Argentina-China: una alianza clave para fortalecer la agroindustria

23 Mayo 2016

El Gobierno argentino se muestra decidido a ampliar el acceso de sus productos agropecuarios a China, con nuevas políticas para potenciar la agroindustria del país con las cuales busca atraer inversiones extranjeras directas al sector y aumentar el valor agregado de sus productos.

 

El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, Ricardo Negri, se reunió con altas autoridades del Gobierno chino entre el 3 y 5 de mayo, en Beijing, a fin de impulsar temas de interés prioritarios de la agenda bilateral en materia agroindustrial, enmarcados en el Plan de Acción 2012-2017 para la cooperación agrícola. Este forma parte del Plan de Acción Conjunta entre Argentina y China para el fortalecimiento de la asociación estratégica y abarca diversas áreas de mutuo interés.

El objetivo es fortalecer el proceso de modernización agropecuaria, salvaguardar la seguridad alimentaria y establecer mecanismos de intercambio de cooperación estables para la distribución de granos. En materia de pesca, por ejemplo, se acordó establecer un mecanismo de diálogo y alerta temprana que evite acciones de pesca ilegal en la zona económica exclusiva de Argentina.

Respecto a la biotecnología, otra de las áreas de interés, se destacó la importancia de sincronizar la aprobación de nuevos eventos transgénicos, con el fin de evitar disrupciones en el flujo comercial de granos y apoyar iniciativas binacionales de investigación y desarrollo en biotecnología agrícola.

Negri destacó en la reunión el carácter de socio estratégico de China para Argentina y manifestó la voluntad de la administración del presidente Mauricio Macri por continuar fortaleciendo la relación bilateral en materia de comercio, cooperación e inversiones en el sector agroindustrial.

Intereses de Argentina en el sector
La Presidencia de la Nación argentina destaca que en el encuentro en Beijing se resaltó la importancia que tiene para Argentina el servicio sanitario chino, pues se busca diversificar e incrementar las exportaciones de productos agroalimentarios argentinos a ese mercado. Se solicitó, por tanto, concluir pronto las negociaciones para el acceso a China de uvas de mesa, arándanos, arvejas, miel, carne ovina de la Patagonia y carne vacuna enfriada, tras haberse completado en gran medida los análisis de riesgo respectivos.

En materia de comercialización de granos, se busca que China incremente sus compras de aceite de soja, maíz, cebada y sorgo de Argentina. Al respecto, el viceministro de la Administración Estatal de Granos de China, XU Ming, señaló la conveniencia de que Argentina establezca un ambiente favorable para los negocios, ya que existe fuerte interés de empresas chinas comercializadoras y procesadoras de granos por invertir en el país.

Conversaciones con el sector agroempresarial chino
En el contexto de ampliar el acceso de los productos agropecuarios argentinos al mercado chino, el pasado 10 de mayo funcionarios del Ministerio de Agroindustria argentino se reunieron con representantes de Animal Husbandry Group –una de las principales empresas del Estado chino en agronegocios– y actores del sector privado para trabajar en un plan conjunto de cooperación.

Al respecto,  uno de los ejes de la reunión fue analizar cómo se trabajará en conjunto para abastecer la creciente clase media china y empezar a diferenciar los productos argentinos como marca país; considerándose los mercados de carne, alimento balanceado, alimento para mascotas y lácteos con valor agregado.

Por lo pronto, con el objeto de profundizar los trabajos que se desarrollan en el marco del Plan de Acción 2012-2017 sobre cooperación agrícola entre Argentina y China, las partes celebraran en julio la 6° Reunión del Grupo de Trabajo sobre Biotecnología y en septiembre la 2° Reunión del Grupo de Trabajo sobre Cooperación Veterinaria, ambas en la ciudad de Beijing.

Exportación de limones a Estados Unidos
El Servicio de Inspección de Salud de Plantas y Animales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (EE.UU.) publicó a inicios de mayo una propuesta de requisitos para habilitar el ingreso de limones del Noroeste Argentino. A partir de ese momento, comenzó un proceso de consulta pública por 60 días. Ante ello, el ministro de Agroindustria de Argentina, Ricardo Buryaile, señaló que “se trata de un hito muy importante en la batalla que viene dando la Argentina para volver al mercado norteamericano, cuando fuera cerrado en septiembre de 2001 por una disposición judicial”.

Según el Ministerio de Agroindustria argentino, el ente estadounidense realizó un exhaustivo análisis de riesgo, a partir del cual se determinó que los limones referidos son seguros desde un punto de vista fitosanitario para ingresar a EE.UU.

Este tema es uno en los que el Gobierno del presidente Macri colocó como prioridad en la agenda bilateral con EE.UU. Al respecto, reacciones contrarias a la inminente exportación argentina no se han hecho esperar. La asociación comercial vinculada al sector, California Citrus Mutual, ha comunicado su descontento por la decisión, calificándola de ilógica y ceñida a intereses políticos.

Argentina es el principal productor y exportador mundial de limones con 1.45 millones de toneladas producidas en 2015, de los cuales se exportaron 185.000 toneladas por un valor de US$ 165 millones, dos tercios con destino a la Unión Europea (España y Holanda) y a Rusia.

Nuevas políticas para potenciar la agroindustria
Tras la llegada de Mauricio Macri a la presidencia de Argentina, el Ministerio de Agroindustria de ese país rediseñó su política enfocándose en los conceptos de valor agregado, bioeconomía y una mayor llegada de los alimentos argentinos al mundo, por lo que se han adoptado una serie de medidas que buscan promover el comercio exterior de productos agroindustriales y atraer inversiones extranjeras directas en las áreas de producción, procesamiento y comercialización de granos.

Mediante el Decreto 640, del 2 de mayo de este año, se redujo desde el 20% a 15% el arancel que pagan las mezclas de aceites refinados que no contengan aceite de soja. En cambio, se aumentó de 15% a 27% para las mezclas o preparaciones no alimenticias, de origen vegetal, que contengan soja; esto para lograr un sistema equitativo de alícuotas.

El pasado 17 de diciembre se eliminaron los derechos de exportación aplicados por la gestión anterior a la mayor parte de los productos agroindustriales. Esta eliminación general incluyó los alimentos balanceados integrados mayoritariamente por harina de soja y permitió su exportación sin pagar derechos durante dos meses, hasta que a mediados de febrero, mediante el Decreto 361 subió de 0% a 20% el derecho de exportación para dicha posición arancelaria.

Con la aplicación de estas medidas, el Gobierno argentino busca generar desarrollo productivo e inversión; comenzando por solventar problemas estructurales para luego avanzar en propuestas que permitan transformar las materias primas, agregando valor para así poder alcanzar una mayor exposición y distinción de los productos argentinos en el mercado internacional.

Más información en:
Estimaciones agrícolas abril 2016”, Ministerio de Agroindustria, 21 de abril 2016; “El Gobierno argentino hizo cambios para dar “un shock de competitividad” y decidió “continuar” con los “precios cuidados”, Búsqueda, 18 de febrero 2016; “La política de comercio agrícola de Argentina y el desarrollo sustentable”, ICTSD, marzo 2015.

22 Abril 2008
Las diferencias en el seno del grupo de negociaciones agrícolas en productos sensibles y productos tropicales y erosión de preferencias, harán muy difícil que el Presidente pueda circular pronto un...
Share: 
22 Abril 2008
El Director General Pascal Lamy anunció que durante la semana del 5 de mayo dará comienzo al 'proceso horizontal'. No obstante, esas discusiones que tienen toda la prioridad y buscarán la conexión...
Share: