Brasil difunde sus metas sobre reducción de carbono

12 Octubre 2015

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, divulgó en la reciente Cumbre sobre Desarrollo Sostenible los objetivos de reducción de emisiones de aquí a 2030 con miras a la COP21.

 

De acuerdo a la presidenta, Brasil reduciría de aquí a 2025 un 37% de sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y en un 43% hacia 2030. La iniciativa, anunciada el 27 de septiembre durante la última Cumbre de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible, busca cumplir con el requisito de que las Partes de la Convención Marco de las Naciones unidas sobre Cambio Climático determinen nacionalmente sus propias contribuciones. De acuerdo a esto, la meta establecida por Brasil deberá también ser presentada en la 21ª Conferencia de las Partes (COP) a realizarse en diciembre en París, Francia.

En 2009, por medio de la Política Nacional sobre Cambio Climático (PNCC), Brasil anunció que a 2020 reduciría sus emisiones de GEI entre un 36% y un 39%. En 2012, en el contexto de la COP18 se decidió que los países en desarrollo como Brasil, China e India deberían presentar sus objetivos obligatorios de reducción de emisiones en la COP21.

El objetivo de obligatoriedad es intentar limitar a 2º C el aumento de la temperatura global. De a acuerdo a lo anterior, las metas de Brasil forman parte de una propuesta por lograr una economía libre de carbono hacia 2100.

Además de la reducción del 43% para 2030, la propuesta brasileña también prevé el desmantelamiento del uso ilegal de la tierra y la reducción de la deforestación en 12 millones de hectáreas. De igual manera, Brasil se comprometió a estructurar 45% de su matriz energética de la siguiente manera: 66% de estas corresponderían a fuentes hidroeléctricas, 23% a fuentes renovables (eólicas, solar y de biomasa), 16% a etanol y 10% correspondería a gastos de eficiencia eléctrica.

El discurso de la mandataria brasileña también destacó que sus compromisos son compatibles con aquellos definidos por países desarrollados. El objetivo asumido por Brasil está fundado en un estudio encomendado por el gobierno que plantea que una reducción de emisiones mayor que la establecida por la PNCC no afectaría el crecimiento económico o el desarrollo social del país.

De acuerdo con el estudio, una reducción de emisiones de dióxido de carbono mayor que la definida en el PNCC podría incrementar en hasta $R 609 mil millones el producto interno bruto de Brasil entre 2015 y 2030 y generar una disminución en la tasa de desempleo de 4,4% a un 4,1% - 3,5%. Para esto, sería necesario invertir R$ 372 mil millones en el mismo periodo mencionado para que metas mayores al PNCC sean alcanzadas. No obstante lo anterior, el financiamiento fue condicionado por la mandataria a recursos externos.

Entre los desafíos para el cumplimiento de la meta se destaca que el Plan Decenal de Energía de Brasil, en vigor hasta 2024, cuenta con un porcentaje menor de fuentes renovables y biocombustibles que las metas anunciadas. Los contratos ligados a generación de energía solar eólica y de biomasa, por su parte, están por debajo de lo esperado para cumplir los objetivos planteados por Brasil.

Traducción y adaptación Puentes. “Rumo à COP 21: Brasil divulga suas metas para economia de baixo carbono”, Pontes, 30 de septiembre 2015.

7 Junio 2017
OMC Para mayor información, haga clic aquí . 8 de junio Presentación del Reporte Anual (2016) del Órgano de Apelación de la OMC Local: Ginebra, Suiza 14 y 15 de junio Reunión del Comité de Obstáculos...
Share: 
12 Junio 2017
Estados Unidos y México concluirían las negociaciones con Estados Unidos para la actualización y modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por su sigla en inglés) el...
Share: