posibles impactos que podría traer para la región, el equipo de redacción de PUENTES sostuvo entrevistas con el Embajador del Uruguay ante la...
Share: