Cancún y el futuro de las negociaciones de Doha

1 Julio 2003

Debido a la importancia de la Ministerial de Cancún y los posibles impactos que podría traer para la región, el equipo de redacción de PUENTES sostuvo entrevistas con el Embajador del Uruguay ante la OMC, Carlos Pérez del Castillo, que es actual Presidente del Consejo General de la OMC, y con el Embajador de México ante el mismo órgano, Eduardo Pérez Motta, que representa al país anfitrión de la Conferencia Ministerial, para que aclararan a los lectores de PUENTES el papel que juega dicha reunión, los temas cruciales, y los principales retos y resultados que se esperan. Los comentarios proporcionados por los dos embajadores fueron utilizados como base para este artículo.

Después de varios de años de espera, tras la finalización de la Ronda de Uruguay y el fracaso por lanzar una nueva ronda de negociaciones comerciales multilaterales en la Conferencia Ministerial de Seattle, los ministros de los países Miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) llegaron a un acuerdo en la Cuarta Conferencia Ministerial de Doha en noviembre de 2001, para lanzar una nueva ronda de negociaciones que diera especial importancia a los intereses de los países en desarrollo e intentara reducir las asimetrías entre los países industrializados y aquellos en desarrollo. Dichas asimetrías resultaron de las pasadas rondas comerciales, especialmente de la Ronda de Uruguay.

En este contexto, los ministros acordaron establecer un plan de trabajo ambicioso que incluiría negociaciones y discusiones en trece temas centrales dela OMC, además de temas horizontales referentes a aspectos de desarrollo que formarían parte integral de los otros temas establecidos. Dicho plan de trabajo fue concebido como la Agenda dedo ha para el Desarrollo, que dio origen a la Ronda de Negociaciones Comerciales Multilaterales de Doha que, según lo dictado por los ministros, deberá concluir en diciembre de 2004.

Origen de la noción de una "Ronda del Desarrollo"

Según el Embajador Pérez del Castillo, "las rondas anteriores habían dejado a los países en desarrollo una serie de asimetrías en los resultados. Adicionalmente, el proceso de liberalización de comercio había favorecido más a sectores de interés de países industrializados que a sectores de interés de países en desarrollo, debido a que se negociaron convenios como los de propiedad intelectual, servicios, inversión, entre otros, que reducían el margen de maniobra delos países para aplicar políticas nacionales. En esta oportunidad se buscó contemplar más los intereses genuinos que se dejaron de lado en las rondas precedente se integrar los puntos de interés de países en desarrollo a las normas de la OMC y, en función de todos esos retrasos e incumplimientos y de esa poca prioridad que se le había dado a nuestros sectores fue que se decidió darle ese nombre".

Asimismo, subrayó que ese nombre no vale por sí solo, sino que debe tener sustancia y que la noción de desarrollo debe trascender el marco del trato especial y diferenciado, y de la implementación de temas anteriores. Insistió en que la noción de desarrollo tiene que estar presente en todos los temas de la negociación, como acceso a los mercados agrícolas y los no-agrícolas, servicios, propiedad intelectual, entre otros, y que se deben mirar desde un punto de vista más ofensivo del que se ha tenido hasta la fecha, que ha sido más bien defensivo.

En estos momentos, a casi dos años de que surgiera la Declaración de Doha, y a unos cuantos días de que inicie la Quinta Conferencia Ministerial de la OMC, en Cancún, México, se está en un punto clave dentro del proceso de negociaciones de la Ronda de Doha.

La Conferencia Ministerial ofrece la única oportunidad para que los ministros de comercio se reúnan y denla orientación política necesaria antes de la fecha límite establecida para la culminación de dicha Ronda. Por lo tanto, los resultados de esta Conferencia tendrán consecuencias importantes en el futuro del proceso de negociación de la Ronda de Doha, y consecuencias directas en las oportunidades de desarrollo de los países latinoamericanos, y en los esfuerzos de integración hemisférica bajo el marco de las negociaciones para formar el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

En esta única ocasión para que los ministros de los 146 países se reúnan, ¿Qué papel juega la Ministerial de Cancún en el proceso de negociaciones de la Ronda de Doha?

El Embajador Eduardo Pérez Motta señaló que la Declaración de Doha establece los objetivos y los asuntos que se tendrán que cumplir en Cancún. Estos asuntos se dividen en tres partes:

1. Los asuntos que se deben reportara los ministros en Cancún, que incluyen los temas de comercio electrónico, pequeñas economías, y relación entre comercio, deuda y finanzas. Al respecto opinó que no espera que esta parte sea demasiado complicada;

2. El segundo grupo se refiere a las decisiones que se deben tomar en Cancún, que a su vez se divide en dos:

a. Decisiones que se debieron tomar durante el año pasado y parte de este año, que incluyen el paquete de desarrollo, acceso a medicamentos y los ADPIC, y los temas de implementación. Estos temas quedaron pendientes y deben ir a Cancún.

b. Decisiones para este año y que son de acceso, como es el caso de agricultura y los mercados no-agrícolas. Estos temas se debieron resolver en mayo, pero también siguen pendientes y tienen que estar en Cancún.

3. Decisiones que se deben tomar en Cancún como estaba establecido. Estos incluyen los temas de Singapur y el registro multilateral de vinos y bebidas espirituosas.

Al respecto, comentó que "el objetivo de México es que se llegue a decisiones sobre modalidades agrícolas, modalidades para mercados no agrícolas, registro, temas de Singapur y temas de desarrollo".

Por otra parte, el Embajador Pérez del Castillo mencionó que "al no ser ésta una etapa final de la ronda, habrá más flexibilidad para el progreso y dar orientaciones políticas, sin que esto signifique que se ha fracasado. Los esfuerzos se encaminan hacia una reunión en Cancún que, quizás no refleje las expectativas que tenían nuestros ministros cuando acordaron los plazos en Doha -todos ellos incumplidos-;pero se espera que sea una reunión en donde se puedan tomar decisiones importantes en los temas claves, reiterar los compromisos políticos con los temas y calendarios y mantener la fecha final del 2004".

El proceso de Doha ha avanzado deforma mucho más lenta de la establecida por los ministros. Ninguna fecha fijada dentro de la Declaración Ministerial se ha cumplido, lo que trae como consecuencia que todos los temas de negociación lleguen a Cancún sin resolverse y se volverán a poner sobre la mesa. Esto podría traer efectos negativos sobre el resultado de la Ministerial de Cancún debido a que, cuando se llevan demasiados temas, se puede complicar y se tiene que hacer mucho trabajo técnico previo para llegar preparados. Según el Embajador Pérez Motta, ese es el reto que tenemos por delante.

Al respecto, el Embajador Pérez del Castillo afirmó que "se ha hecho todo lo posible por resolver muchas de estas cuestiones antes de Cancún". Explicó que en lo que se refiere al tema de trato especial y diferenciado, en el cual se recibieron 88 propuestas de los países en desarrollo, se trabaja para llegar con un paquete para Cancún. Explicó que estos son temas muy técnicos, por lo cual, los ministros no se podrán dedicara ellos en el poco tiempo que se tiene en Cancún y, por lo tanto, es necesario llegar a la reunión con los temas resueltos.

En materia agrícola, afirmó que es el tema central de esta ronda y que los Estados Unidos y la Unión Europea presentarían un documento en conjunto, lo que fue recibido como un paso en buena dirección, un insumo a un proceso multilateral. Sin el entendimiento de estos dos países hubiera sido muy difícil, "el hecho que lleguen con un entendimiento es una condición necesaria para la negociación". Sin embargo, puntualizó que seguramente no sería el documento que se adoptaría en Cancún y que ahora era necesario que los demás países nutrieran ese texto y llegaran a una conclusión. El movimiento en el tema de agricultura en Cancún es absolutamente necesario, sise quiere mantener el nivel de ambiciónen las negociaciones y la fecha de conclusión establecida.

¿Pero cuáles serían las consecuencias si no se llegara a una decisión sobre las modalidades de agricultura?

El Embajador Pérez del Castillo afirmó que "si no hay movimientos en agricultura, la fecha de diciembre de2004 estaría seriamente comprometida y la ronda podría extenderse muchos años". Adicionalmente comentó que "es posible que no lleguemos a Cancún con un acuerdo específico de todos los números de los tres pilares: de acceso a mercados, de subvenciones a las exportaciones y apoyo a lo interno de los países. No obstante, se debe tener un sentido de orientación muy claro y preveer los parámetros de la negociación y una orientación política para seguir trabajando. Eso podría considerarse como algo que no tendría trascendencia sobre la fecha final de la ronda".

Una cosa es segura, un menor nivel de ambición en agricultura significará -sin lugar a dudas-, un menor nivel de ambición en otros temas.

Se debe recordar que aunque agricultura sea uno de los temas claves para los países en desarrollo, el hecho de que las negociaciones dentro de la OMC se rijan por el "todo único" (osingle-undertaking, que obliga a los países a aceptar todas las decisiones tomadas en la Ronda como un paquete único), aumenta la importancia de que los países en desarrollo no sólo se concentren en los temas claves, sino que vean la negociación como una sola. De no hacerlo podrían terminar, como en las últimas rondas, pagando caro en otras áreas, por concesiones pequeñas en agricultura.

Según el Embajador Pérez del Castillo, las delegaciones de los países latinoamericanos tendrán que tener en mente las siguientes recomendaciones para poder lograr una conclusión exitosa de la Ronda de Doha:

1. Mantener el nivel de ambición de los mandatos de Doha y de ninguna manera permitir que esos mandatos se diluyan;

2. Asegurar que la noción de desarrollo esté presente en cada uno de los temas y no contentarse con que dicha noción sean solamente mayores plazos para adecuarse a las normas;

3. Insistir en que haya equilibrio en el contexto global de las negociaciones y no sólo en un tema.

Los resultados de la Conferencia tendrán implicaciones directas en el proceso de negociación de la Ronda dedo ha y, por lo tanto, determinarán en cierta forma el éxito o fracaso de dicha Ronda.

El Embajador Pérez Motta identifica tres posibles resultados de Cancún:

1. Que no se logren decisiones concretas y, por lo tanto, haya que reiniciarel proceso de nuevo y éste se complique debido a que la gente no estará en condiciones para volverse asentar a la mesa de negociación.

2. Que se concluya que no se estaba en condiciones de llegar a decisiones y que se alarguen un poco las fechas; pero que los ministros den indicaciones para que se siga trabajando yen los próximos meses se llegue a acuerdos. En este caso, Cancún se convertiría en un reality check.

3. Que todo salga bien y se tomen decisiones claves, aunque sean generales, pero que permitan mantener el proceso en movimiento.

En pocos días, los ojos del mundo se centrarán en Cancún esperando que los Ministros puedan llegar a acuerdos y resolver los asuntos pendientes para darle el impulso necesario a las negociaciones, y que la Ronda de Doha se concluya con éxito en la fecha establecida.

* Artículo escrito por Eduardo Escobedo, editor de PUENTES en ICTSD, y basado en entrevistas realizadas a Eduardo Pérez Motta (Embajador de México ante la OMC) y a Carlos Pérez del Castillo (Embajador de Uruguay ante la OMC y Presidente del Consejo General de la OMC).

This article is published under
1 Abril 2003
Uno de los mandatos de la Declaración Ministerial de Doha (Noviembre, 2001) es iniciar negociaciones en materia ambiental al interior de la Organización Mundial del Comercio(OMC). Esta decisión marcó...
Share: 
10 Septiembre 2003
Del 10 al 14 de septiembre, 2003, los países Miembros de la OMC se reunirán en Cancún, Quintana Roo, México durante la Quinta Conferencia Ministerial de la OMC. En su totalidad, los países Miembros...
Share: