China se afianza en América Latina

20 Enero 2015

Pekín fue sede del I Foro Ministerial China-Celac, una cumbre entre la segunda economía mundial y Latinoamérica, en la cual el líder asiático confirmó su gran interés estratégico en la región. La cumbre contó con la presencia de los presidentes de China, Ecuador, Venezuela y Costa Rica, más una veintena de cancilleres y otros altos cargos.  

 

Tras una década de acercamiento socio-económico entre China y los países latinoamericanos, Pekín, en un intento de profundizar los acuerdos alcanzados en la reciente gira por Latinoamérica durante 2014 (ver Puentes, julio 2014), ha decidido afianzar su presencia en la región, legitimando a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y convirtiéndose en un actor determinante en su desarrollo económico.

La reunión a nivel ministerial, celebrada los días 8 y 9 de enero de 2015, resaltó la creación de tres documentos significativos. En primer lugar, aprobó un plan quinquenal de cooperación mutua entre el bloque multilateral y la potencia asiática. Asimismo, se establecieron los reglamentos de esta nueva alianza bilateral, aclarando los mecanismos de coordinación y enfoques de operación. Por último, se firmó la Declaración de Beijing, la cual define el consenso político entre las dos partes y sienta las bases de dirección y las normativas de cooperación global.

Marco de cooperación
El programa que marcará las relaciones de cooperación entre China y los Estados de América Latina y el Caribe 2015-2019, conocido como el 1+3+6, comprende ejes fundamentales como inversión, comercio, infraestructura, política, educación, innovación, turismo, agricultura, ciencia y tecnología, entre otros aspectos.

De acuerdo al plan 2015-2019, ambas partes se esforzarán por lograr que el comercio bilateral entre China y Celac aumente a US$ 500 mil millones, mientras que la inversión sea de al menos US$ 250 mil millones en la próxima década.

En uno de sus discursos, Xi Jinping declaró: “Yo creo que esta reunión logrará resultados fructíferos, dar al mundo una señal positiva sobre la profundización de la cooperación entre China y América Latina y tener un importante y extenso impacto en promover la cooperación Sur-Sur y la prosperidad en el mundo”. De igual forma, informó que aportará US$ 35 mil millones a través de diversos fondos para financiar proyectos de infraestructura y desarrollo en la región, de los cuales Ecuador y Venezuela ya aseguraron una partida.

Los mandatarios aprovecharon la oportunidad para reconocer la necesidad de seguir trabajando en proyectos de infraestructura, los cuales ayudarán a la integración bilateral entre China y Celac. Según el jefe de Cancillería de la Embajada de Perú en China, Juan Miguel Miranda, la inversión no debería dirigirse solo a la explotación de recursos naturales, sino que también debería orientarse hacia ámbitos como el desarrollo industrial o del conocimiento.

Aun cuando el grueso de las inversiones chinas en la región se orienta principalmente hacia el comercio y la búsqueda de commodities, la tendencia está cambiando. La necesidad de una mejor infraestructura deja a Latinoamérica en evidencia y la amplia experiencia del líder asiático precisamente en esta área lo sitúa como un potente inversor.

En Cuba, China financia un nuevo puerto; en Brasil y Perú, el desarrollo de una conexión ferroviaria bioceánica entre ambos países; y en Nicaragua la construcción de un canal interoceánico que dejaría al país asiático en una excelente posición geopolítica (ver Puentes, julio 2014).

¿Por qué América Latina resulta tan atractiva para China?
Las relaciones comerciales entre China y América Latina y el Caribe han mejorado considerablemente en los últimos años. Según cifras oficiales de la Cepal, en el 2013 el intercambio comercial China-Celac estuvo cerca de los US$ 275 mil millones, ubicando a la economía asiática como el segundo socio comercial de América Latina y el Caribe.

Al mismo tiempo, China ha pasado a ser el mayor consumidor de energía del mundo y Latinoamérica se ha convertido en una fuente muy importante para el país asiático, suministrando materia prima a cambio de inversiones y líneas directas de crédito en la región.

Entre los commodities más demandados por el líder asiático se encuentra el petróleo de Venezuela, el cobre de Chile y Perú y la soja de Argentina y Brasil, siendo este último el principal proveedor de soja de China, exportando el 60% total de su producción.

En general, el verdadero motor de la cooperación económica y comercial entre China y América Latina es el hecho de que sus economías son altamente complementarias. Sin embargo, esta estrategia no debe estar basada en la exportación de materias primas, sino en la expansión del conocimiento y el desarrollo de los recursos humanos de América Latina y el Caribe.

Miras hacia el futuro
Según confirmaron los Estados participantes, los programas e intercambios entre esta alianza bilateral serán realizados sobre la base de la igualdad, respeto y beneficio mutuo. Según señaló el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, la cooperación entre China y Celac es “abierta, inclusiva y equilibrada” y no excluye a terceros. Añadió que en la “cooperación con los países en desarrollo, China tendrá en cuenta su necesidad de autodesarrollo… en lugar de simplemente el comercio y la inversión o meras ventas únicas de los recursos y la energía”.

El próximo encuentro entre los estados miembros de Celac y China tendrá lugar el 2018 en Chile.

Más información:
El presidente chino seduce a Latinoamérica con inversiones millonarias”, Reuters, 8 de enero de 2015; “China, CELAC deepen cooperation with major documents”, Xinhua, 9 de enero de 2015; “China-América Latina: una amistad peligrosa”, Deutsche Welle, 12 de enero de 2015.

19 Enero 2015
Un seminario de actualización sobre regulación farmacéutica internacional fue impartido por el Centro de Comercio Internacional y Desarrollo Sostenible (ICTSD, por sus siglas en inglés) a jueces y...
Share: 
20 Enero 2015
Panamá condicionó la aprobación del tratado de libre comercio con Colombia hasta que no se dirima el litigio del arancel mixto impuesto por Colombia sobre las exportaciones de textiles y calzados de...
Share: