CITES prosigue sus esfuerzos de conservación pero continúan las tensiones

2 Noviembre 2004

Al término de la XIII Conferencia de las Partes (COP) de la Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de flora y fauna silvestres (CITES, por sus siglas en inglés) el pasado 14 de octubre en Bangkok, Tailandia, muchos grupos conservacionistas cantaron éxito. Aunque siguen existiendo desacuerdos sobre la mejor forma de lograr un balance entre las reglas comerciales y el aligeramiento de la pobreza, la reunión agregó a la lista de CITES varias especies polémicas y comercialmente valiosas, incluyendo varias especies marinas y maderables.

Aumenta protección de ciertas especies

Sudáfrica, Namibia, y Botswana lograron que se incluyera la Hoodia, una planta medicinal utilizada por el pueblo San del África por sus cualidades para suprimir el apetito en el Apéndice II. Además, el COP aceptó la propuesta de Indonesia para que el árbol de Ramin pase del Apéndice III al II. El árbol del Ramin ha sido durante mucho tiempo una de las maderas que más se exportan del Sureste de Asia e Indonesia enfatizó que pasarla al Apéndice II garantizará una mejor aplicación de las medidas de conservación lo cual beneficiará a las poblaciones de orangután. De otra parte, el delfín Irrawaddy fue transferido del apéndice II al I a pesar de la oposición de Japón, Noruega y Gabón. El gran tiburón blanco, el árbol del agarwood y el pez llamado "humphead wrasse" fueron agregados al Apéndice II. Aunque la Convención CITES ha evitado tradicionalmente incluir en sus listas especies marinas y maderables altamente valoradas, el COP-13 continuó con la tendencia de alejarse de esta práctica, lo cual ya había sido evidente en la COP-12 en Santiago de Chile.

La especies animales y vegetales que aparecen listadas en el Apéndice I del CITES son consideradas de alto riesgo de extinción y están excluidas del comercio, a excepción de circunstancias muy especiales. Las especies del Apéndice II están sujetas a estrictas normas de comercio con base en cuotas y permisos especiales para garantizar que su comercialización no ponga en riesgo su supervivencia. El Apéndice III enumera las especies que están sujetas a regulaciones domésticas, para las cuales una parte puede solicitar la cooperación de otras partes a fin de controlar su comercio internacional.

Occidente acusado de "imperialismo" ballenero

Los delegados del Japón acusaron a "occidente" de "imperialismo cultural" y anunciaron que continuarán sus esfuerzos para que se amplíe la pesca de ballenas después de que CITES votó en contra de bajar del Apéndice I al Apéndice II tres acervos de la ballena Mink (que también fue el caso en la última COP). Tal decisión hubiera permitido ampliar el comercio de la especie y satisfacer el gusto de los japoneses por la carne de ballena, pero se hubiera enfrentado con la oposición de los conservacionistas que ven como cruel la matanza de ballenas. Este descenso de categoría también habría ejercido una presión en la moratoria a la pesca de ballenas establecida por la Comisión internacional que se encarga del tema (IWC, por sus siglas en inglés). "Occidente está tratando de imponernos sus estándares unilaterales. Lo veo como imperialismo cultural" le dijo a la agencia de noticias Reuters, el delegado de Japón, Masayuki Komatsu.

Comercio de marfil otra vez en la mira

Los delegados también tuvieron desacuerdos al discutir la mejor manera de conservar especies en peligro en casos en los cuales las decisiones de CITES proveen señales que tienen un impacto sobre la cacería furtiva y el comercio ilegal. El borrador del plan de acción para el control del comercio de marfil del elefante africano fue eventualmente aprobado. Sin embargo, la propuesta de Kenia de que las partes se abstengan por seis años de someter ofertas de descenso en la clasificación y de comprometerse en el comercio de marfil crudo y trabajado, estimuló la controversia y fue eventualmente rechazada. La discusión se centró sobre si tal moratoria en el comercio del marfil llevaría a que prospere el comercio ilegal y requeriría más recursos financieros para su aplicación. La sugerencia de Namibia de incluir el cuero y el pelo del elefante para propósitos comerciales fue adoptada por consenso, pero sus propuestas de establecer una cuota de exportación anual de 2.000 kilogramos de acumulado de marfil crudo y de permitir el comercio de productos elaborados de marfil, fueron rechazadas.

Los participantes también consideraron alternativas para complementar las restricciones comerciales, como incentivos económicos y programas de uso sostenible, junto con semilleros de proyectos ex situ que cooperen con la conservación in situ para asegurar la supervivencia de las especies. La secretaría de CITES presentó un documento sobre incentivos económicos que fue adoptado.

Superposición con otros acuerdos y organizaciones

Un tema clave en estas decisiones, y en la reunión en general, fue la creciente superposición entre la Convención CITES, los acuerdos multilaterales sobre medio ambiente (AMUMA), organizaciones ambientales y las reglas del comercio internacional. La necesidad de conservar consistencia con la moratoria de la IWC en la pesca de ballenas, por ejemplo, contribuyó a la decisión de mantener el nivel de protección más alto para las ballenas Mink. La cooperación creciente entre CITES y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) fue notable, especialmente en las discusiones sobre especies marinas y la promoción de la capacitación en países en desarrollo.

También, los delegados acordaron incorporar los Principios y Pautas de Uso Sostenible de la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB); sin embargo Israel, Australia, La India y la Unión Europea expresaron su preocupación en el sentido de que el término "uso sostenible" pueda contaminar el acercamiento más científico de CITES. Sin embargo, algunos delegados precisaron que el concepto de uso sostenible está siendo ya utilizado por las autoridades nacionales que administran las especies del CITES. Otros tópicos relacionados con la CDB como las especies invasoras y el acceso y los beneficios compartidos por el uso de recursos genéticos, también permearon las discusiones durante la reunión.

Reportaje ICTSD y CINPE, Traducción BRIDGES Biores

2 Noviembre 2004
El viernes 29 de octubre finalizó la V Ronda de negociaciones para la suscripción de un Acuerdo de Libre Comercio entre Colombia, Perú, Ecuador y los Estados Unidos, sin mayores avances en los temas...
Share: 
2 Noviembre 2004
El Presidente de los EE.UU., firmó el pasado 22 de octubre la ley llamada Corporate Tax Bill, revocando el régimen de empresas con ventas en el exterior y el acto de exclusión de la renta...
Share: