Brasil participará como miembro fundador en el nuevo BAII

14 Abril 2015

Mediante un comunicado oficial, el 27 del pasado mes de marzo el gobierno brasileño expresó su interés de formar parte como miembro fundador del BAII, una nueva entidad financiera de carácter global.

 

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII) es una iniciativa de China que busca financiar proyectos de infraestructura en la región de Asia-Pacífico, carreteras, proyectos energéticos y viviendas económicas, entre otros. La nueva institución financiera internacional es una organización abierta y todas las economías pueden participar.

De acuerdo a la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, hasta el 21 del pasado mes de marzo duraba el plazo para que los países presentaran su solicitud de convertirse en miembros fundadores del BAII, lo que les permitirá elaborar las reglas del banco. A partir de esta fecha, los países aún pueden integrarse, pero solo como miembros comunes, con derecho a votación, pero con menor injerencia en las reglas señaladas.

Hasta el momento, el banco cuenta con el apoyo de todas las potencias económicas mundiales, con excepción de Estados Unidos y Japón. A la fecha son 46 países los que han confirmado su disposición a ser miembros fundadores del BAII, entre ellos Reino Unido, Suiza, Nueva Zelanda, Luxemburgo y Catar, más la reciente inclusión de Holanda, Finlandia, Georgia, Dinamarca y Brasil, aceptados el recién pasado 12 de abril.

BAII: nuevo orden económico mundial
En octubre pasado se firmó el memorando de entendimiento para la creación del BAII, el cual fue firmado por 21 países fundadores y especifica que su capital autorizado será de US$ 100.000 millones y que el capital inicial se ubicará en US$ 50.000 millones. La proporción depositada será del 20% y Beijing, la capital china, será la sede oficial.

La creación del BAII es parte del plan de China para construir una “nueva ruta de la seda”, una iniciativa anunciada en septiembre del 2013 por el presidente chino, Xi Jinping, para abrir nuevas rutas comerciales. El nuevo proyecto cuenta con un fondo de US$ 40.000 millones aportados por el gobierno chino.

El principal objetivo es reforzar su posición como centro del comercio continental e incrementar sus relaciones económicas con Europa y África a través del desarrollo de infraestructura en la región. La nueva institución sería la plataforma ideal para que China exporte capital, mano de obra y experiencia en proyectos de infraestructura.

Según voceros oficiales del gobierno chino, la fundación del banco es una “acción constructiva que complementará al orden económico internacional actual y permitirá a China asumir una mayor responsabilidad global”.

A pesar de las inquietudes que se han despertado a nivel internacional por la creación de un nuevo prestamista global, China recibió el apoyo crucial del Fondo Monetario Internacional y del Banco Asiático de Desarrollo, quienes confirmaron su disposición a cooperar con la fundación del BAII.

Se espera que el Banco sea establecido formalmente a fines de 2015, después de que los potenciales miembros fundadores hayan firmado y ratificado los artículos del Acuerdo.

Más información en:
Cronología de Banco Asiático de Inversión en Infraestructura”, Spanish.people.cn, 01 de abril de 2015; “Brasil anuncia que será miembro fundador del BAII”, América Economía, 28 de marzo de 2015; “Cuatro datos esenciales sobre el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura”, RT, 2 de abril de 2015.

13 Abril 2015
Luego de varias reuniones entre la comisionada de Comercio Europeo, Cecilia Malmström, y los parlamentarios y ministros de Comercio de la Unión Europea , los funcionarios del bloque están estudiando...
Share: 
15 Abril 2015
Nuevos documentos de negociación presentados a mediados de marzo han reabierto viejas fisuras en las normas del comercio agrícola y la seguridad alimentaria de la OMC. Uno de estos documentos,...
Share: