Avanzan las negociaciones del TTIP sobre cooperación regulatoria

15 Mayo 2015

La última ronda de negociaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos para un acuerdo comercial bilateral reportó avances significativos en cuanto a cooperación regulatoria y normativa, antes de la “revisión política conjunta”, la cual se llevará a cabo en el segundo semestre del año.

 

El encuentro tuvo lugar en Nueva York, Estados Unidos (EE.UU), entre 20 y el 24 de abril pasado, siendo la novena ronda formal de negociaciones para la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés), y la segunda desde que la comisionada para el Comercio de la Unión Europea (UE), Cecilia Malmström, y el representante comercial estadounidense, Michael Froman, anunciaron planes para un “nuevo comienzo” en las conversaciones (ver Bridges, noviembre 2014).

Uno de los avances más importantes durante la última ronda de negociaciones fue el acuerdo alcanzado por las partes para trabajar juntos en la elaboración de un texto consolidado en la transparencia y coherencia normativa.

De acuerdo a los negociadores, el principal objetivo del TTIP es armonizar las regulaciones y mejorar la cooperación en otras áreas, por ejemplo, en la de organismos genéticamente modificados. De este modo, los negociadores pretenden alcanzar una “compatibilidad regulatoria” en el sector automotriz, en productos farmacéuticos y dispositivos médicos, entre otros.

Próxima ronda: revisión sobre oferta de servicios
Las conversaciones sobre TTIP implican tres áreas principales en las que tanto EE.UU. como la UE buscan mejorar el acceso al mercado a través de tarifas, servicios y contratación pública.

El jefe negociador de la UE, Ignacio García Bercero, informó que las ofertas de servicios sobre acceso a los mercados serán intercambiadas durante la próxima ronda de negociaciones. Asimismo, señaló que “estas ofertas seguirían reflejando el compromiso destacado en la declaración conjunta emitida el pasado 20 de marzo relacionada a servicios públicos”.

En dicha declaración, Malström y Froman afirmaron que ningún acuerdo comercial que implique a cualquiera de las partes limitará a los gobiernos nacionales de proveer servicios básicos como agua, educación o salud, ni tampoco requerirá la privatización de servicios públicos (ver Puentes, abril 2015).

¿Existirá un capítulo energético?
Una de las preguntas pendientes en las conversaciones del TTIP es si las partes crearán un capítulo específico sobre energía y materias primas o si en cambio se incluirán las  disposiciones sobre dichos temas por separado en las partes pertinentes del texto del acuerdo.

La UE aboga por un capítulo como tal, argumentando que es necesario tanto para las relaciones bilaterales, como para el ámbito internacional.

Sin embargo, a pesar de no haber llegado a un acuerdo sobre el tema, García Bercero señaló que avanzaron significativamente en la última ronda de negociaciones con la discusión de todos los elementos que podrían ser sustitutos de algunas disposiciones específicas sobre energía y materia prima en el acuerdo final. 

Estos incluyen, por ejemplo, formas en las que un futuro acuerdo comercial facilitaría el acceso no discriminatorio y transparente de terceros a infraestructura de transporte, especialmente para tuberías, rutas de energía, redes de energía; o cómo aumentar la eficiencia energética a través de la cooperación regulatoria.

Tensión sobre los OGM
Durante la reunión, también se discutió sobre la propuesta hecha por la Comisión Europea de cambiar la legislación existente sobre los organismos genéticamente modificados (OGM), la cual le proporcionaría a los Estados miembros de la UE la libertad de decidir si se debe prohibir su uso en alimentos y piensos. 

El anuncio provocó fuertes críticas por parte de los representantes comerciales estadounidenses, quienes recordaron la diferencia ante la OMC en 2006 sobre la prohibición a nivel de Estado miembro sobre los productos genéticamente modificados, que la UE perdió. 

García Bercero defendió la medida sobre OGM, señalando que no intervendrá en el rol de la Comisión de autorizar las importaciones de alimentos y piensos modificados genéticamente, o su comercialización en la UE. Por su parte, el jefe negociador estadounidense, Dan Mullaney reiteró su inquietud sobre si los cambios propuestos por la UE están en línea con las décadas de antigüedad de sus reglas sobre el comercio.

Sin embargo, los negociadores encargados del TTIP informaron sobre la decisión conjunta de incluir la opción de no aplicación de la propuesta sobre OGM realizada por la UE.

Próximos encuentros
Bruselas será sede de la próxima ronda de negociaciones antes de finalizar el primer semestre del año, la cual será seguida por discusiones técnicas adicionales durante el periodo de verano.

De acuerdo a García Bercero, a pesar de no tener una fecha clara para alcanzar un acuerdo final, se espera un balance político sobre el avance de las negociaciones a principios de septiembre que, de acuerdo a sus palabras “daría la dirección para la siguiente ronda de negociaciones”.

Traducción y adaptación Puentes. “TTIP talks eye regulatory cooperation advances ahead of political review”, Bridges, 30 de abril 2015. 

15 Septiembre 2016
Este año, Perú ejerce la presidencia del Foro de Cooperación Asia-Pacífico. Puentes conversó con la presidenta del Comité sobre Comercio e Inversiones en Lima en agosto pasado para hablar sobre...
Share: 
15 Septiembre 2016
Se han pasado por alto importantes oportunidades para que el sistema comercial contribuya al combate contra el cambio climático. El Grupo de expertos de la Iniciativa E15 sobre Cambio Climático, en...
Share: