Ratificación del TPP: batalla cuesta arriba

19 Septiembre 2016

Durante la última visita presidencial a Asia del presidente Obama, entre el 2 y 9 de septiembre pasado, el presidente de Estados Unidos (EE.UU.) advirtió sobre los riesgos para las perspectivas de liderazgo de su país dadas las dificultades que ha encontrado para ratificar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés).

“El TPP es un pilar central de reequilibrio de EE.UU. para el Asia-Pacífico. Y el comercio y el crecimiento que promueve reforzará la seguridad de las alianzas estadounidenses y regionales”, señaló Obama en su visita a Laos el 6 de septiembre.

No obstante lo anterior, Obama reconoció que el escenario político en Washington no es el más propicio. De hecho, a solo meses de que concluya su segundo y último periodo presidencial, los legisladores del Congreso estadounidense han prácticamente descartado la votación para este año, haciendo peligrar su ratificación.

Legado del TPP
El TPP ha sido el acuerdo de más alto perfil que Obama ha perseguido durante sus dos periodos presidenciales. De acuerdo a sus palabras, este acuerdo concedería la oportunidad para liderar el camino en la construcción de normas de comercio, particularmente en asuntos vinculados al trabajo y al medio ambiente, tomar un rol de liderazgo en la región e impulsar la economía de Estados Unidos.

Junto al acuerdo TPP, el cual involucra a 12 países que incluyen a Chile, México y Perú, los avances de Obama también incluyen las negociaciones con la Unión Europea sobre la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, tras tres años de conversaciones los próximos pasos parecen más bien inciertos, pues diversos temas sensibles permanecen abiertos y sin resolución. Es más, las propias negociaciones están pasando por un delicado momento en el contexto europeo y estadounidense debido a un influjo antiglobalización que ha envuelto el escenario de las discusiones.

Presiones por ratificar
Oficiales de otros miembros signatarios del TPP han presionado a EE.UU. para solucionar sus problemas domésticos y aprobar el acuerdo. En Australia, el acuerdo ya ha sido presentado a la Comisión Mixta sobre Tratados, lo que lo deja un paso más cerca del Parlamento australiano. Japón, otro de los grandes del acuerdo, llevará a cabo hacia fin de mes una sesión extraordinaria en la que los legisladores podrían abordar el acuerdo.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, señaló a fines de agosto que enviará el acuerdo durante el segundo semestre de este año al Congreso para ser discutido y, eventualmente, aprobado.

En cuanto a México, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, destacó recientemente los beneficios de la ratificación del TPP para la economía mexicana y la posición estratégica en la que quedaría frente a Asia. 

22 Diciembre 2016
En el primer día de su presidencia, el 20 de enero de 2017, Donald Trump emitiría un aviso sobre la intención de retirar a Estados Unidos (EE.UU.) del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por...
Share: 
22 Diciembre 2016
Este 2016 marcó un hito en las relaciones internacionales, incluidas las de comercio. Fuimos testigos del proceso Brexit y del triunfo de Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos,...
Share: