Unión Europea plantea diferencia contra Colombia por importaciones de aguardientes

26 Enero 2016

La Unión Europea notificó a mediados de enero a la Secretaría de la OMC el inicio de un procedimiento de solución de diferencias contra Colombia debido a las medidas de este último en relación a las importaciones de aguardientes.

 

De acuerdo a la solicitud planteada (DS502) el 13 de enero pasado por la Unión Europea (UE), Colombia concede un trato discriminatorio a los aguardientes importados a nivel nacional y departamental, lo que afectaría desfavorablemente a las exportaciones de aguardientes de la UE – partida 22.08 del Sistema Armonizado.

Tal y como señala la diferencia, los aguardientes en Colombia parecieran estar sujetos a un impuesto especial sobre el consumo o a una carga conexa en departamentos o subdivisiones locales del país. Tanto el impuesto como la carga se calculan por el grado de alcohol, lo que llevaría a que cualquier bebida con más de 35% de grado de alcohol volumétrico vea aumentado su impuesto o carga.

Colombia produce, principalmente, bebidas alcohólicas como ron y aguardiente, los que tienen un grado de alcohol volumétrico igual o inferior; mientras que las bebidas alcohólicas importadas desde la UE se componen, entre otros, de whisky y licores que tienden a estar por sobre el límite antes señalado.

La UE argumenta, por tanto, que si bien el régimen fiscal “es en principio neutral con respecto al origen, da como resultado la imposición injustificada a los aguardientes importados similares, directamente competidores o directamente sustituibles de una carga fiscal más elevada que la aplicada a los aguardientes nacionales, principalmente ron y aguardiente”.

De acuerdo a la notificación, las medidas de Colombia podrían ser incompatibles con algunas disposiciones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), principalmente el artículo III de dicho acuerdo relativo al trato nacional.

De igual manera, el bloque europeo plantea que Colombia somete a los aguardientes importados, además de las medidas fiscales, “a varias restricciones injustificadas de la comercialización” que irían en contra del artículo III del GATT.

En un comunicado de prensa, la UE plantea que la discriminación del mercado colombiano viene desde hace tiempo y que ha aumentado el costo de hacer negocios en dicho país y colocan a las bebidas alcohólicas del bloque en una clara desventaja comercial.

Se plantea también que en correspondencia con el acuerdo bilateral entre las partes (ver Puentes, julio 2013), Colombia se había comprometido a terminar con cualquier tipo de discriminación para el 1 de agosto de 2015, algo que no habría sucedido. No obstante lo anterior, y aun cuando el bloque europeo ha hecho ver la situación en reiteradas ocasiones, el comunicado de prensa expresa que continuarán los esfuerzos por llegar a una solución amistosa y establecer un campo de juego bajo justas condiciones.

Al respecto, actores relevantes de la industria de licores de Colombia, como Carlos Meza, exgerente de la Empresa de Licores de Cundinamarca, compañía con más de 100 años de historia en el mercado, señaló en una nota de prensa que la industria en Colombia es aún muy vulnerable a la competencia de las importaciones y que el grado alcohólico ha sido “un argumento que intencionalmente los importadores han venido utilizando. Hay más discriminación entre las licoreras nacionales, (...) los  importados llegan a cualquier mercado sin restricción”. Beatriz Elena Jaramillo, directora de la Cámara de Industrias Asociadas de Bebidas Alcohólicas, por su parte, señaló que “los productos importados tienen IVA exento en sus países de origen y nosotros sí lo pagamos en el costo de producción”.

De acuerdo a las cifras, las exportaciones de bebidas alcohólicas de la UE a Colombia en 2014 llegaron a los €43 millones, prácticamente tres cuartos de las importaciones totales del país sudamericano. Tras el bloque europeo siguen en importancia comercial México, Costa Rica y Estados Unidos.

De acuerdo a las normas de la OMC, las consultas se podrán llevar a cabo por un periodo de 60 días y en caso de no llegar a ningún acuerdo se podría acceder al establecimiento de un grupo especial que aborde la diferencia.  

Traducción y adaptación Puentes. “EU Challenges Colombia at WTO Over Import Measures for Spirits”, Bridges, 21 de enero 2016.

20 Abril 2016
La Corte Constitucional de Colombia aprobó el pasado 6 de abril el tratado de libre comercio (TLC) firmado con Costa Rica, el cual permitirá que cerca del 75% de los bienes involucrados queden libres...
Share: 
26 Abril 2016
El nuevo acuerdo bilateral de servicios aéreos entre México y Estados Unidos (EE.UU.), firmado el 18 de diciembre del 2015, fue aprobado por el Senado mexicano este 26 de abril con 81 votos a favor,...
Share: