Naciones Unidas firma plan de trabajo sobre biodiversidad entre preocupaciones sobre metas de 2020

23 Octubre 2014

Los delegados asistentes a la última Convención sobre la Diversidad Biológica cerraron dos semanas de reuniones este viernes 17 de octubre, acordando una serie de 33 decisiones encaminadas a mejorar los esfuerzos internacionales en torno a la conservación de la biodiversidad y su uso sostenible.

 

Cerca de 3000 delegados se reunieron para la 12º Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) a fin de abordar una gran variedad de asuntos, tales como el financiamiento para la conservación y planes de acción nacional sobre biodiversidad, acceso y distribución de beneficios relacionados al uso de los recursos genéticos, directrices para enfrentar la importación de especies foráneas en nuevos entornos y otros asuntos emergentes como la biología sintética.

Además de esta serie de decisiones, conocidas como “La hoja de ruta de Pyeonchang”, en honor a la ciudad en la cual se desarrolló el encuentro, una reunión ministerial de alto nivel se llevó a cabo hacia fines de la última semana, la que derivó en la Declaración Gangwon y que llama a vincular el trabajo de la CDB con el proceso de la Agenda de Desarrollo post 2015.

La conferencia en cuestión se desarrolló bajo un manto de preocupaciones respecto a los actuales esfuerzos internacionales sobre la conservación, aun cuando las partes ya habían acordado en 2010 un Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y las Metas de Aichi.

El lanzamiento de “La perspectiva mundial sobre la diversidad biológica 4” desglosa las metas acordadas en 2010, conocidas como las “Metas de Aichi”, en 56 elementos. De acuerdo a Naciones Unidas, del total solo cinco metas están en camino de cumplirse para 2020, 33 están progresando lentamente, 10 están paralizadas y 5 se mueven en la dirección equivocada.

En esta misma línea, el último informe del Fondo Mundial para la Naturaleza lanzado a fines de septiembre da cuenta de una drástica pérdida de biodiversidad a nivel mundial, señalando que entre 1970 y 2010 el planeta ha perdido la mitad de su vida salvaje siendo América Latina la región con mayores bajas en su vida silvestre (ver Puentes, octubre 2014).

Planes nacionales y fondos
Entre los temas de la agenda, se incluyó una revisión de los avances del Plan Estratégico y las Metas de Aichi. Los delegados discutieron los progresos realizados en torno a las estrategias nacionales y los planes de acción sobre diversidad biológica.

Al respecto, la decisión final insta a las partes a revisar y actualizar sus planes nacionales, mientras que se solicitó mayor apoyo en especial para los países en desarrollo, esclareciendo sus necesidades técnicas y científicas en esta área.

Entre los resultados de la Convención está un acuerdo para obtener los fondos necesarios para la implementación de un compromiso de ayuda para los países en desarrollo, menos desarrollados y pequeños Estados insulares en desarrollo sobre biodiversidad.

En cuanto a la movilización de recursos, la decisión llama al menos a tres cuartas partes de los miembros de la CDB a preparar planes financieros nacionales sobre biodiversidad para el próximo año, mientras que se alienta a las partes a movilizar toda clase de recursos financieros a fin de hacer frente a la brecha entre necesidades y fondos disponibles.

Protocolo de Nagoya
Entre los hitos de la reunión se cuenta la entrada en vigor del Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y la participación justa y equitativa de los beneficios que se deriven de su utilización. A la fecha, un total de 54 países ya lo han ratificado, entre ellos Honduras, México, Panamá, Perú y Uruguay por parte de América Latina. Otros países como Argentina, Brasil y Colombia solo lo han firmado.

Este instrumento busca establecer un marco legal vinculante para determinar cómo los usuarios, proveedores y grupos de interés acceden a los recursos genéticos y cómo los beneficios derivados de su comercialización se comparten con las comunidades que los proveyeron.

Precisamente, la semana pasada se avanzó hacia el establecimiento de un comité de cumplimiento que ayudaría a los países usuarios a desarrollar sistemas eficaces para garantizar que sus investigadores tengan permiso para acceder a los recursos genéticos de los países proveedores. También se fijaron en un anexo los procedimientos y mecanismos de cumplimiento, incluyendo la forma de evaluar los casos de incumplimiento.

No obstante, y aun bajo la insistencia de los países en desarrollo y los representantes de las comunidades indígenas, un defensor (ombudsman) para el acceso y distribución de beneficios todavía no ha sido creado. Sin embargo, sí se acordó que la Secretaría de la CDB pueda revisar información relacionada a casos de incumplimiento.

Especies exóticas invasoras
Un aspecto particular relacionado al comercio en el encuentro de Pyeongchang fue el acuerdo sobre las directrices para ayudar a abordar los desafíos que plantean las especies exóticas invasoras, fundamentalmente en relación con los intercambios de animales como mascotas para acuarios, como carnada viva o como alimento.

Varias formas de fauna y flora están cruzando cada vez más las fronteras para ser negociadas, encontrando hogar en hábitats foráneos y representando una amenaza para el equilibrio ecológico. Las nuevas normas voluntarias ayudarán a las partes a alcanzar la novena meta Aichi que solicita la identificación, el control y la erradicación de las especies invasoras para 2020.

Estas directrices llenan un vacío y ofrecen estándares que las autoridades nacionales competentes podrían utilizar para desarrollar los códigos apropiados de conducta en esta materia.

Biología sintética y bioseguridad
Entre los últimos asuntos que la CDB ha tenido que tratar está la biología sintética, un área de investigación sustentada por varios campos de la biotecnología y ciencias biomoleculares. Esto implica no solo la secuenciación de ADN, sino también su fabricación a partir de compuestos bioquímicos con el potencial de producir formas de vida sintéticas.

Las partes debatieron las diferencias entre la biología sintética y la modificación genética de organismos, cuestión también cubierta por otros instrumentos de la CDB como el Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad. Al respecto se plantearon preguntas en torno a la bioseguridad, así como si las entidades tienen la obligación de compartir los beneficios de un producto sintético que reproduce recursos genéticos.

Si bien los delegados no estuvieron de acuerdo sobre si la biología sintética es un tema emergente que la CDB debe abordar, los participantes acordaron establecer un grupo especial de expertos técnicos que ayude a evaluar cómo debe ser esto regulado.

Arrecifes de coral y biodiversidad marina
Entre las áreas más desafiantes que enfrenta la CDB está el trabajo relacionado con la conservación de los océanos y el daño al ecosistema marino.

Al respecto, la Secretaría de la CDB lanzó un informe que da cuenta de los impactos de la acidificación de los océanos en la biodiversidad marina, un fenómeno provocado por las altas tasas de absorción de dióxido de carbono, especialmente perjudiciales para los arrecifes de coral.

El documento sugiere que el cambio en la acidez podría causar daños de casi US$ 1 billón por año para 2100, en particular debido a la destrucción de los ecosistemas marinos que muchas comunidades dependen para subsistir.

La convención tomó nota de que no se alcanzará el objetivo de Aichi relacionado a los arrecifes de coral y decidió sobre las medidas prioritarias en esta área. Estas incluyen las solicitudes de la Secretaría de la CDB para organizar talleres de creación de capacidad en relación con las acciones de implementación, así como desarrollar un portal mundial para fomentar la colaboración técnica.

Biodiversidad para el desarrollo sostenible
En la Declaración Gangwon, los ministros invitaron a la Asamblea General de Naciones Unidas a considerar la integración de las metas de Aichi con la Agenda de Desarrollo post 2015. De hecho, la biodiversidad con referencia a objetivos de la CDB como la garantía de acceso y distribución de beneficios, la conservación de los ecosistemas y de los recursos marinos, entre otros, están incluidos en los borradores propuestos de la Agenda en los objetivos 14 y 15.

Mientras los delegados dejan Pyeongchang atrás, aún queda mucho trabajo por hacer. La próxima Conferencia de las Partes y las reuniones de sus protocolos se celebrarán en México en 2016.

 

Traducción y adaptación Puentes. “UN meet signs off on biodiversity roadmap amid 2020 target concerns”, Biores, 21 de octubre 2014.

22 Diciembre 2016
En el primer día de su presidencia, el 20 de enero de 2017, Donald Trump emitiría un aviso sobre la intención de retirar a Estados Unidos (EE.UU.) del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por...
Share: 
22 Diciembre 2016
Este 2016 marcó un hito en las relaciones internacionales, incluidas las de comercio. Fuimos testigos del proceso Brexit y del triunfo de Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos,...
Share: