De Bali a Nairobi: asegurar un resultado significativo para los PMA

15 Diciembre 2015

A medida que los delegados comerciales se preparan para la Décima Conferencia Ministerial de la OMC en Nairobi, Kenia, la primera de estas conferencias que se celebra en África, las expectativas son altas de que la conferencia, al menos, ofrecerá avances concretos en un paquete orientado al desarrollo para los miembros más pobres de la organización.

Las cuestiones de los PMA recibieron un nuevo impulso en 2013 durante la Novena Conferencia Ministerial de la OMC en Bali, Indonesia, cuando los ministros adoptaron, entre otros elementos, cuatro decisiones relacionadas con los PMA con respecto al acceso al mercado libre de derechos y contingentes (DFQF, por sus siglas en inglés), las normas de origen preferenciales, operacionalización de la renuncia de los servicios de los PMA y algodón. Los PMA ahora quieren “decisiones específicas y vinculantes sobre los PMA que sean comercialmente significativas en los cuatro elementos del paquete de Bali”, dijo el embajador Shameem Ahsan de Bangladesh, Coordinador del Grupo de los PMA en la OMC, en una entrevista reciente.

Lo que constituye solo un subconjunto del pilar de desarrollo en general, que a su vez es parte de un conjunto más amplio de cuestiones que se están considerando en el marco del PDD, el paquete de los PMA trata de abordar algunas de las limitaciones estructurales a las que se enfrentan los países más pobres del mundo al participar en el comercio mundial. Como algunos expertos señalan, la mayoría de los problemas de los PMA son de naturaleza bilateral y por lo tanto siguen su propia dinámica, en comparación con otras áreas como la agricultura o las normas donde el entorno es realmente multilateral y donde las posiciones están significativamente más arraigadas.

Sin embargo, el período previo a la Conferencia Ministerial de Nairobi ha mostrado también algunas de las limitaciones políticas que rodean estas discusiones a través del mayor número de miembros de la OMC, en algunos casos resaltan algunos de los límites de la solidaridad entre los países en desarrollo y los emergentes.

Algunos avances notables
Junto con el paquete de Bali de 2013, otras cuestiones de los PMA han ganado fuerza en los últimos años, a pesar de un lento progreso en las conversaciones globales de Doha. Por ejemplo, una exención que permitiría a los miembros conceder un trato preferencial a los servicios y proveedores de servicios de los PMA se adoptó en 2011 y fue seguida por un proceso práctico que culminó este año con 19 notificaciones –al cierre de esta edición– de los miembros de la OMC de los sectores y modalidades de los suministros, donde tienen la intención de ofrecer un trato preferencial a los servicios y proveedores de servicios de los PMA. Dos de las otras decisiones que surgieron de la Conferencia Ministerial de 2011, que específicamente involucran las adhesiones de los PMA y la aplicación de las normas de propiedad intelectual, también han tenido avances en el organismo de comercio mundial.

En la Conferencia Ministerial de 2011, los miembros de la OMC se comprometieron a revisar las directrices de adhesión de los PMA, y acordaron fortalecer, racionalizar y poner en funcionamiento la anterior versión de 2002. Estas directrices revisadas fueron aprobadas por el Consejo General justo antes de la fecha límite del mandato en julio de 2012. Estas establecen una serie de puntos de referencia, sobre todo en relación con el acceso al mercado de bienes, así como elementos de TED, períodos de transición, transparencia y asistencia técnica.

Desde entonces, Yemen y Seychelles, ambos PMA, se han unido a las filas de la organización. Fuera de los PMA que han estado negociando sus términos de membresía desde 1995, dos paquetes de adhesión de Afganistán y Liberia se finalizaron este año y se presentarán en la Conferencia Ministerial de Nairobi para su aprobación formal. Seis PMA más están negociando para unirse a la OMC: Bhután, Comoras, Guinea Ecuatorial, Etiopía, Santo Tomé y Príncipe y Sudán.

Este año también estuvo marcado por la extensión de 17 años del período transitorio para los PMA para que hagan cumplir las normas comerciales globales que protegen las patentes farmacéuticas y los datos clínicos, con una nueva fecha de expiración ahora fijada para el 1 de enero de 2033. En fechas recientes, la cuestión de la ampliación de este período de transición para los miembros más pobres de la OMC ha adquirido una urgencia particular, teniendo en cuenta que la versión existente iba a expirar el 1 de enero de 2016.

Hace dos años, los miembros de la OMC acordaron prorrogar un período de transición separado para que los PMA aplicaran las disposiciones de todo el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (Adpic) hasta julio de 2021.

¿Un “mini” paquete para los PMA en Nairobi?
En momentos en que las respectivas posiciones de los países desarrollados y emergentes parecían irremediablemente fijas, en particular sobre la forma de avanzar en “temas centrales”, muchos observadores sugieren que todavía hay una oportunidad para que los PMA aseguren algunos compromisos en Nairobi, lo que también ayudaría a asegurar la credibilidad y la inclusión del sistema multilateral de comercio.

A la fecha, se han planteado una serie de propuestas relacionadas con las cuestiones de los PMA, el Grupo de los PMA también circuló una propuesta el 5 de noviembre que describía los temas prioritarios que deseaban que los miembros tuvieran en cuenta durante la Conferencia Ministerial de Nairobi.

Buen avance sobre la exención de servicios
Si la búsqueda de consenso en otras áreas de relevancia para los PMA ha resultado difícil hasta ahora, las perspectivas están mejorando para la puesta en marcha de las exenciones de servicios, se continúa con el progreso visto este año.

Durante una revisión de las notificaciones de medidas preferenciales para los servicios y proveedores de servicios de los PMA en el Consejo del Comercio de Servicios (CCS) de la OMC, el 2 de noviembre, el Grupo de los PMA elogió los esfuerzos de los miembros de la OMC para avanzar en el suministro de servicios de los PMA.

Acordada en la Conferencia Ministerial de Ginebra de 2011, la decisión de exención de los servicios de los PMA había inicialmente tenido problemas para ganar fuerza. En los años que siguieron, no hubo solicitud de preferencias por parte de los PMA ni se les otorgaron, lo que provocó que los miembros de la OMC reconsideraran formas de avanzar en lo que respecta a esta decisión.

En julio de 2014, el Grupo de los PMA presentó una solicitud colectiva en relación al trato preferencial que quería ver para las exportaciones de servicios de sus miembros. En una reunión de alto nivel en febrero de este año, 22 miembros de la OMC respondieron a esta solicitud colectiva indicando los sectores y modalidades en los que estaban considerando la concesión de preferencias, así como apoyo a los proyectos de cooperación técnica.

Desde entonces, el Grupo de los PMA ha estado alentando a los miembros de la OMC a notificar formalmente al CCS sus preferencias reales, incluida información detallada sobre los sectores o subsectores afectados y el período de tiempo durante el cual el miembro planea mantener esas preferencias.

El informe de evaluación de las notificaciones presentadas durante la reunión del 2 de noviembre puso claro énfasis en la importancia de estas notificaciones como el único medio para que la exención de servicios entrara en vigor.

Hasta la fecha, 19 miembros de la OMC, incluida la UE con sus 28 naciones, Canadá, Australia, Noruega, Corea, China, Hong Kong, China Taipéi, Singapur, Nueva Zelanda, Suiza, Japón, México, Turquía, EE.UU., India, Chile, Islandia y Brasil han presentado notificaciones. Otra notificación de Sudáfrica se informa que se encuentra en marcha y debe presentarse pronto.

Durante la reunión del CCS, el Grupo de los PMA señaló que las cuatro modalidades de suministro y más de la mitad de los sectores mencionados en la solicitud colectiva de los PMA en virtud de la exención se habían cubierto.

Los PMA también le dieron el visto bueno al hecho de que algunos miembros de la OMC lograron proporcionar preferencias más allá de las disposiciones de acceso al mercado en virtud del artículo 16 del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS). En una comunicación reciente sobre exención de los servicios, el grupo instó al CCS a que aprobara tales medidas “con prontitud”.

Aunque la decisión de exención sí permite tal prórroga, las notificaciones hasta ahora, con algunas excepciones, se han limitado al artículo 16, que trata sobre el acceso al mercado. Las medidas de acceso que no son de mercado no están cubiertas de forma automática, pero pueden ser autorizadas por el CCS.

Sin embargo, el Grupo de los PMA expresó varias preocupaciones con respecto a la falta de las preferencias en el modo 4, que se refiere al movimiento de personas físicas; falta de claridad en las notificaciones individuales sobre dónde se conceden las preferencias; el riesgo de erosión de las preferencias; la necesidad de mejorar algunas de las preferencias; así como la duración de la exención.

El proyecto de texto programado para Nairobi contiene texto vinculante sobre la reducción de los procedimientos administrativos y las cuotas de visas, permisos de trabajo, permisos de residencia y licencias a favor de los proveedores de servicios y profesionistas independientes de los PMA, así como en la cuestión del reconocimiento mutuo de la calificación. Sin embargo, algunos expertos han comentado que si bien esto constituye una solicitud importante, es probable que sea algo muy sensible de tratar dada las sensibilidades políticas involucradas.

En el proyecto de decisión, el Grupo de los PMA reconoce los esfuerzos realizados por los miembros de la OMC para notificar las preferencias a la fecha, instando a los miembros que no lo hayan hecho a agilizar sus notificaciones.

El proyecto de texto también especifica que mayor orientación puede ser necesaria para aclarar la definición del término “trato preferencial” al que se hace referencia en la decisión de exención de servicios de la OMC.

Los miembros de la OMC, en particular los países desarrollados, coinciden en que convertir estas preferencias en oportunidades reales de mercado requerirá que los PMA deban enfrentarse a sus limitaciones de capacidad de oferta y reformar su marco regulatorio nacional, lo que el proyecto de decisión reconoce. El texto exhorta además a los miembros de la OMC a dar atención prioritaria a abordar las barreras regulatorias que afectan el comercio de servicios de los PMA.

Una característica clave del borrador de decisión se refiere a la duración de la exención, que el Grupo de los PMA dice fue “reducida por tres años” antes de que se materializaran las primeras notificaciones este año. Por lo tanto, los PMA solicitan una prórroga de 15 años para la exención de los servicios desde la fecha de la notificación.

El texto también solicita una definición adicional del término “trato preferencial” en el sentido de la exención.

Normas de origen: ¿compromiso que “deberá” cumplirse en esta ocasión?
Los negociadores de la OMC primero trataron de abordar la cuestión de las normas de origen preferenciales en el contexto de la iniciativa DFQF, que fue presentada en la Primera Conferencia Ministerial de la OMC en Singapur en 1996.

Se avanzó poco en la década siguiente, a pesar de que la Declaración Ministerial de 2005 en Hong Kong cuenta con una breve referencia que pide a los países desarrollados y los países en desarrollo en condiciones de hacerlo que diseñen “normas de origen simplificadas y transparentes, a fin de facilitar las exportaciones de los PMA”.

Desde la Conferencia Ministerial en Bali, el Grupo de los PMA ha estado buscando activamente la manera de poner en práctica las directrices sobre las normas de origen adoptadas por los ministros a través de diversas propuestas. El Grupo presentó un informe en octubre de 2014 al Comité de Normas de Origen de la OMC, donde se pedía un diseño más eficaz de las normas de origen preferenciales. El Grupo de los PMA entonces presentó un documento destinado a estimular una negociación entre los miembros de la OMC con respecto a la aplicación de la decisión ministerial de Bali sobre las normas de origen.

Desde el pasado mes de septiembre, el Grupo de los PMA ha analizado nuevamente el tema en varias ocasiones con diferentes comunicaciones sobre normas de origen.

De acuerdo a los PMA, las normas de origen preferenciales son viejas, no han seguido las evoluciones en el comercio mundial y, por lo tanto, necesitan ser reformadas. En su informe de 2014, el Grupo utilizó los ejemplos de reformas de las normas de origen en Canadá (2003) y la UE (2011) para ilustrar cómo un cambio hacia normas de origen más indulgentes y flexibles puede ser propicio para el desarrollo en los países receptores de preferencias e invitó a algunos miembros de la OMC, en particular a EE.UU. y Japón, a revisar el contenido y la forma de sus sistemas de normas de origen.

Otro desafío consiste en encontrar un terreno común en las diversas metodologías que existen para el establecimiento de la transformación sustancial diseñada para evaluar la magnitud de la producción local significativa. Parte de la complejidad de este problema es que no existe una metodología única que se destaque por ser la más adecuada para conferir origen en todas las categorías de productos.

Una presentación sobre normas de origen de fecha 21 de septiembre provocó reacciones encontradas entre los miembros de la OMC ya que algunos estaban preocupados de que la propuesta del Grupo de los PMA fuera más allá de la decisión de Bali o requiriera cambios sustanciales en sus sistemas nacionales que no estaban en condiciones de ofrecer en esta etapa. Otros países plantearon preguntas sobre la presión para obtener obligaciones jurídicamente vinculantes como se estableció en la propuesta de los PMA en ese momento. Discusiones activas sobre este tema han estado en curso desde entonces.

El uso del término “deberá” en lugar de “debería” en las propuestas más recientes parece indicar que el grupo busca incluir elementos vinculantes en la decisión de Bali sobre las normas de origen preferenciales, lo que fue adoptado con anterioridad en forma de directrices no vinculantes donde esencialmente se delinean los aspectos técnicos de las normas de origen.

Las propuestas recientes muestran que los miembros han estado discutiendo ampliamente el nivel de umbral del valor añadido, que ha oscilado entre el 60% y el 75% durante las últimas semanas. El umbral determinaría la cantidad de insumos extranjeros permitidos para compensar el valor de un producto con el fin de calificar para un trato preferencial.

Las conversaciones también se han centrado en torno a la inclusión de un tratamiento diferenciado para los países que conceden preferencias a países en desarrollo como India, Brasil y Chile.

El proyecto de texto más reciente incluye disposiciones relativas a la acumulación y la simplificación de los requisitos de documentación e implementación y transparencia y especifica el 31 de diciembre de 2016 como fecha límite para que los miembros que otorgan preferencias notifiquen las medidas de conformidad con sus términos. Un informe del presidente y un proyecto de texto entre corchetes ya han sido enviados a la MC10 para su posible negociación.

El tema del algodón otra vez sobre la mesa de negociación
Un grupo de productores de algodón de África Occidental, conocidos colectivamente como el C-4, han ejercido presión durante mucho tiempo para un cambio en las normas de la OMC sobre el algodón, con el argumento de que los esquemas de subvenciones de los países desarrollados han mantenido los precios mundiales del producto artificialmente bajos y dañan sus economías dependientes del algodón. Hasta el momento, los aspectos comerciales del algodón han visto pocos avances, lo que refleja el escaso avance en las negociaciones generales en agricultura dentro de las cuales se considera el algodón.

En octubre pasado, los países africanos del C-4 presentaron un amplio proyecto de decisión, con base en casi una década de negociaciones, que se remonta a la convocatoria de 2005 por parte los ministros en Hong Kong para abordar el tema “de manera ambiciosa, expedita y específica”.

Esta propuesta sobre el algodón para Nairobi incluye acción en las áreas de acceso a los mercados, ayuda interna, competencia en las exportaciones y asistencia para el desarrollo. Hasta la fecha, las perspectivas de una decisión ministerial en determinados elementos del documento parecen estar al alcance.

(Para más detalles sobre el algodón, por favor consulte el informe sobre agricultura en esta edición).

En busca de consenso sobre DFQF
El acceso al mercado DFQF era un elemento importante en el “paquete de los PMA” en la Conferencia Ministerial de Bali en 2013, donde se les pidió a los miembros de la OMC mejorar su cobertura DFQF para los productos de los PMA. Esto sigue a la Conferencia Ministerial de Hong Kong de 2005, cuando los países desarrollados y los países en desarrollo miembros que “declararon estar en condiciones de hacerlo” acordaron implementar el acceso a mercado DFQF para los productos originarios de los PMA. Para los miembros de la OMC con dificultades para cumplir con este requisito, el texto incluyó la opción de proporcionar acceso DFQF para el 97% de los productos de los PMA, mientras se trabajaba para lograr progresivamente el pleno cumplimiento.

Aunque se han logrado algunos avances desde entonces, aún existen obstáculos importantes y el debate se ha centrado en las ganancias potenciales bajo un esquema DFQF de 97%, ya que el 3% de las líneas arancelarias excluidas potencialmente podría cubrir entre el 90-98% de todas las exportaciones de los PMA, contra la cobertura total, así como en la posición de algunos miembros en relación con el aumento de las líneas arancelarias libres de aranceles para los PMA.

Por ejemplo, EE.UU. proporciona acceso libre de aranceles casi completo a varios PMA africanos a través de la Ley de Crecimiento y Oportunidades para África (AGOA, por sus siglas en inglés), que fue renovado por una década más en junio de 2015. Sin embargo, Washington sigue sin decidirse a incluir los textiles y prendas de vestir en su tratamiento libre de aranceles, que son áreas clave para los PMA asiáticos. Además, dado su creciente papel en el comercio mundial, muchos PMA sostienen que los grandes mercados emergentes también podrían ampliar aún más su cobertura DFQF.

En ese sentido, China, India y Chile anunciaron en 2014 que iban a hacer ciertas mejoras y, de hecho, ambos países presentaron una notificación formal. China declaró el año pasado que extenderá el trato arancelario de 0 a 97% de las partidas de aranceles de los PMA para finales de 2015. En la misma línea, el mes pasado India notificó al Consejo del Comercio de Mercancías de la OMC que aumentaría la proporción de líneas arancelarias cubiertas por el programa de 94% a 98,2%, sin informar específicamente la cobertura libre de aranceles del esquema revisado.

Los miembros han luchado contra múltiples obstáculos para tratar de lograr un resultado concreto en esta área. Uno de ellos viene desde el propio Grupo de los PMA, ya que algunos miembros temen la “erosión de las preferencias”. Muchos PMA se benefician de las preferencias no recíprocas otorgadas principalmente por los países desarrollados, pero aplicar DFQF a todos los PMA podría resultar, sin embargo, en que algunos países perdieran sus ventajas competitivas que tales preferencias les han proporcionado.

Los miembros de la OMC acordaron este otoño en una sesión específica del Comité de Comercio y Desarrollo que la Secretaría de la OMC realizaría un estudio sobre la implementación de la decisión ministerial de Hong Kong sobre el acceso al mercado DFQF para mediados de noviembre de 2015. Según informaron fuentes, los miembros no pudieron ponerse de acuerdo sobre los parámetros del estudio. Ahora es más probable que las charlas sobre el tema de acceso DFQF, aun con dicho impulso, continúen en un contexto post Nairobi.

El Grupo de los PMA propone resolver el problema del acceso DFQF para todos los PMA mediante la realización de un análisis de línea arancelaria con respecto a la ropa de acuerdo a fuentes. El objetivo es determinar qué líneas arancelarias deberán incluirse bajo DFQF mientras que se preservan las preferencias en virtud de AGOA y el Acuerdo de Asociación de Cotonú que involucra a la UE.

El Grupo de los PMA ha especificado que cualquier resultado en la cuestión del acceso al mercado DFQF requiere compromisos vinculantes de los países que otorgan preferencias a través de listas adecuadas.

Al momento de escribir este informe, no se había presentado ninguna propuesta específica textual ya sea por parte el Grupo de los PMA o por cualquiera de sus miembros de forma individual.

¿Otra oportunidad perdida para TED?
El TED constituye un elemento central de la dimensión de desarrollo de la Ronda de Doha. Como principio general destinado a facilitar la integración de los países en desarrollo y los PMA en el sistema multilateral de comercio, otorga a esos países derechos especiales y un trato preferencial.

Las disposiciones de TED  abarcan períodos de tiempo de transición, flexibilidad de los compromisos, medidas destinadas a aumentar las oportunidades comerciales de los países en desarrollo y la protección de sus intereses comerciales, así como asistencia técnica relacionada con el comercio. Algunos elementos del TED también están dirigidos específicamente a los miembros más pobres de la OMC, los PMA.

En 2001, los ministros acordaron en Doha que todas las disposiciones de TED contenidas en los acuerdos de la OMC debían ser revisadas, con miras a reforzarlas y hacerlas más precisas, eficaces y operativas. Este mandato, que figura en el párrafo 44 de la Declaración Ministerial de Doha de 2001, ha sido desde entonces la base para el trabajo sobre TED realizado por los miembros de la OMC. Este trabajo hasta ahora, aun con un mandato claro y los esfuerzos de los miembros, solo ha dado resultados muy limitados.

Un total de 88 propuestas de TED se presentaron en la Sesión Especial del Comité de Comercio y Desarrollo (CCD-SE), en su mayoría por parte del Grupo Africano y el Grupo de los PMA. Aunque los miembros acordaron, en principio, un conjunto de 28 propuestas –de las 88 originales– en el período previo a la Conferencia Ministerial de Cancún en 2003, el fracaso de la conferencia envió las propuestas a la “sala de espera”.

El único avance notable desde Cancún con respecto al trabajo en estas 88 propuestas específicas del acuerdo ha sido la adopción, en Hong Kong en 2005, de cinco decisiones específicas sobre los PMA sobre la base de seis de las propuestas. Estas incluyen una decisión sobre el acceso al mercado DFQF para los PMA. Otros intentos de avanzar con respecto a algunas de las propuestas no han producido ningún resultado significativo desde entonces, más notablemente en 2011 o en 2013 en el período previo a la Conferencia Ministerial de Bali.

En Bali, no obstante, los miembros de la OMC acordaron un mecanismo de seguimiento, que primero había sido propuesto por el Grupo Africano en el año 2002. El objetivo de este mecanismo es proporcionar, dentro del sistema de la OMC, un centro de coordinación para el seguimiento de las disposiciones de TED mediante aportaciones de información por parte de los miembros de la OMC y otros órganos de la OMC. Se llevaron a cabo cuatro sesiones específicas del CCD-SE desde la adopción del mecanismo, pero la falta de comunicaciones escritas ha impedido hasta ahora cualquier debate significativo en ese marco.

En julio de 2015, el G-90 –que comprende el Grupo Africano, el Grupo de los PMA y el Grupo de países de África, el Caribe y el Pacífico (ACP)– ha presentado 25 propuestas de TED, en las que busca revivir las negociaciones sobre la revisión de las disposiciones sobre TED ya existentes y con el objetivo de lograr un resultado potencial en la Conferencia Ministerial de este año en Nairobi.

Sin embargo, los debates con base en estas propuestas y una revisión posterior presentada en noviembre por el G-90 han fracasado hasta ahora en producir un consenso sobre un conjunto de propuestas que podrían ser transmitidas a los ministros para su aprobación este mes de diciembre. En particular, algunas de las disposiciones destinadas a preservar más opciones de políticas para las estrategias de industrialización de los países en desarrollo han resultado ser particularmente polémicas.

Los miembros también siguen divididos sobre la espinosa cuestión de la diferenciación. Los países desarrollados parecen estar dispuestos a considerar seriamente algunas de las propuestas, pero insisten en ser capaces de saber quién podría beneficiarse de estas disposiciones. La revisión de noviembre presentada por el G-90 trató de dar un paso en esa dirección, al tratar de reorientar algunas de las propuestas sobre los PMA y las economías pequeñas y vulnerables. Aunque varios países desarrollados han manifestado su voluntad de considerar las disposiciones “PMA plus”, algunos también argumentan que el texto que incluye a las economías pequeñas y vulnerables no proporciona suficiente certeza, ya que no existe una categoría formal para dichos países en la OMC.

Mientras que el Presidente del CCD-SE ha identificado un pequeño subconjunto de propuestas que podrían ser capaces de obtener más apoyo, no ha habido consenso en la conclusión de las negociaciones en Ginebra sobre el tema de TED.

Conferencia sobre promesas de contribución del MIM
En su comunicación de noviembre que destacaba las prioridades de los PMA para Nairobi, el Grupo de los PMA pidió a los miembros de la OMC mejorar las medidas de creación de capacidades y mencionó explícitamente la Ayuda para el Comercio y el Marco Integrado Mejorado (MIM).

La segunda fase del MIM, una ayuda de múltiples donantes para el programa de Ayuda para el Comercio diseñado exclusivamente para los PMA se puso en marcha en julio en la OMC. El MIM celebrará su conferencia sobre promesas de contribución para la segunda fase junto con la Conferencia Ministerial de Nairobi, que será de vital importancia con respecto a la capacidad del programa de proporcionar resultados a los miembros más pobres de la organización en los próximos años. Como lo subrayó el Director General de la OMC, Roberto Azevêdo, en el lanzamiento de la segunda fase del MIM, una conferencia sobre promesas de contribución exitosa sería un resultado importante de la Conferencia Ministerial.

La Iniciativa de Ayuda para el Comercio busca movilizar recursos para hacer frente a las limitaciones relacionadas con el comercio identificadas por los países en desarrollo y PMA. Desde el lanzamiento de la iniciativa en 2006, casi US$ 250 mil millones se han desembolsado en programas y proyectos de ayuda para el comercio, de acuerdo con el último Informe de Ayuda para el Comercio de la OMC y la OCDE.

Sin embargo, este financiamiento a menudo se percibe por algunos PMA como no distribuido equitativamente. Por ejemplo, más del 40% del desembolso total para países específicos desde el año 2006 se concentra en 10 principales receptores, entre los cuales solo tres son PMA: Afganistán, Etiopía y Tanzania. Los PMA que han recibido el 31% de los desembolsos de la Ayuda para el Comercio entre 2006 y 2013 a menudo se quejan de que no están percibiendo su parte justa.

Conclusión
En esta etapa, es evidente que Nairobi no constituirá una resolución ideal del PDD. Sin embargo, podría ser una oportunidad para que los PMA obtengan resultados concretos en un subconjunto de temas de especial interés para ellos, para reafirmar la necesidad de continuar el trabajo sobre otros temas y, sobre todo, para reafirmar la importancia que conceden al sistema multilateral de comercio.

En un contexto marcado por la proliferación de acuerdos preferenciales, como los megarregionales, muchos analistas advierten que los PMA podrían verse gravemente afectados si los principales actores continúan en la búsqueda de grandes pactos comerciales por otro lado, sin al mismo tiempo buscar un progreso significativo en el marco de las negociaciones de la OMC.

Ya sea en el mandato de Doha o mediante un nuevo formato, estos expertos señalan que es crucial para los PMA que las negociaciones comerciales internacionales significativas continúen llevándose a cabo en un foro inclusivo, que les permita juntos buscar objetivos comunes en materia de comercio.

This article is published under
15 Diciembre 2015
El año pasado se vio un resurgimiento de la actividad en las negociaciones sobre las normas de la OMC, ya que varios miembros del organismo reavivaron los debates sobre la forma de impulsar las...
Share: 
15 Diciembre 2015
A medida que los miembros de la OMC se preparan para la Décima Conferencia Ministerial en Nairobi, Kenia, las cuestiones comerciales agrícolas son –una vez más– el centro de las preocupaciones de los...
Share: