Los contrastes en la competitividad de América Latina

21 Octubre 2016

El reciente Informe de Competitividad Global 2016-2017 del Foro Económico Mundial refleja la enorme diferencia que existe entre los países de América Latina y las áreas de oportunidades que se presentan.

 

El Informe resalta que luego de una década de fuerte crecimiento, el final del súper ciclo de las materias primas afectó el nivel de crecimiento de América Latina, lo que evidencia la magnitud de los retos en la competitividad de la región.

Chile se posiciona como el país más competitivo de la región en el puesto 33, seguido por Panamá que avanzó en la tabla desde el puesto 50 al 42. A continuación se encuentra México (51), Costa Rica (54), Colombia (61), Perú (67), Barbados (72), Uruguay (73), Jamaica (75) y Guatemala (78). El gigante latinoamericano, Brasil, se encuentra en el puesto 81, cerca Argentina (104) y Venezuela (130), el país menos competitivo de Latinoamérica de acuerdo al Informe.

El documento plantea que el factor principal de estancamiento es la disminución de la apertura de la economía global , mismo factor que afecta la competitividad de la región en general, aunque en diferentes niveles.

Chile, por ejemplo, destaca en su desempeño en salud y educación primaria, así como también en su estabilidad macroeconómica, factor que lo hace altamente confiable en el exterior. Los puntajes de los 10 países más competitivos a nivel global en todos los pilares que aborda el Informe se encuentran entre los 5,81 (Suiza) y los 5,44 (Finlandia) puntos, lo cual está por encima de la media de América Latina, cercana a los cuatro puntos. No obstante, al igual que el resto de la región, el país se encuentra muy rezagado en dos puntos indispensables para la competitividad: innovación y sofisticación de los negocios.

Panamá, por su parte, destaca una clara mejoría en la estabilidad macroeconómica y en el desarrollo del mercado financiero. Y aunque sigue por detrás de los principales países del ranking a nivel global en cuanto a innovación y sofisticación de los negocios, junto con Costa Rica lideran en la región con respecto a estos dos pilares. La corrupción y la ineficiencia burocrática del Gobierno, sin embargo, son un factor que traba la capacidad de hacer negocios en el país y requieren una urgente atención.

México ha mejorado seis posiciones desde el último informe, principalmente debido a mejoras en la eficiencia del mercado laboral, así como también se destacan mejoras en el mercado de bienes. El mercado laboral ha aumentado su flexibilidad y los incentivos, tendiendo un impacto positivo en el desempeño de los trabajadores y en el atractivo del país para nuevos talentos, al igual que las mejoras en el mercado financiero que aumentan la eficiencia del uso de los recursos de la población y aumentan el atractivo desde el exterior. Sin embargo, la educación primaria continúa siendo una clara debilidad del país.

Costa Rica mantiene un muy buen nivel tanto en educación primaria y salud, como educación superior. Se destaca el desempeño de la disposición tecnológica en el país, muy por encima del promedio latinoamericano, lo que demuestra la agilidad con la que la economía adopta las tecnologías existentes para potenciar la productividad de sus industrias.

Brasil cayó seis posiciones desde el último informe. Esto se debió al deterioro de los mercados de bienes, laboral y financiero. Por otro lado, desde lo institucional, la seguridad ha disminuido junto con la percepción de la calidad del sector de la administración pública. Aun cuando se han registrado algunas mejoras, la inestabilidad política y el hundimiento de las finanzas son todavía un impedimento para el crecimiento de la competitividad de la economía más grande de América Latina. Cambiar esta situación requerirá correcciones en la productividad, empezando por mejorar la estabilidad macroeconómica y afrontar las distorsiones de mercado que afectan el curso del mismo.

Colombia y Ecuador, por su parte, se mantuvieron en la misma posición que el año pasado con mínimos cambios en los pilares analizados por el Foro. La excepción estuvo marcada por el desarrollo del mercado financiero en Colombia, el cual tuvo un fuerte crecimiento que ha permitido un mayor acceso al crédito a un segmento más amplio de la población y que crea un importante estímulo para el crecimiento.

A pesar de un contexto político y económico más bien delicado, Argentina logró ganar dos posiciones con respecto al año. Esto debido a la innovación y a la sofisticación de los negocios. La calidad de las instituciones mejoró debido a mayor protección de la propiedad intelectual y a un marco legal más eficiente. Del mismo modo, se muestran señales de mejora en la calidad de la educación y la eficiencia de los mercados de bienes. Estos progresos vienen de la mano de un cambio de administración con un claro compromiso con la comunidad internacional y con el desarrollo económico a través del comercio.

Venezuela se ubica no solo último dentro de la región, sino que también entre los 10 países menos competitivos del mundo. Entre los pilares analizados en los que peor se posiciona destaca el de instituciones, elemento que no solo es clave para la competitividad, sino también para las decisiones de inversión y en la organización de la producción, al mismo tiempo que cumple un rol clave para el desarrollo sostenible y económico. Al mismo tiempo, considerando los escases de productos y de abastecimiento que ha caracterizado estos últimos años al país, Venezuela ha caído en el pilar que aborda la eficiencia del mercado de bienes, el cual mide la capacidad de las economías para producir de la mejor manera los productos y servicios dadas sus necesidades particulares de oferta y demanda, así como también asegura que estos bienes sean comerciados de la manera más efectiva dentro de la economía.

¿Qué se analiza?
El Informe de Competitividad Global 2016-2017 del Foro Económico Mundial analiza el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país que, en conjunto, establecen el nivel de desarrollo que el mismo puede conseguir. Este evalúa la situación que atraviesan 138 países por medio de los datos proporcionados por los Gobiernos e índices económicos globales, así como también varios índices desarrollados por el Foro. Sin embargo, más importante aún en la elaboración del informe son las encuestas realizadas a líderes de negocios alrededor del mundo.

Estas encuestas son una fuente de información única que captura la opinión de líderes mundiales en una gran variedad de temas con respecto a los cuales las estadísticas son poco confiables, desactualizadas o no existen en muchos países. En total, se han realizado 14.723 encuestas que reflejan la opinión de los ejecutivos de negocios.

El informe analiza 12 pilares entre los cuales se encuentran: instituciones, infraestructura, estabilidad macroeconómica, salud y educación primaria, educación superior y capacitación, eficiencia del mercado de bienes, eficiencia del mercado laboral, desarrollo del mercado financiero, disposición tecnológica, tamaño del mercado, sofisticación de los negocios e innovación.

En general, la región latinoamericana ha hecho progresos promedio en todos los pilares; sin embargo, la brecha con los países más competitivos es aún muy grande. La mayor diferencia existe en los pilares de innovación y sofisticación de los negocios, aunque también se encuentran grandes diferencias con respecto a infraestructura, instituciones y eficiencia del mercado laboral. Estos serían los sectores donde más tendrían que enfocar sus esfuerzos para mejorar en competitividad y así promover el desarrollo sostenible.

Más información:
“Los 10 países de Latinoamérica más competitivos y los 10 peores”, Pablo Petovel, septiembre 2016; “Informe Global de Competitividad 2016-2017”, Centro de Desarrollo Industrial, septiembre 2016; “La diversificación, clave para impulsar la competitividad en Latinoamérica”, WEF, septiembre 2016. 

9 Diciembre 2014
Miembros de la OMC acuerdan sobre Bali Miembros de la OMC suscribieron este 27 de noviembre pasado un conjunto de decisiones relativas a la implementación del Paquete de Bali . Esto podría inyectar...
Share: 
9 Diciembre 2014
El desarrollo y la transferencia de tecnología es una cuestión clave en el debate sobre las políticas de desarrollo económico. Aún con los esfuerzos para mejorar el entendimiento sobre el tema de la...
Share: