China y Australia firman nuevo acuerdo comercial bilateral

8 Julio 2015

Luego de más de una década de negociaciones, los ministros de China y Australia firmaron formalmente un acuerdo comercial con el fin de fortalecer sus relaciones bilaterales e impulsar el intercambio comercial, especialmente en el sector energético y agrícola, una vez que este entre en vigor.

 

El acuerdo, rubricado el 17 de junio recién pasado en Camberra, Australia, se logró tras la Declaración de Intenciones firmada en noviembre de 2014 por los líderes de ambos países, Tony Abbot y el presidente chino Xi Jinping (ver, Bridges, noviembre 2014).

Bajo los términos del tratado de libre comercio (TLC), más del 85% de las exportaciones de bienes australianos como productos lácteos, carne de ovino, cerdo, mariscos, cebada, vino y lana estarán libres de aranceles inmediatamente luego de su entrada en vigor, elevando gradualmente esa cifra a 95%.

Algunos productos como el azúcar y el trigo no se incluyeron en el documento, sin embargo, el ministro de Comercio australiano, Andrew Robb, aseguró que el acuerdo comercial será examinado nuevamente en tres años, momento en el que China estaría dispuesta a reconsiderar la reducción del nivel de protección.

¿Qué se negoció en este acuerdo comercial?
El sector agrícola fue uno de los más difíciles de negociar durante las conversaciones, sobre todo en lo que respecta al acceso a mercados, con Australia presionando para que los términos estuvieran al menos a la par de los alcanzados entre China y Nueva Zelanda en su acuerdo comercial agrícola (ver, Bridges, noviembre 2014).

El sector energético también se debatió durante las negociaciones, logrando reducciones arancelarias drásticas en la mayoría de las importaciones de bienes manufacturados procedentes de Australia, así como recursos y productos energéticos, incluyendo óxido de aluminio y carbón.

De acuerdo al gobierno australiano, algunos bienes como hierro, oro, aceites de petróleo crudo y gas natural licuado estarán exentos de aranceles. Igualmente, piezas de automóviles y motores, productos de plástico y varias piedras preciosas estarán libres de aranceles en un plazo de 4 años.

En cuanto a servicios, el acuerdo también ofrece un amplio acceso a los mercados de servicios de China, solo superado por los acuerdos que Beijing mantiene con Hong Kong y Macao, según estimaciones del Departamento de Asuntos y Comercio Internacional australiano.

Asimismo, el documento contiene una cláusula de nación más favorecida, la cual asegura la extensión automática a Australia de cualquier tratamiento superior que China alcance con otros socios comerciales en diversos sectores comerciales, entre los que se incluyen educación, turismo y servicios ambientales.

En cuanto a las importaciones chinas, el gobierno australiano informó que el 85% de los bienes procedentes de China estarán exentos de aranceles, incluyendo productos electrónicos, electrodomésticos y manufacturados.

Inversión extranjera bilateral
Otro de los temas que causó inquietudes durante las negociaciones estuvo relacionado con la decisión del gobierno australiano de facilitar el proceso de aprobación para la inversión extranjera procedente de China, comprendidas las empresas estatales.

Como resultado, Australia informó que la Junta de Revisión de Inversiones Extranjeras continuará evaluando las inversiones estatales de China. Sin embargo, elevará el umbral de selección para los inversionistas chinos privados que operan fuera de los sectores más importantes de la economía australiana, desde AUD$ 252 millones a AUD$ 1.04 mil millones (US$ 193.8 millones a US$ 841.3 aprox.).

En 2014, la inversión china en Australia superó los US$ 65 mil millones, mientras que la inversión australiana en China fue valorada en US$ 108 mil millones, representando un impulso sustancial en la última década, con miras a un aumento sustancial una vez que el acuerdo entre en vigor.

Con un intercambio comercial valorado en US$ 135 mil millones en 2014, casi una cuarta parte del comercio internacional del país oceánico, China se ubica como el mayor socio comercial de Australia.

Próximos pasos
El acuerdo con China representa el tercer acuerdo comercial más importante alcanzado por el gobierno australiano en los últimos dos años, seguido por los acuerdos sellados con Corea del Sur y Japón en 2013 y mediados de 2014, respectivamente (ver, Bridges, enero 2015).

El próximo paso para que el TLC entre en vigor será someter el documento a los procedimientos legales y parlamentarios de ambas naciones, lo cual se espera inicie próximamente.  

Traducción y adaptación Puentes. “China, Australia Sign Bilateral Trade Deal”, Bridges, 25 de junio 2015.

1 Julio 2015
Delegados de 17 países miembros de la OMC que negocian reducciones arancelarias en bienes ambientales completaron una nueva lectura de una lista compilada de 650 líneas arancelarias y más de 2.000...
Share: 
8 Julio 2015
El presidente de EE.UU., Barack Obama, recibió recientemente en Washington a su par brasileña, Dilma Rousseff, en el marco de una visita oficial con el fin de renovar las relaciones diplomáticas e...
Share: