Acuerdo en banano

18 Diciembre 2009

El año 2009 marca el fin de la disputa comercial más prolongada que se haya conocido. El fondo: el régimen arancelario europeo a las importaciones de banano.

De momento no hay acuerdo en la Ronda Doha, pero sí un cierto descanso para varios países latinoamericanos, que finalmente y luego de arduas negociaciones y batallas legales, lograron pactar un esquema con la Unión Europea (UE) que permitirá reducir de €176 a €114 el arancel por tonelada métrica de fruta en un espacio de siete años.

Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Venezuela, junto con los EE. UU. y la UE inicializaron este pasado 15 de diciembre el acuerdo que ya disminuye en €28 el arancel cobrado a las exportaciones de banano a partir de esa fecha. Para los años sucesivos se impone un calendario paulatino, con reducciones entre tres y siete euros programadas hasta el 1 de enero de 2017.

Según apunta un estudio del Profesor Giovanni Anania, con este acuerdo las exportaciones ACP hacia la UE disminuirán en un 14%, mientras que aquellas de América Latina aumentarán en un 17%  (ver Revista Puentes, Vol. X., No. 5).

La UE, que por 15 años defendió frente a latinoamericanos el régimen preferencial libre de otorgado a los países de África, Caribe y el Pacífico (ACP) bajo el argumento de la deuda histórica con sus antiguas colonias, por fin abre un poco la puerta a los grandes productores mundiales. Esa apertura no obstante la está compensando con alrededor de €200 millones en asistencia financiera para los ACP, que serían destinados para mejorar su competitividad. El acuerdo de banano además está parcialmente condicionado a la exitosa conclusión de la Ronda Doha, pues si para el fin de 2013 no existe un acuerdo de modalidades, los cortes arancelarios al banano podrían sufrir un atraso de dos años.

"Satisfactorio", así calificó el ministro de comercio exterior de Costa Rica, Marco Vinicio Ruiz, el  acuerdo con la UE. "Favorable", dijo Ecuador, pues los países latinoamericanos habían empujado porque la reducción ocurriera en un mínimo de cinco años. El acuerdo, posible punto medio entre las distintas partes interesadas, podría reflejar a su vez un entendimiento preliminar de que   en la negociación multilateral aún pendiente los productos tropicales - diferentes del banano - se sujetarán a cortes arancelarios más fuertes, mientras que las reducciones para los productos que sufrirán erosión de preferencias (que involucran a los países ACP) tomarán más tiempo, lo cual podría traer nuevas esperanzas para los países latinoamericanos.

Además del importante cambio que esto representa para los exportadores latinoamericanos en términos de competencia, el acuerdo bananero podría tener otras implicaciones en la región. Por ahora el viceministro de comercio ecuatoriano, Julio Oleas, ha declarado a los medios: "En el momento que tengamos la certificación definitiva del acuerdo regresaremos a la mesa de negociación con la UE".  Esto podría tomar varios meses, pues la UE debe observar los actuales procedimientos contemplados en el Tratado de Lisboa. Los aranceles que mientras tanto sean cobrados en exceso, serán luego reembolsados una vez que el acuerdo sea firmado.

This article is published under
18 Diciembre 2009
Caída en el comercio internacional, pérdida de liquidez en el financiamiento para el comercio, aumento del desempleo y la pobreza, reducción en las remesas y el turismo: la crisis internacional fue...
Share: 
18 Diciembre 2009
Estimado lector, Quizás uno de los avances más remarcables en materia comercial internacional en este 2009 sea el recién inicializado acuerdo de banano. Muestras positivas de que hay voluntad...
Share: